MARRUECOS: VISITA PAPAL

Mustapha Susi, hijo de un imán, se convirtió en un ‘apestado’ al confesar que no era musulmán. El Código Penal marroquí castiga el proselitismo de otra religión con seis meses de cárcel. elespanol.com

El Papa viajará a Marruecos del 30 al 31 de marzo próximo, invitado por el rey y la pequeña Iglesia local. Estará en Rabat y Casablanca. La monarquía musulmana de Marruecos es de signo moderado y el Papa quiere intensificar los encuentros con la religión musulmana. Hay libertad de culto en el país, aún si está prohibida la propaganda y el proselitismo; está prohibida la conversión de los musulmanes a otra religión. Marruecos cuenta con 32 millones de musulmanes suníes. La Iglesia Católica tiene dos arquidiócesis (Tánger y Rabat) dirigidas por dos obispos españoles. Antes de este viaje, el Papa viajará a Panamá del 23 al 27 de enero para las Jornadas Mundiales de la Juventud. Para 2019 hay viajes anunciados para Japón, Bulgaria y Rumania, Mozambique y Madagascar, pero no confirmados.

(cultura): “El Ángel”, película de Luis Ortega

¿Angel de la muerte, o joven frustrado por una sociedad enferma?

Puede pasar, si no se lee en profundidad, como una película más, como un “thriller” de acción. Aunque al estilo de los mejores “thrillers” o películas policiales, no abunda en mostrarnos chorros de sangre o cuerpos mutilados, como sí hacen las malas películas de acción, que disimulan con estos efectos truculentos un argumento deficiente o la mala actuación de los protagonistas.
Por el contrario el “horror” de la película es mostrar cómo la degradación personal de un chico terriblemente guapo y encantador, lo va transformando en un ser monstruoso, lleno de maldad, pero insensible ante la muerte que va sembrando.

Seguir leyendo

COLOMBIA: ELECCIONES Y PROCESO DE PAZ

Posconflicto en Colombia

En vísperas de elecciones, las que se desarrollarán el 27 de mayo, hay preocupación por el futuro del proceso de paz debido al ascenso inesperado del uribismo. Sin embargo la Iglesia se mantiene fiel a los Acuerdos. Como presidente de la Comisión Nacional para La Verdad, la Convivencia y la No Repetición, ha sido elegido un jesuita, el p. Francisco De Roux. Este tiene varios títulos académicos y en 2001 recibió el Premio Nacional de la Paz. La comisión que preside tiene origen estatal, pero no es una agencia del gobierno ni un tribunal encargado de juzgar a los protagonistas del conflicto; es un mecanismo extrajudicial para establecer la verdad de los hechos, reparar a las víctimas y reconciliar a los habitantes de los territorios que estuvieron en guerra. Se estudian crímenes como asesinatos colectivos, extorsiones, secuestros, desapariciones, despojo de tierras, desplazamiento forzado, reclutamiento de niños para la guerra. Forman la comisión personas independientes (5 mujeres y 6 hombres), que no pertenecen a ningún partido político y conocen desde adentro el conflicto. Su tarea durará tres años, trabajando en 26 regiones. Hay todavía disidentes de las FARC (más de mil) que siguen en armas y han ocupado los espacios dejados por los ex guerrilleros; en los últimos 21 meses han tenido 147 acciones violentas. Un problema grave que ha quedado también son las minas antipersonales, sembradas en todos lados. En los últimos 25 años ha habido 11.139 víctimas fatales. La Iglesia Católica puso en marcha un proyecto, con la ayuda de Cáritas alemana, para beneficiar a miles de mutilados y heridos y reducir el riesgo de accidentes en unos doce municipios (informe especial de El Tiempo). Por su parte el presidente Juan Manuel Santos estuvo en Asís (Italia) donde el año pasado recibió la Lámpara de la Paz, un premio que es llamado el Premio Nobel de la paz de los católicos y a su vez este año Santos  pasó la Lámpara a la canciller alemana Ángela Merkel. El 28 de junio se encontrará con el Papa, uno de los impulsores del proceso de paz en Colombia.

