(opinión): Educación que excluye

Me preocupa la habitabilidad de las instituciones. Quisiera  que fueran lugares donde los adultos actuemos como los mejores anfitriones de los  jóvenes, porque necesitan antes que nada sentirse queridos y  valorados en lo que son, antes que podamos tener con ellos un intercambio educativo. Por supuesto que luego vendrán la exigencia y las obligaciones. Pero es preciso reconocer en el otro siempre a un sujeto de derechos. Si quiero formar un adulto capaz de discrepar, debo reconocer su  rebeldía como un gesto sano y celebrable. Si como adulto me  habilito el  derecho a discrepar, debo  entenderlo en el  adolescente. Si yo puedo opinar sobre lo que hace el alumno, el alumno, que es tan sujeto de derechos como yo, también debe poder hacerlo sobre mi.  Me preocupa muchísimo seguir comprobando que cada vez que planteamos el tema de los derechos del niño o del adolescente haya un adulto que nos diga – con mirada acusadora “Pero…  qué pasa  con las obligaciones?”

Seguir leyendo

OPINIÓN: La levadura de los fariseos

Seguramente el discurso más agresivo de Jesús contra sus adversarios es la diatriba contra los fariseos, que leemos en Mateo 23, 1-38.

Es una denuncia muy vigorosa contra este grupo piadoso, que tenía una gran influencia en ese momento.

Jesús les ataca sin piedad mostrando sus contradicciones éticas, y su rechazo a la voluntad de Dios y su Reino, a pesar de su aparente cumplimiento de la Ley. (Cfr. Mt. 23, 1-38)

Seguir leyendo

(editorial) Un sueño de paz

El sueño de paz universal que se generó luego de las grandes guerras del siglo pasado y de la caída del muro de Berlín ha dejado por lo menos una herencia; y una herencia problemática: la creencia que existan soluciones globales para los problemas del mundo. Pensar mundial, actuar local: se decía, como que siempre hay algo que resolver a nivel macro, si queremos solucionar lo cotidiano. Las alternativas globales se pensaban necesarias frente a un poder que se veía, y es realmente, global.

Seguir leyendo

OPINIÓN: LAS OBJECIONES DE LOS OBISPOS

Luigi Accattoli es un prestigioso vaticanista de la revista “Il Regno” y se refiere en este artículo al malestar que hay entre el Papa y una parte del episcopado italiano. Ese malestar que el periodista va detectando en Italia, puede ayudar a comprender lo que pasa también en muchas otras partes. Accattoli después de haber descrito en un artículo anterior el contagio positivo que ha transmitido el Papa también en Italia para una nueva creatividad en la Iglesia a la luz del Evangelio y del Concilio, cita expresamente frases textuales de cardenales y obispos muy críticos del Papa, sin nombrarlos. He aquí algunas:

 

  • “El Papa reprocha, empuja a moverse, a salir; ¿pero adonde nos quiere llevar?. Me parece que tiene un juicio negativo sobre nosotros los obispos”.
  • “¿Qué quiere decir una Iglesia en salida? Es fácil decirlo; ¿pero, como?”.
  • “Muy bien los gestos de misericordia; ¿pero qué hacemos con la catequesis, los seminarios, las parroquias, las leyes civiles cada vez más lejanas del sentimiento cristiano?”.
  • “Ha detenido la campaña de los valores no negociables; ¿pero con qué la ha sustituido?”.
  • “Dice que no es justo excluir a quien está en situación matrimonial irregular, pero no modifica las reglas existentes y así nos pone en dificultad frente al pueblo”.
  • “Los fieles siguen diciendo: “El Papa ha dicho…”. El Papa habla pero no tiene en cuenta a los que estamos en la trinchera. Parece que no haya sido obispo”.
  • “En Amoris Laetitia  dice que el discernimiento de las situaciones personales debe darse según las orientaciones del obispo. No las ha dado el Papa, quizás porqué no las tiene y, ¿cómo podemos darlas nosotros?”.
  • “Esperábamos que el Papa nos dijera cuales servicios eclesiales pueden confiarse a los que viven en situaciones matrimoniales irregulares, y él (A.L.299) nos traslada el problema a nosotros”.
  • “En la reforma del proceso por los matrimonios nulos, ha puesto al obispo como juez único y ahora todos vienen, como si yo pudiera resolver todos los casos y además exigen un proceso breve. Si el discernimiento lleva a autorizar el acceso a los sacramentos, el proceso de nulidad no les importa más a nadie”.
  • “No sigue la praxis normal en el nombramiento de obispos y hace de su propia cabeza. ¿Qué garantía tiene de no equivocarse?”.
  • “¿Cómo puede amenazar la remoción de los obispos que no castigan la pedofilía del clero? El obispo es padre y debe encontrar la manera de ser un padre misericordioso”.
  • “Habla mucho de sinodalidad, pero después decide por su cuenta. Dice que hay que decentralizar, pero una concentración tan fuerte del gobierno en su persona nunca se vio”.

