MÉJICO: “CORRUPCIÓN INIMAGINABLE”

El semanario  de la arquidiócesis de Ciudad de Méjico, “Desde la Fe”, escribe en su editorial: “La corrupción en el país ha llegado a niveles inimaginables y ha hecho de la presente Administración una lucrativa empresa que enriquece ilícitamente a unos pocos. La violencia que está haciendo “metástasis” en todo el país es culpa de la corrupción y la impunidad de la clase política”.

ITALIA: MÚSICA SAGRADA

 

Un congreso de compositores en Roma ha denunciado la “borrachera de cantos carismáticos estilo san Remo y la urgencia de volver a cantar la Palabra de Dios en la liturgia. La música sagrada siendo culto a Dios debe ser santa, debe ser arte verdadera, debe ser universal y no está para alegrar a un grupo de amigos”.

REPÚBLICA CENTROAFRICANA: ALTO EL FUEGO

El 19 de junio 13 grupos armados que operan en ese país han firmado con su gobierno un alto el fuego en Roma, gracias a la mediación de la organización católica “Comunidad San Egidio” que trabajaba para esto desde el año 2013. Desde su independencia en 1960, el país ha padecido una sucesión interminable de golpes de estado, rebeliones, motines y violencia.

Uruguay: Encuentro anual de CRISTIANOS EN RED

El pasado sábado 9 de setiembre tuvo lugar el Encuentro Celebrativo Anual de Cristianos en Red. En la oportunidad, unos setenta delegados de organizaciones, redes y comunidades de la Iglesia Católica, se dieron cita en el Centro de Ex Alumnos salesianos Monseñor Lasagna.

Para este año el lema convocante decía “Los laicos y laicas nos comprometemos con una Iglesia en salida y en camino de conversión”. Fue ocasión por lo tanto, para trabajar en torno a tres preguntas:

  1. ¿Cómo nos imaginamos la Iglesia del futuro?
  2. ¿Cuáles deberían ser los roles de los laicos en el trabajo pastoral?
  3. ¿Cómo podemos contribuir como Red para ser Iglesia en salida?

    Seguir leyendo

Nunca sin el Otro – CHIARA BADANO: Santa a los 19 años

 

Fue beatificada en Acqui (Italia) el 25 de setiembre de 2010. Chiara era una joven normal, dulce y alegre; soñaba frecuentar la facultad de medicina con la intención de partir voluntaria para África y dedicarse a los niños enfermos. De familia muy católica,  cultivaba la espiritualidad de los Focolares, la devoción a Jesús Abandonado y su lema era: “Tener siempre a Jesús en el medio”. Renunciaba cada mes a algo “superfluo” para dárselo a algún necesitado y cultivarse en la caridad. Era una muchacha deportiva y tenía muchos proyectos cuando un día en un partido de tenis sintió un dolor muy agudo en la espalda y en el hospital se le detectó un tumor; tenía 17 años. Al enterarse exclamó dolida: “¿Por qué a mi?”. Pasaron  25 minutos de silencio interminable  y de oración a los que siguieron estas palabras: “Si lo quiere Jesús, lo quiero yo también”.

Seguir leyendo

(cultura) Pensamiento pedagógico latinoamericano:

El humanismo crítico del maestro Julio Castro

 

En agosto se cumplió el 40 aniversario de la detención y desaparición en dictadura de Julio Castro, figura de relieve en la historiografía del pensamiento pedagógico nacional, no solo por sus estudios críticos en torno a una educación rural de calidad y a la educación de adultos, sino por su permanente militancia social. Umbrales recuerda al pedagogo, filósofo de la educación, periodista y redactor responsable del Semanario Marcha retomando algunos de sus escritos, para seguir constatando el vigor y la vigencia de su aporte a la construcción de un modelo de acción pedagógica latinoamericana.