Saludo de fin de año

Una revista que pretende brindar contenidos de calidad en torno a temáticas de actualidad religiosa es aquella que ofrece a sus lectores una seria reflexión a propósito de los signos de los tiempos. En este sentido, diversos tópicos tales como el ecumenismo, los pobres y los excluidos, las minorías, la mujer en la Iglesia, el medio ambiente, las culturas, la economía, la paz y la no violencia, se relacionan dialécticamente y discurren por nuestras páginas junto a otros tantos asuntos eclesiales que merecen atención. Nuestra miscelánea apuesta a generar un ámbito de encuentro, pero también de debate. Queremos ser el puñadito de sal que se vuelca en todos los azucareros de la complacencia. No obstante, esta opción evangélica no tendría razón de ser sin la existencia de personas que se toman el tiempo para leer y comentar nuestros contenidos. Escribir para ustedes, con esmero y convicción, es la esencia de una misión que busca entregar, mes a mes, un proyecto cuidado y exigente. En virtud de ello, los saludamos con agradecimiento y con la esperanza de que este medio de comunicación en clave dehoniana siga siendo parte de sus intereses. Para el próximo año nuestro desafío será el mismo que siempre nos anima: presentarles artículos solventes y rigurosos cuya fuerza dé impulso a una corriente de pensamiento auténticamente cristiano y, por ende, a una actitud de conjugar la cercanía a Dios con la apertura al mundo y a la vida.

En Febrero volveremos con las entregas semanales de la revista; nos despedimos con un afectuoso saludo ante el próximo año 2018… ¡Felicidades!

Equipo de redacción de Umbrales.

Saludo para Navidad

Desde su fundación, Umbrales viene saliendo para brindar a sus lectores un material de apoyo para su apostolado y la vivencia de su fe.
También hemos querido ser un instrumento de Evangelización y de comunicación de buenas noticias. Buenas noticias que tienen que ver con el descubrimiento de la huella del Señor en la historia. Buenas noticias que nos hablan de cómo el Reino de Dios va creciendo en nuestra historia humana, transformándola en Historia de Salvación.

Y no es que ignoremos la maldad del mundo, la violencia que todavía hoy envuelve a la humanidad. Sin embargo, también somos concientes de la capacidad que tienen las personas de hacer el bien.
También vemos muchos signos de la presencia del Señor Jesús, nuestro liberador en el mundo, reflejados en tantas acciones de solidaridad emprendidas por creyentes, ateos, agnósticos… personas comprometidas. Parecen todos ellos ser distintos,  pero todos tienen un rasgo en común: creen en la capacidad del ser humano de hacer el bien, de vivir el amor y la justicia.

Somos testigos de una fe cristiana llena de alegría y esperanza, que cree que Dios nos ama tanto que ha querido plantar su morada entre nosotros. Que ha querido compartir nuestra vida, con sus alegrías, dolores, dificultades, oportunidades, crisis y esperanzas.
Nosotros creemos en Jesús, que se hizo carne para ser nuestro liberador, y para darle sentido a nuestra vida.

Gracias a todos los hermanos y hermanas que han confiado en nosotros, y que nos han apoyado siempre.

¡Feliz Navidad para todos!

Es el deseo del equipo de redacción de Umbrales

ITALIA: EL HERMANO HECTOR Y LIVATINO

La arquidiócesis de Milán abrió oficialmente la causa de beatificación de Hector Boschini, un Hermano religioso de San Camilo que murió en 2004, rodeado por el cariño y la admiración popular. No era sacerdote, pero su vida fue una vida entregada totalmente a Dios en el servicio de los sin techo, gente de la calle y vagabundos alrededor de la gran estación ferroviaria de Milán. Para ellos había abierto un Refugio en un túnel bajo los binarios de la estación central y allí acudía un montón de gente perdida. Allí trabajó por 30 años. Llevaba sobre su vieja FIAT 127 una gran imagen de la Virgen de Fátima, en nombre de la cual pedía ayuda a los vecinos. Dos grandes galpones fueron transformados en comedor y alojamiento con higiene para los “clochard” o “barboni”.