 

Luigi Accattoli, que es un laico católico, comenta: “Estos obispos temen lo novedoso, prefieren seguir en lo de siempre y el Papa hace bien en empujarlos. Papa Francisco no tiene quizás un proyecto orgánico alternativo, pero quiere dar respuesta a situaciones nuevas y se pone en camino, confiado en el Espíritu. Estos obispos no entienden que el Papa busca un reequilibrio en la predicación de la Iglesia que estaba demasiado desbalanceada a favor de lo valores morales y el Papa quiere poner al centro el primer anuncio, el Kerigma, sobre todo para llevar el Evangelio a los no creyentes. En cuanto a su temido autoritarismo, el Papa quiere darles más autoridad a los obispos pero hay que reconocer que la Iglesia Católica tiene un sistema de gobierno totalmente centrado en el Papa y es necesario que sea el Papa, también por las inevitables oposiciones, a promover los cambios. Se trata de temores inverosímiles y uno se pregunta como hayan podido crecer tanto. Creo que en la Iglesia no estamos acostumbrados a los cambios y al debate libre. En este sentido, todo un ejemplo ha sido el Concilio Vaticano II pero sus protagonistas son todos eméritos o difuntos. Hoy ni los obispos tienen memoria de esa época”.

Reflexiones ante los sucesos en el Barrio Marconi

Todos somos imprescindibles

Adolfo Ameixeiras

 

El 27 de mayo otra vez el barrio Marconi ocupó la primera plana. Los conflictos se profundizan, las brechas sociales se expresan cada día con mayor complejidad y crudeza. Como sociedad seguimos sin poder hacernos las preguntas pertinentes y aún estamos lejos de avanzar en pos de una sociedad integradora, que reconozca el valor de cada una de sus partes.

Hace años en un encuentro de teología en Caxias do Sul el sociólogo Norberto Curado de la universidad de Campinas  nos preguntó “¿cuántos jugadores integran un cuadro de fútbol en un partido?”. La respuesta unánime fue once. “Error”, nos dijo, “son dieciocho porque los suplentes también participan, presionan sobre sus compañeros para evitar salir y si entran en cualquier momento cambia el juego”.

Seguir leyendo

opinión: ¿REFORMAR? ¿RENOVAR? ¿REFUNDAR? Parte II

Hay y uno lo siente en la gente de Iglesia un deseo profundo de transformación y cambio que va más allá de lo estructural o lo espiritual, anida en el corazón del creyente el deseo de una comunidad más adaptada a nuestros tiempos veloces y de cambios profundos (Al decir del Cardenal Martini en un reportaje la Iglesia está atrasada 200 años). En charlas o debates se siente “esto no daba para más” o “¿cuanta hipocresía?” y lo que es peor: “cuanta mentira histórica que la hemos aceptado como verdad sin más”. Algunos entendidos hablan de desconocimiento de la historia o lo que es peor: “mala fe”.

Seguir leyendo

(Editorial) Interactuar con la información

La esperanza de la Redacción de Umbrales es que este editorial sea leído, así como los otros artículos, por los mismos lectores que cada mes abrían la revista impresa para tomarse un tiempo de reflexión. Y ojalá otros lectores se sumen a nuestros lectores, gracias a este medio.

Umbrales retoma su servicio, buscando ser una voz de esperanza en nuestra Iglesia y nuestro mundo: en realidad, como se puede haber constatado, ya en los meses de diciembre, enero y febrero pasados, hemos publicado noticias y artículos, señalándolos en las redes sociales. Es decir: hasta se mejoró el servicio. Pero esto no depende solo de la redacción. En buena medida depende de los lectores y de la cultura que entre todos promovemos.

Seguir leyendo

(opinión) De papa Francisco, reformas y otras yerbas… “En la parte está el todo”

Hay un clamor que viene ganando terreno en la Iglesia Católica hace muchos años y que es difícil precisar su contenido real, pero está en la atmósfera y se lo siente como parte integrante de la comunidad cristiana. Hay algunos que hablan de clamor contra el Gueto en el que plantean un olvido sistemático y vertiginoso de los postulados del Vaticano II. Por otra parte no es necesario ser muy despierto para darse cuenta que la Iglesia Católica hace unos cuantos años vive en su interior una crisis bien profunda de credibilidad. Es llamativo ver como los colegios “Católicos” o que educan en la fe cristiana son maquinas de expulsar cristianos de la fe. Ejemplos y testimonios sobran de gente que te dice: “yo fui a un colegio católico y ahora no quiero saber nada con la fe o la práctica religiosa”.

Seguir leyendo