ITALIA: BARCO EN ALTA MAR

A un barco con 629 inmigrantes africanos se lo dejó flotando en el mar Mediterráneo por la prohibición de entrar en los puertos italianos y europeos. Pareció repetirse el drama del “Exodus” con judíos que huían de la persecución de Hitler y ningún puerto les permitía entrar. Hasta que finalmente España se declaró dispuesta a respetar las leyes internacionales en materia de crisis humanitarias y ofreció el puerto de Valencia, mientras el barco vagaba sin rumbo en el mar con situaciones sanitarias muy graves. El cardenal de Valencia Antonio Cañizares ofreció todos los recursos a disposición (parroquias, colegios, ONG, redes sociales) de la Iglesia para asistir a los inmigrantes del Aquarius, aún con cientos de personas sin papeles a bordo. Por otro lado el p. Mussie Zerai escribía al ultraderechista ministro del interior italiano Matteo Salvini: “Me apelo a su conciencia de hombre y padre: sea más humano porque cada decisión suya cae sobre la carne viva de seres humanos”. El sacerdote eritreo desde hace años se dedica a salvar vidas humanas en las aguas del Mediterráneo. Salvini acusa a Europa de cerrar a los inmigrantes, pero es un gran amigo de los gobiernos nacionalistas de Polonia, Hungría y República Checa que no han aceptado ni un inmigrante. El cardenal Gianfranco Ravasi en su tweet puso simplemente la frase del evangelio de san Mateo: “era extranjero y no me habéis recibido”. Hubo una avalancha de insultos contra el cardenal en las redes sociales: “que se tome él a los inmigrantes en el Vaticano”; “saquemos la ayuda económica a la Iglesia y con esa plata ayudemos a los africanos”; “que el cardenal se vaya misionero a África”; “que se invierta la plata del Vaticano en los inmigrantes”; “eran ustedes pedófilos y no los han arrestado”… Son las frases menos vulgares. Salvini, que se considera católico, dijo actuar siguiendo las enseñanzas de Cristo. La Comunidad San Egidio pidió al nuevo gobierno “seguir fiel a los principios de humanidad para salvar vidas en peligro de una muerte ya sea en el mar como en el desierto africano de miles de personas y proteger sus derechos fundamentales”. Al mismo tiempo invitó a los países de Europa a “tomar sus responsabilidades y hacerse cargo cada uno de una cuota de prófugos. Su acogida es necesaria, independientemente del estatus migratorio que tengan, también por la preocupante caída demográfica en toda Europa”.

IRLANDA: UN VOTO CONTRA LA IGLESIA

El voto mayoritario a favor de la despenalización del aborto (65%) en un país donde el Catolicismo es dominante (78,3%) ha llamado a reflexión. La Iglesia ha perdido seguramente credibilidad por los escándalos sexuales. Hay que recordar que se crearon 5 comisiones de la verdad para estudiar abusos sexuales de sacerdotes desde 1975 a 2004 y se recogieron dos mil testimonios contra sacerdotes. La arquidiócesis de Dublin tuvo que pagar gran parte de los 1,5 billones de euros por encubrimiento y en concepto de reparación. Hasta se creó un Consejo Nacional por la Salvaguardia de los niños en la Iglesia Católica debido a sus muchos centros educativos. Hoy cada parroquia o centro tiene un encargado para prevenir abusos y denunciarlos.

Pero la falta de credibilidad se debe también a que ya muchos católicos pasan por encima de  las enseñanzas de la Iglesia. La enseñanza de la Iglesia, tal como se propone, sobre sexualidad, matrimonio, anticoncepción, homosexualidad, divorcio, cuestiones de género ya no hace mella; no convence. En 2015 se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo con el 62% de aprobación. Se habla en contra de la misoginia oficial de los obispos y de su pastoral conservadora y trasnochada. El obispo Vincenzo Paglia de la Pontificia Academia de la Vida culpa al hiper individualismo de la sociedad europea que se olvida de los derechos de los más débiles desde los no nacidos hasta los inmigrantes, pasando por la eutanasia que se practica cada vez más. “La lógica del individualismo lleva a eliminar al otro para salvarse a sí mismo”, dijo. Tampoco se supo prevenir y encauzar la secularización, que ya llegó para quedarse. En Irlanda hace dos décadas el 90% participaba de la Misa dominical. Lo que entró en crisis es un modelo tradicional de Iglesia. Ya no sirve el peso de la tradición o del poder que tuvo antaño la Iglesia sobre la sociedad. En este contexto, se espera con ansiedad la visita del Papa que estará en Irlanda en agosto para la Jornada Mundial de las Familias.