Seguir leyendo

LUIGI ACCATOLI: ¿DIVISIÓN EN LA IGLESIA?

Luigi Accatoli

Accattoli es un periodista y escritor católico, un muy apreciado vaticanista del Corriere della Sera y colaborador de “Il Regno”, que recientemente concedió una entrevista a LINKIESTA. En ella afirma: “Antes los Papas eran contestados desde la izquierda; ahora, con el Papa Francisco, desde la derecha. Y esto porque no defiende los “valores no negociables” y da mayor atención a la inmigración o al Islam. En realidad la Iglesia Católica no está más dividida que antes; simplemente ahora la división es más manifiesta. Hoy los que contestan al Papa llegan a usar un lenguaje torpe y hasta dicen que su elección no fue valida, que él  es inadecuado, ignorante, herético; y aún siendo pocos hacen mucho ruido. Como muchas veces sucede, cuando a uno no le agrada lo que dice el Papa, lo critica y cuestiona. Francisco no ha paralizado sus reformas ni reformado su lenguaje. La suya es una libertad de palabra sin antecedentes en los Papas de los últimos dos siglos; dice lo que piensa con toda libertad, aunque las reformas sean lentas. Sin embargo él cree urgente la reforma de la Iglesia y de la imagen papal. Francisco, al contrario de los que lo acusan, defiende la identidad y tradición de la Iglesia; baste recordar los continuos llamados a la confesión , a la devoción mariana, la religiosidad popular etc. Se lo considera revolucionario sobre todo en los enfoques socio-políticos, si bien no ha abandonado el magisterio tradicional en defensa de la vida y de la familia..; ha modificado las prioridades. Antes de Francisco las prioridades se daban en los valores éticos “no negociables”; ahora estos son equiparados a los valores sociales de la caridad, la solidaridad, los derechos humanos, la paz. Este cambio es aceptado por la gran mayoría de las organizaciones eclesiales y de la base practicante. Por otra parte hay un contagio positivo y progresivo ejercido por la persona del Papa Francisco en la Iglesia y fuera de ella. Si el colegio de cardenales se renueva, quizás en el próximo cónclave habrá otro Papa del Sur del mundo que llevará adelante, a lo mejor con más diplomacia, la obra de Francisco”.

VATICANO: LUTERO 500 AÑOS DESPUÉS

La figura de Martín Lutero fue el tema de un congreso en el Vaticano cuyo título era: “Una lectura de la Reforma Luterana en su contexto histórico y eclesial”. El congreso, que tuvo la participación de estudiosos católicos y luteranos, fue organizado por el Pontificio Consejo de Ciencias Históricas. El Papa Francisco agradeció la posibilidad de lograr “un estudio atento y riguroso para discernir y acoger lo que es positivo y legitimo de la Reforma, rechazando errores y pecados cometidos por ambas partes. Debemos liberarnos de los prejuicios hacia la fe que otros profesan, con un acento y lenguaje distinto. Un congreso de este tipo hubiera sido impensable no hace mucho tiempo”. El obispo luterano alemán Heinrich Strohm dijo que “Lutero se habría alegrado de todo esto”. En el congreso estuvieron presentes los mejores estudiosos de Lutero. Uno de ellos, Joahnnes Grohe dijo: “Han sido dados pasos gigantescos por parte de católicos y protestantes en los últimos cien años en el diagnostico de lo que fue la Reforma”. Dijo el p. Bernardo Ardura, presidente del Pontificio Consejo: “Hoy es posible relatar la historia en forma distinta y rigurosa, sin huella de rencores y prejuicios pasados. Es una historia honesta, sostenida por documentos, no para afirmar que todo lo que hizo Lutero fue algo bueno sino para comprender como y porqué sucedió la ruptura, siendo que al comienzo Lutero solo quería la reforma de la Iglesia. Hay muchos otros elementos para explicar el porqué se llegó a la ruptura, por ejemplo los factores políticos y muchos malentendidos profesando por ejemplo la misma fe con palabras distintas”. Dijo el cardenal Walter Kasper sobre el congreso: “Fue un llamado a la conversión , no solo de los individuos sino de las mismas Iglesias. Todos quieren la unidad, pero todavía existen diferencias, por ejemplo sobre los ministerios, en particular del papa y de los obispos. Hoy un ministerio papal en forma colegial y sinodal podría revelarse providencial. El Papa no es todopoderoso; tiene que tratar de mantener unida la grey, pero todas sus palabras y acciones no tienen valor absoluto”.

