(editorial) LOS ESCÁNDALOS Y EL PUEBLO DE DIOS

El papa Francisco goza de una popularidad en la Iglesia y de una simpatía entre los no creyentes por su testimonio evangélico, quizás solo comparables con las que había para con Juan XXIII. Sin embargo, asistimos a una oposición al interior de la Iglesia sin precedentes y que inunda las redes sociales. Hubo hasta intelectuales católicos negacionistas que pusieron en duda la validez de la renuncia de Benedicto y la asunción de Francisco…

Seguir leyendo

(editorial) ¡MIREN CÓMO SE AMAN!


Esta era la impresión que tenían los paganos de las primeras comunidades cristianas, según atestigua Tertuliano (+222), uno de los más antiguos escritores cristianos. Mirando hoy a la Iglesia quizás podría decirse: “¡miren cómo se pelean!”. Las que no hace mucho tiempo atrás no eran más que diferencias entre conservadores y progresistas (se decía que un coche necesita del acelerador y del freno), ahora se han transformado en guerra abierta, como entre bandos enemigos. Inclusive hay una oposición frontal al papa Francisco, un cuestionamiento de su enseñanza y de su acción, con un lenguaje nada respetuoso y a veces agresivo y violento.

Seguir leyendo

(editorial) Ese don de fraternidad…

CEPRODIH, pesebre viviente, 2019

En este último Editorial del año es inevitable darnos una vuelta por los matices y claroscuros de 2019. Sin dejar de mirar al tiempo futuro, seguimos con la misma propuesta desde nuestra fundación, allá por los años noventa. Ayer, hoy y siempre nos hemos ocupado de brindarles insumos para una reflexión que colabore a la asunción de nuevas perspectivas personales y colectivas en favor del discernimiento cristiano con espíritu crítico.
A lo largo de todo el año escribimos columnas sobre la Economía de Francisco, redactamos temas centrales sobre Espiritualidad y ciclos sobre literatura en lenguas indígenas. Realizamos entrevistas a comprometidos actores sociales y pastorales, compartimos notas sobre cultura en clave de derechos y dimos a conocer retratos inspiradores junto a biografías de gente excepcional por su entrega al bien común. Nuestras Catequesis abonan un lenguaje religioso sencillo para que alcance a todos nuestros lectores.
Las noticias que les brindamos día a día se nutren de fuentes poco visitadas en el circuito de los medios de comunicación masivos y por eso mismo, ustedes pueden informarse aquí de acontecimientos casi siempre ignorados. Nuestra opción ha sido visibilizar distintas realidades con un enfoque integral e integrador. Nunca sin el otro y a la luz del carisma dehoniano. Así interpretamos el Sínodo de la Amazonia, el mensaje de Greta, la Iglesia y sus crisis, lo que el Papa nos dice. Por todo ello, asistimos a los hechos sociales y políticos de nuestro continente siguiendo bien de cerca los procesos vitales de la sociedad.
El proyecto Umbrales, siempre divergente, siempre abierto a Dios y cercano al pueblo, subraya la dimensión de la fraternidad que refleja el rostro del Cristo Hermano, cercano, acogedor, generoso. Ese don de fraternidad es lo que queremos ofrecer como revista para la construcción del mundo de hoy como Iglesia en salida. Nuestras páginas quieren ser un estilo de habitar y comprometerse con la justicia y la paz. Por eso, cada línea que escribimos para ustedes es una exigencia de trabajar sobre nosotros mismos. Solamente de esta manera, encontramos el sentido de nuestra Misión.
Muchas gracias a quienes leen Umbrales, a quienes siguen apoyando y compartiendo este proyecto; esperamos reencontrarnos por aquí en Febrero de 2020.
¡Que tengan una Feliz Navidad!

(Editorial) Más y mejor democracia para solucionar los problemas de la democracia

Los acontecimientos políticos en nuestro continente nos obligan a un análisis sereno y al mismo tiempo contundente sobre los alcances y límites de nuestras aún débiles democracias. Las enormes movilizaciones en Chile, el “golpe de Estado” en Bolivia,  la polarización política de Argentina o más aún, de Brasil reforzada por la reciente libertad de Lula da Silva, la crítica situación en Ecuador, Perú o Venezuela, el regreso de la violencia política en Colombia, son solo algunas de esas expresiones más recientes.

Seguir leyendo

(editorial) PROBLEMA ECOLÓGICO, TEMA ÉTICO

Muchos católicos se extrañan de que se dedique un Sínodo de Obispos a tratar un tema como la ecología, partiendo de la realidad pastoral de la región amazónica. También se han extrañado de que el papa Francisco dedicara toda una encíclica a ese tema en “Laudato sii”, por tratarse de un tema supuestamente “profano” en el que la Iglesia no tendría competencia. Lo mismo pasó antes, cuando el papa Juan XXIII escribió una encíclica sobre la paz mundial (“Pacem in terris”) y Pablo VI sobre la justicia con los países subdesarrollados (“Populorum progressio”).