Seguir leyendo

TEMA CENTRAL: INTEGRISMO CATÓLICO

Acaba de publicarse un importante artículo por la “Civiltá Cattolica” del p. Antonio Spadaro y del pastor Marcelo Figueroa con el título: “Fundamentalismo evangélico e Integrismo católico”. El artículo se refiere de manera particular a los protestantes y católicos conservadores que han votado a Donald Trump en Estados Unidos, formando una nueva y extraña alianza. Objetivo de nuestro artículo es reseñar la historia y cómo se configura hoy el integrismo católico.

Seguir leyendo

editorial: DIÁLOGO EN LA IGLESIA

Hay algo nuevo en las redes sociales y medios, con respecto a la Iglesia. Muchas veces en nombre de “lo católico”, entendido como “tradicional”, hay personas que polemizan con dureza extrema y torpe en contra de los pastores y hermanos en la fe, sin exceptuar al mismo Papa. La agresividad verbal se ha instalado también en la Iglesia, polarizándola cada vez más. Se está dando el mismo tipo de rechazo hacia el otro o hacia el otro bando, tal como está dándose en la sociedad. Crece en nuestras sociedades, supuestamente adelantadas, un rechazo violento hacia el que piensa distinto, al que es de otra raza, religión, cultura, ideología y lo que más abunda es la falta de cultura política. En la Iglesia se advierte una profunda resistencia al Papa y a su magisterio que no proviene de los enemigos de la Iglesia, sino de dentro mismo de la Iglesia y muchas veces de personas muy religiosas, como en los tiempos de Jesús. Los nuevos doctores de la ley diariamente enseñan al Papa lo que debe escribir y cuando, sobre qué debe pronunciarse y como. Instrumentalizan a Benedicto (ejemplarmente fiel a su silencio) para criticar a Francisco. Los que eran más papistas que el Papa en otro tiempo, ahora lo reniegan. Como consecuencia de todo esto, el enfrentamiento entre las distintas corrientes en la Iglesia se agudiza. Es verdad que el Papa cuando opina de cualquier cosa en una entrevista sobre temas circunstanciales puede equivocarse, pero cuando enseña como Maestro de la Fe cumple con el rol recibido por Cristo y se le debe obediencia. En un reciente discurso sobre Liturgia, frente a las múltiples resistencias Francisco tuvo que declarar “con autoridad magisterial” que la reforma litúrgica del Concilio era “irreversible”. Se advierte un clima de malestar en la Iglesia por polémicas demasiado ácidas. El Concilio por primera cosa nos ha enseñado el camino del diálogo. El diálogo empieza con respetar a las personas. Dialogar no es simplemente hablar; es dejarse atravesar por la palabra del otro (en griego= dia-logos). No puede haber diálogo si uno se cree poseedor de la verdad, de toda la verdad y maltrata al otro. No es rendición sin condiciones, pero sí saber aceptar renuncias parciales. No es aflojar en los principios, pero sí saber aplicarlos a la realidad histórica. Es saber aceptar lo que hay de verdad en el otro y estar dispuestos a modificar ideas y conductas. La mentalidad dogmática no puede dialogar, no puede trabajar en equipo, no puede adaptarse a los tiempos. Lamentablemente vemos hoy como el mundo islámico no tiene el monopolio del integrismo y de la intolerancia.