ITALIA: TEMAS QUE QUEMAN

La llegada al gobierno de partidos xenófobos, nacionalistas y neofascistas en uno de los países más católicos de Europa, también ha causado estupor. Italia junto a Irlanda , Portugal y Polonia es uno de los países menos secularizados de Europa y él que tiene más católicos practicantes. Para algunas encuestas, sin embargo el 53% de los italianos está en contra de los musulmanes, por incompatibilidad con la cultura y los valores nacionales. Los católicos, y aun los más practicantes, piden la reducción de los inmigrantes. Son datos recientes de Pew Research que afirma que en 15 países de la Unión Europea el 91% de la población está bautizada, pero la mayoría no se siente parte de la Iglesia. Hasta en los países más católicos como España solo el 21% frecuenta alguna vez la Iglesia; en Francia el 19%. En un país católico como Polonia los católicos se han alienado con el nacionalismo más cerrado en contra de los inmigrantes. La masividad de la llegada de refugiados africanos a Italia en constante crecimiento, por las guerras y el hambre en el norte de África, sembró el miedo en gran parte de la población italiana. Esto hizo que partidos de derecha, que se autoproclaman defensores de la civilización occidental y cristiana, lo aprovecharan para su propaganda discriminatoria, acusando a la Unión Europea de desidia por dejarlos solos frente a la aluvión africana. Por su parte Cruz Roja Internacional advirtió por boca de su presidente Francisco Rocca que “cualquier decisión política que ponga en riesgo vidas humanas es inaceptable. No podemos quedar en silencio mientras sigue ahogándose gente en el mar”. Solo en el fin de la última semana de mayo han muerto 110 personas en el mar Mediterráneo. La Conferencia Episcopal Italiana se ha declarado dispuesta a colaborar con el nuevo gobierno poniendo dos condiciones: “no salir de la Unión Europea sino reforzarla; no reducir la inmigración a una mera cuestión de policía o de gasto público”. Reconocen que en el tema inmigrantes “no se puede dejar sola a Italia; es un tema que tiene que ver con toda Europa y debe resolverse en un marco internacional con la colaboración de todos”.

LEONELLA SGORBATI: EL MAL DE ÁFRICA

La hermana Leonella Sgorbati ha sido beatificada el 26 de mayo en Piacenza (Italia). Era una Misionera de la Consolata de 65 años, asesinada en Mogadiscio (Libia) el 16 de setiembre de 2006 mientras trabajaba en un hospital. Era enfermera y formadora de agentes sanitarios. Con ella mataron también a un musulmán que la acompañaba. Había adquirido ella también lo que llaman el “mal de África”: 36 años de entrega misionera en Kenia y Somalia. Poco antes de su muerte había dicho: “Pienso que haya una bala con mi nombre escrito”. En Somalia había sido impuesta la ley islámica de la Sharia. Las cuatro hermanas que se dedicaban a los enfermos del hospital y a los chicos de la escuela, podían salir a la calle solo si acompañadas. Pero nunca pensaron en dejar el país. Leonella les demostraba a sus alumnos de enfermería con el Corán en la mano que lo que les enseñaba no iba en contra de su fe. “Hoy nuestra luz se ha apagado”, dijeron los estudiantes después de su muerte, aludiendo a su carácter alegre y esperanzador.