Seguir leyendo

(editorial) ¿CRISIS  EN LA IGLESIA?

Se dice que hay crisis en la Iglesia. Con la palabra “crisis”, que no es negativa, se define etimológicamente un momento decisivo de la vida o de la historia que puede ser para mejor o para peor. Hubo tantos momentos difíciles y crisis en la historia de la Iglesia, las que en general con la ayuda de Dios la han llevado a purificarse y a corregirse. El Cristianismo no es nunca una realidad plenamente realizada. Los que llegan a hablar hasta de “decadencia” de la Iglesia, es porque tienen una idea ilusoria de un pasado, de una edad de oro de la Iglesia, que nunca existió.

Seguir leyendo

(editorial) BIBLIA Y PEQUEÑAS COMUNIDADES

Uno de los fenómenos pastorales más importantes y positivos en América Latina después del Concilio ha sido la difusión de las Comunidades Eclesiales de Base y cómo, sobre todo a través de ellas, la Biblia ha vuelto a manos del pueblo. La Iglesia Latinoamericana ha optado para que las parroquias fueran redes de pequeñas comunidades, las que llamó “de base” para que fueran realmente insertas en los medios populares y periféricos, y los pobres fueran sus protagonistas.

Seguir leyendo

(editorial) Por un mundo más justo y más solidario

Albert Parsons: “dejen que se escuche la voz del pueblo”, Chicago, 1886.

Se acerca un nuevo 1º de Mayo y el acontecimiento siempre es propicio para instalar en el debate la temática del trabajo y el empleo. Algunos comentaristas han expresado que a nivel internacional ya se han dejado atrás las repercusiones de la crisis del 2007 – 2008. Una década después de tal sacudón, sin embargo, el Informe anual sobre los salarios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que en la mayoría de los países del mundo, los trabajadores aún no han alcanzado los valores de entonces. De hecho, en el último año el crecimiento del salario real (el precio del salario descontado la inflación) ha sido el más bajo de la última década, situándose en 1,8%.

Uruguay en medio de este panorama destaca por la evolución favorable de su salario real. En la región latinoamericana, es el segundo país que mejor ha visto evolucionar el salario de sus trabajadores en la última década, solo por detrás de Panamá. Por contrapartida, cuando el Informe analiza el grado de inequidad en la distribución de esos salarios, Uruguay sigue formando parte del grupo de países más inequitativos entre los de altos ingresos, tristemente encabezado por Chile. Los países del norte de Europa, sobre todo los escandinavos, siguen siendo los más equitativos, incluso cuando se compara por sexo.

También resulta preocupante que en los últimos cuatro años se hayan perdido cerca de 50 mil empleos. Efectivamente, los datos oficiales indican que el punto más alto en el número de personas empleadas en el mercado de trabajo fue 2014. A partir de entonces, se reduce la cantidad de personas con empleo. En 2018, por ejemplo, se perdieron unos 10.000 puestos de trabajo.

Sin bien la tasa de desempleo del país se encuentra a niveles muy por debajo de los existentes con la crisis de 2002, o claramente por debajo de los niveles exhibidos en los años 90s, lo cierto es que el actual 8,4% de desempleo está dos puntos por encima de lo que teníamos en 2011 (el mejor desempeño de las últimas décadas) lo que revela el principal problema que afecta en el día de hoy a nuestros hermanos y hermanas en lo referido a la temática laboral.

Recordemos la centralidad que el trabajo tiene en nuestras sociedades contemporáneas. A través del mismo no solo obtenemos una renta para satisfacer nuestras necesidades, sino que además construimos identidad, nos integramos socialmente y accedemos a otros beneficios como los vinculados al sistema de seguridad social.

Como nos lo recuerda la aún vigente Encíclica Laborem Exercens, escrita por Juan Pablo II en 1981, “mediante el trabajo el hombre no sólo transforma la naturaleza, adaptándola a las propias necesidades, sino que se realiza a sí mismo como hombre, es más, en cierto, sentido, se hace más hombre”.

Desde UMBRALES, como todos los años, nos unimos al coro de voces que celebran el Día Internacional de los Trabajadores/as recordando a los mártires de Chicago y reclamando por un mundo más justo y más solidario. Lo hacemos convencidos que ese trabajo que abrazó el mismísimo Jesucristo, nos hace más humanos y a la vez más cercanos a Dios.

(editorial) BIENAVENTURADOS LOS TERCOS

El 13 de marzo el papa Francisco cumplió su sexto año de pontificado. De estos seis años el último de ellos ha sido marcado por la crisis de los abusos de menores por parte de muchos líderes de la Iglesia. Estos hechos han paralizado provisoriamente una especie de primavera de la Iglesia que se venía dando con Francisco. Estos líderes que buscaban defender la reputación de la Iglesia antes que a las víctimas, terminaron por desacreditarla profundamente.

Seguir leyendo