(aniversario) HISTORIA DEL ACERCAMIENTO ENTRE VATICANO Y CHINA

Hace cinco años con la elección del Papa Francisco empezaron las actuales negociaciones entre China comunista y el Vaticano que terminaron con el “Acuerdo Provisorio sobre nombramiento de obispos católicos en China”. El Acuerdo fue firmado el 22 de setiembre pasado en Pekín entre el subsecretario de relaciones exteriores del Vaticano en nombre del Papa, Antoine Camilleri, y el viceministro chino de relaciones exteriores Wang Chao. Para entender la importancia histórica del acontecimiento hay que recordar que el artículo 39 de la Constitución china establece que el culto y los entes religiosos no pueden depender de autoridades extranjeras, y sobre todo conocer la historia pasada de la Iglesia Católica en la China comunista.

Seguir leyendo

(Sínodo) participación del obispo Bodeant

“Los Jóvenes quieren vivir en coherencia con el Evangelio”

 

“Una de las necesidades mayores en los jóvenes de hoy es el ser escuchados, me encuentro muchas veces con jóvenes que no encuentran ese espacio en quienes tendrían que ser sus interlocutores, sus propios padres, su familia, sus profesores y pare que todo el mundo está sin tiempo para ellos”, lo dijo Heriberto Bodeant, obispo de Melo, este lunes 8 de octubre, al iniciar la Tercera Sesión de los Círculos Menores de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, dedicado al tema: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

Seguir leyendo

(Vaticano) luces y sombras del acuerdo con China

El acuerdo provisorio firmado entre la Santa Sede y China el pasado mes de setiembre ha generado diversas reacciones entre los católicos de todo el mundo. Uno de sus principales críticos es el Obispo Emérito de Hong Kong, Cardenal Joseph Zen Ze-kiun, quien dijo en enero de este año que “el Vaticano está vendiendo la Iglesia Católica en China”.

En virtud del acuerdo, el Papa Francisco “ha decidido readmitir en la plena comunión eclesial a los Obispos ‘oficiales’ ordenados sin mandato pontificio” que todavía no estaban en comunión con Roma, siete en total más uno fallecido en enero de 2017.

Según el p. Cervellera, especialista en asuntos de la Iglesia en Asia, “para los optimistas el acuerdo provisorio es ‘histórico’; para los pesimistas es el inicio del total mal vender la Iglesia al Partido Comunista” Chino. No hay que olvidar que el acuerdo fue definido como ‘provisorio’, sujeto a ‘evaluaciones periódicas’ y que se trata del inicio de un proceso y no de su fin.

Para Cervellera, tener al Papa reconocido por las autoridades chinas para el nombramiento de obispos, significa el “fin de la Iglesia ‘independiente’ tan anunciada en todos estos años y el reconocimiento que el ligamen con el Papa es necesario también con un obispo chino para poder ejercitar su ministerio”.“Según el acuerdo no será ya posible nombrar y consagrar a un obispo sin el mandato papal, aunque sí el gobierno o la asociación patriótica o el consejo de los obispos podrán proponer sus candidatos.

En cuanto a lo negativo, el P. Cervellera cuestiona: ¿Qué sucederá si el candidato propuesto por China no es aceptado por el Papa? Hasta ahora se habló de un poder de veto temporáneo del Pontífice: el Papa, debía dar las motivaciones sobre su rechazo dentro de 3 meses, pero si el gobierno evaluaba inconsistentes las motivaciones papales, habría continuado con el nombramiento y la ordenación de su candidato”.

“No conociéndose el texto del acuerdo, no sabemos si esta cláusula fue mantenida, si realmente el Pontífice tendrá la última palabra sobre los nombramientos y las ordenaciones o si en cambio su autoridad será sólo formal”, alerta.

El levantamiento de la excomunión

El P. Cervellera considera que esta fue una medida positiva “porque al menos, en principio, ayudará a los católicos chinos poder vivir más la unidad. Estos obispos excomulgados eran usados por la Asociación patriótica para dividir a la Iglesia, haciéndoles presenciar con la fuerza de la policía en las ceremonias de ordenaciones episcopales”.