BRASIL: EL PATRIARCA DE LOS POBRES

Murió a los 98 años el obispo negro de Brasil José Maria Pires el 27 de agosto pasado, coincidiendo con el mismo día y mes en que fallecieron Helder Cámara y Luciano Mendes, ambos camino a los altares. Pires fue arzobispo de Paraiba por 30 años. Participó del Concilio, firmó el Pacto de las Catacumbas; fue defensor de los derechos humanos durante la dictadura y promotor de las comunidades eclesiales de base. Su madre tenía sangre africana y gitana. Provenía de Minas Gerais donde había un alto porcentaje de población negra. Por ser una tierra rica en diamantes con muchas empresas mineras y grandes plantaciones de café  había cantidad de esclavos negros. No se avergonzaba de haber nacido en una familia muy pobre y andar descalzo por muchos años. Fue el primer obispo negro de Brasil y en un primer tiempo lo llamaban “dom Pelé”. Él que le cambió el apodo por otro, fue el obispo Pedro Casaldáliga ya que según él, Pelé no había hecho nada para los negros. Se lo empezó a llamar “dom Zumbi” por ser este uno de los líderes negros más famosos que lucharon por la libertad desde el “kilombo” (= comunidad) de los Palmares. Casaldaliga es justamente el autor de la famosa “Misa de los quilombos” y el primero que presidió esta Misa fue Pires. Este se quejaba de que “la Iglesia no fue suficientemente solidaria con los negros”; él mismo en el seminario había padecido discriminaciones. Promovió la inculturación de la Iglesia entre los afrobrasileros y decía: “para un europeo, cuando hay que orar hay que hacer silencio; nosotros alabamos a Dios con danzas y tambores”. Desde 1992 con la Conferencia de Santo Domingo y gracias a Pires, hubo un cambio en la Iglesia de Brasil. Cuando el Papa Juan Pablo II cerró el Seminario Regional del Nordeste y el Instituto de Teología de Recife, Pires recibió en su diócesis a unos cien seminaristas. Luchó por los sin tierra, sin techo, sin trabajo en la CPT, en el CIMI etc. Después de arzobispo, volvió a ser párroco en su tierra nordestina viviendo en gran pobreza. Seguía recorriendo el país y clamaba: “En la Iglesia falta hoy la profecía. Falta todavía mucho para poner en práctica el Concilio”. Lamentaba que los Sínodos fueran tan solo Consejos de Ancianos, que los Ministerio Laicales instituidos fueran tan solo para varones, que no se abrieran las puertas del ministerio ordenado a hombres casados. La Conferencia Episcopal le pidió que se ocupara del movimiento de curas ya casados; pidió al Vaticano que concediera a quien quisiera, volver a ejercer el ministerio. Por su edad y por su bondad hacia los más humildes se lo llamaba “el patriarca de los pobres”.

COLOMBIA: ELN PIDE PERDÓN

La guerrilla todavía activa del ELN (Ejército de Liberación Nacional), fundada por un cura español fallecido en épocas de Camilo Torres, está ahora dispuesta a un cese del fuego en ocasión de la visita papal. Pidió tener un encuentro con el Papa; ya se están haciendo diálogos de paz con el gobierno en Quito (Ecuador). Lo más notable es que el ELN reconoció haber cometido un error al asesinar al entonces obispo de Arauca Jesús Emilio Jaramillo que será beatificado por el Papa en Villavicencio. La guerrilla pide perdón al pueblo colombiano y a la Iglesia; uno de los jefes de la guerrilla dijo que “una comisión, yendo más allá de las críticas que hacíamos al obispo que creíamos amigo de los militares, procedió a quitarle la vida”. Según él, hubo un congreso del ELN en su momento que calificó al hecho como un error e hizo un autocritica. Ahora quisieran hablar con el Papa para pedirle perdón por el asesinato de Jaramillo. También las FARC, que en nombre de los 8 mil ex guerrilleros y en un congreso multitudinario ya se organizaron en partido político con el mismo nombre pero con otro significado (Fuerza Alternativa Revolucionaria Colombiana), pidieron encontrarse con el Papa en son de paz. El portavoz del Vaticano Greg Burke aclaró que el Papa iba a Colombia apoyando el proceso de paz y reconciliación, pero que sus objetivos no eran políticos y en el programa no figuraban encuentros ni con las FARC o el ELN ni con la oposición, pero sí con las víctimas de la violencia. En Villavicencio habrá un Encuentro de Oración por la Reconciliación Nacional con un acto litúrgico en el cual habrá testimonios de víctimas y victimarios. Colombia es el séptimo país del mundo con más católicos (45 millones) y se espera una participación multitudinaria en los actos que serán resguardados por 36.600 policías y militares. El Papa, después de haber fracasado en reconciliar a Santos y Uribe, evitará entrar en la interna política ya que muchos católicos son uribistas y están en la oposición.