SCHICKENDANTZ: “NUEVO ROSTRO DE LA IGLESIA”

Francisco en su Mini4

Carlos Schickendantz es un reconocido teólogo argentino, de padre alemán, que enseña enla Universidad Hurtado de Santiago de Chile. Según él la llegada del papa Francisco al Pontificado “ha desplazado el centro de la Iglesia a las periferias. Es el momento de la Iglesia Latinoamericana y hoy los teólogos respiran”. El teólogo pide al Papa la que para él es la reforma más importante: la reforma del papado y la descentralización de su ministerio. Declara: “Que esta idea de la reforma de la Iglesia sea asumida por el mismo obispo de Roma es un salto cualitativo que se vivió en el momento del Concilio y ahora lo estamos viviendo de nuevo. La reforma de la Iglesia surge de abajo normalmente pero en este momento, igual que con el Concilio, se está promoviendo desde arriba. Se abren espacios de libertad que pueden ser muy creativos. Todos tenemos que entrar en esta dinámica en la que se puede conversar, discutir, discernir ensayar, corregir. Hasta hay gente que hoy desobedece públicamente al Papa, pero con esa misma desobediencia se está reformando el Papado. Si ya los que eran ayer tan papistas se atreven hoy a plantear dudas y a escribir en contra, ellos mismos están devaluando en cierto sentido la figura monárquica papal. Se trata de pensar hoy la figura del Papa como obispo de Roma en comunión con los demás obispos; para mi este es el núcleo de las reformas porque la sinodalidad, la revalorización de las Iglesias Locales y de las Conferencias Episcopales dependen de una reformulación del centro romano. La concentración de la Iglesia en la figura del Papa, aún si atractiva, revela cierta anomalía. No podemos caer en la papolatría que antes criticábamos. El obispo de Roma ha de descentralizar su ministerio para que crezcan las otras instancias eclesiales. El mismo  Francisco está pidiendo a los obispos más capacidad de iniciativa, admitiendo que él no puede resolver todos los problemas; por eso les ha pedido a los obispos de Brasil que le traigan propuestas valientes por la falta de sacerdotes. En una institución clericalizada como la que tenemos, Dios nos envía menos vocaciones para obligarnos a promover el laicado. Dios mismo reforma la Iglesia empobreciéndola, para que se aprovechen los carismas dormidos de cada creyente. El Papa también pide una Iglesia pobre para los pobres. Difícilmente se podrían mantener ciertos estilos de vida a nivel de Iglesia en las sociedades de  mayor bienestar como en Estados Unidos y Europa si tomáramos en serio el estilo de vida que propone el Papa. Muchos obispos viven todavía en palacios y la única pregunta es cuanto tiempo van a demorar para dejar eso. Empobrecerse voluntariamente es un testimonio nítido que deja mudos a todos. En la reforma de la Curia romana el Papa ha usado la palabra “corte” para apuntar a toda una forma de vestir y de tratar, a toda una cultura institucional. Hoy le toca a la Iglesia Latinoamericana ofrecer su estilo, su terminología, sus acentos, su teología, su pastoral. Después vendrá otra Iglesia, quizás la de África. La sensación de crisis eclesial es una sensación occidental. El Cristianismo crece a niveles muy importantes en África y también en Asia”.