“También hay que decir que varios han realizado un camino de arrepentimiento y desde hace años piden la reconciliación con Roma. La eliminación de las excomuniones no forma parte del ‘paquete del acuerdo’, sino que es un gesto de la Iglesia, si bien –quizás con astucia un poco ingenua– fue dado el anuncio de la reconciliación el mismo día de la noticia sobre el acuerdo”.

Como un aspecto del todo negativo, aparece la no mención a “la persecución que los católicos y todos los cristianos están soportando en estos tiempos” en China.

“Como los testimonian tantas veces en las noticias, en China son quemadas y destruidas tantas cruces, tantas iglesias demolidas, se arrestan a los fieles y a los jóvenes menores de 18 años les está prohibida la participación a las funciones religiosas ni a la educación religiosa”, lamenta el experto.

“Además hay obispos y sacerdotes que están desaparecidos en manos de la policía; obispos que están en arrestos domiciliarios; obispos no oficiales considerados como criminales; controles de todo tipo de vida de las comunidades. A todo esto se agregan las persecuciones a las cuales son sometidas las otras comunidades religiosas (budistas, taoístas, musulmanas), que manifiestan la visión negativa que China tiene sobre las religiones y su proyecto de asimilarlas o destruirlas”.

Sin embargo, concluye Cervellera, tomando como ejemplo el caso lituano, “si en el acuerdo, aunque provisorio, se ve un poquitito de positividad, entonces las celebraciones lituanas son un signo de esperanza: el comunismo, ‘el delirio de omnipotencia de aquellos que pretendían controlar todo’, no venció. Y esto hace esperar suceda también a China”.

(testimonio) 50 años de una verdadera primavera eclesial

Jorge Márquez
Queridos amigos, sin la intención de querer hacer “una ensalada con frutos diversos”, ni la de un estudio eclesiológico para el cual no estoy preparado, quiero compartir con ustedes esta mirada laical, libre, agradecida e integradora sobre el medio siglo de presencias, nacimiento de una y consolidación de otra, de la “Renovación Carismática” y de la “Teología Latinoamericana o de Liberación”, las dos grandes corrientes que renovaron, sin lugar a dudas, a la Iglesia Latinoamericana.

Seguir leyendo

(editorial) El Pan Nuestro de cada día

A la espera de un nuevo Informe de la FAO,  el último disponible, de hace apenas un año, muestra que el hambre en el mundo se ha disparado a 815 millones de personas, la mayoría de ellos niños y niñas. Las causas de tal aumento son varias, pero sobre todo se menciona el papel de algunos conflictos armados y del cambio climático. Lo que más impacta es que se trata del primer Informe luego de aprobarse la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Si de algo podemos estar seguros es que no hay desarrollo posible con gente hambrienta. A 70 años de la Declaración de los Derechos Humanos, y muy a pesar de los avances científicos y tecnológicos, la violación al derecho a la alimentación es una verdadera bofetada para las generaciones actuales, que aún produciendo mucho más que antes, continúan dejando fuera del banquete a los que más necesitan.

Para todas las personas, más allá de credos e ideologías, el tema de la hambruna es muy sensible. Para los cristianos, adquiere un significado especial: en aquel pasaje del Padre Nuestro –quizás el más “terrenal”-  Jesús nos invita a pedirle al Padrenuestro pan de cada día” (Mateo 6:11).  El plural es significativo: todos –y no algunos- debemos saciar nuestras necesidades más primarias. No es “dame”, sino “danos”. No es “mi pan” sino “nuestro pan”.

A partir de esa matriz comunitaria las consecuencias para el análisis son evidentes. Recurriendo a un documento de la Iglesia de hace algunos años, podemos decir que el hambre en el mundo supone un “reto para todos: la construcción de un desarrollo solidario”.

Efectivamente, “El hambre en el mundo. Un desafío para todos: el desarrollo solidario”, es un documento de mucha actualidad. Elaborado en 1996 por el Pontificio Consejo «Cor Unum » por indicación de Juan Pablo II en el marco del Jubileo del 2000, establece líneas de reflexión que tienen exacta aplicación para lo que sucede hoy en día. Por ejemplo, el llamado a abordar el campo de la economía y la política en orden a la dimensión trascendente de la persona, el reconocer que la principal fuente del hambre es la pobreza, o poner énfasis en el papel que le cabe a las políticas económicas y a las estructuras económicas injustas. En este punto, el Documento señalaba el triste papel que cumplen los reajustes estructurales, algo que en este momento está impactando seriamente a algunos países hermanos.

También dedica todo un capítulo a la economía solidaria, destacando el papel de iniciativas locales, cooperativas y comunitarias en la lucha contra la pobreza, actuando especialmente en el campo del acceso al crédito, de la seguridad alimentaria, de la producción sustentable e incluso de la reforma agraria.

En definitiva, la situación en el mundo nos obliga como cristianos a seguir orando para que todos gocemos del pan nuestro de cada día y al mismo tiempo seguir actuando para que el principio del destino universal de los bienes tenga resultados concretos entre los más necesitados.

(tema central): la beatificación bloqueada de Pio XII

Este año se celebrarán los 60 años de la muerte de Pio XII (9 de octubre de 1958). Llama la atención cómo su causa de beatificación iniciada por Pablo VI en 1965 haya quedado estancada. ¿Qué pasó?
Pio XII fue Papa desde 1939 a 1958 en momentos sumamente dramáticos de la historia y ha sido declarado “Venerable” en 2009 por el Papa Benedicto. Pero a causa de las duras protestas de los judíos que lo acusan a Pio XII de haber guardado silencio frente a la “Shoá” (el exterminio nazi del pueblo judío), el Papa Benedicto, comprometido en el diálogo interreligioso  con los judíos, retrasó su beatificación. En realidad Benedicto siempre defendió a Pio XII explicando cómo su aparente silencio en realidad era “para evitar lo peor y salvar el mayor número posible de judíos”.

Seguir leyendo

(entrevista) Matías Rodríguez, Director Nacional de Políticas Sociales, MIDES

Matías, en primer lugar nos gustaría que le contaras a nuestros lectores qué tareas le corresponden a la Dirección que tienes a tu cargo…

La Dirección Nacional de Políticas Sociales desarrolla dos  grandes funciones. Una vinculada a la coordinación de las políticas sociales, por supuesto que no concentra el conjunto de coordinaciones que desarrolla todo el  Ministerio de Desarrollo Social, sino que se encarga especialmente de la coordinación del Consejo Nacional de Políticas Sociales. Éste es un ámbito que reúne a todos los organismos que están vinculados al área social. Por este ámbito ha pasado la discusión y el diseño de los principales hitos de las políticas sociales en la última década, desde el Plan de Atención a la Emergencia Social hasta el primer diseño del Sistema nacional de Cuidados, pasando por el Plan de Equidad, las grandes reformas, los programas de proximidad, la Estrategia Nacional de Infancia y Adolescencia, el Plan Nacional de Juventudes y otro conjunto de hojas de ruta en materia de políticas sociales.

En la actualidad el Consejo se encuentra abocado a trabajar en torno a cuatro ejes: Convivencia, Programas de Proximidad, Plan de Primera Infancia y adolescencia y Complementariedad entre la Agenda Social y Productiva.  

Seguir leyendo

San Salvador: Los clamores de los pobres y la tierra

Queridos hermanos de Umbrales:

Bajo el lema “Los clamores de los pobres y la tierra nos interpelan” a 50 años de la Conferencia de Medellín, se desarrolló en la UCA San Salvador el III Congreso Continental de Teología organizado por Amerindia y la Maestría en Teología Latinoamericana de la UCA, con la asistencia de más de 600 hermanos/as de 18 países en un entorno muy especial y conmovedor, en tierra profética y sagrada por la sangre derramada de tantos mártires.

Seguir leyendo