“solo tengo un derecho: amar con todo el corazón”

Dice la hermana Renata Conti: “Era una persona muy normal. Su humildad la llevaba a hacer el bien sin ruido. Hemos descubierto su espiritualidad leyendo sus diarios”. Su pobreza llamaba la atención: tenía tan solo dos hábitos y dos pares de zapatos. Cuando la asaltaron, ella miró en la cara al que lo mató y lo reconoció. Algunos se habían puesto a perseguir el asesino, pero ella suplicó: “No lo maten, es tan solo un pobre muchacho” y murió repitiendo tres veces: “perdono, perdono, perdono”. El día antes de su beatificación se celebraba el Día Internacional de África. Es un continente con 1.200 millones de personas; su producto bruto interno equivale al 1,5% del total mundial. Tiene las mayores riquezas naturales del mundo, explotadas en forma indiscriminada por las multinacionales. De los 50 países más pobres del mundo 40 son africanos, según afirma la organización católica española “Manos Unidas” que habla de “expolio” del continente. 228 millones de personas pasan hambre. 300 millones no tienen agua potable ni saneamiento. El 50% de las mujeres no saben leer ni escribir. Como media, sus países importan el 25% de los alimentos que consumen.

LA MASACRE DE GAZA

Cáritas Jerusalén

Según los obispos católicos de Tierra Santa “la masacre de Gaza (más de cien muertos y miles de heridos) podía ser evitada si las fuerzas israelíes hubieran usado instrumentos no letales”, en vez de balas contra piedras. Pidieron los obispos “poner fin lo antes posible al sitio impuesto a dos millones de palestinos en la Franja de Gaza. El traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén es otra decisión unilateral con respecto a la ciudad santa de Jerusalén que no  contribuye al avance del proceso de paz. Jerusalén ha de ser una ciudad abierta a todos los pueblos por ser el corazón de las tres grandes religiones monoteístas. No hay ningún motivo que pueda impedir a la ciudad ser capital de Israel y Palestina. Esto debe lograrse a través de la negociación y el respeto recíproco”. Estas fuertes palabras responden a un comunicado de los obispos difundido el 15 de mayo. Efectivamente Israel ya empezó a tomar medidas para hacer cada vez más difícil la presencia en Jerusalén de las iglesias cristianas congelando cuentas bancarias, imponiendo impuestos sobre propiedades eclesiásticas…; se quiere hacer de Jerusalén una ciudad judía y que sea la  exclusiva capital de Israel. Frente a la masacre de Gaza solo Estados Unidos en la ONU respaldó fuertemente a Israel y el episcopado de aquel país apenas se pronunció tibiamente. Mientras tanto Cáritas Jerusalén dijo en su comunicado: “Estamos horrorizados frente a esta violencia contra los palestinos que protestaban por la embajada USA. Apoyamos el derecho a la protesta no violenta. La situación de Gaza es insostenible. La electricidad solo funciona cuatro horas al día, el agua es contaminada en muchas partes, los recursos médicos se están agotando. A la mayoría de los dos millones que viven en la Franja no se les permite salir de esa pequeña área y los jóvenes viven sumidos en el desempleo y la desesperación. El cierre de la frontera con Israel y Egipto limita severamente la importación de bienes de primera necesidad así como las exportaciones. Pedimos a la comunidad internacional un rol más activo en la mejora de la grave crisis humanitaria que se vive en Gaza”. Todas las Iglesias han protestado contra la colonización judía de Cisjordania y Jerusalén Oriental, la discriminación de los palestinos en Jerusalén, las arbitrarias detenciones, la resolución reciente de construir 2.500 viviendas para israelíes en territorios palestinos.

ITALIA: POLÍTICOS CRISTIANOS

En Italia el 9 de mayo se celebró el Día de la Memoria, en recuerdo del asesinato hace 40 años de Aldo Moro, eminente hombre político y ferviente cristiano. Después de 55 días de cautiverio fue encontrado muerto en el furgón de una camioneta, ametrallado por las Brigadas Rojas. La familia de Moro rechazó los funerales de estado para el ex jefe de gobierno, acusando al gobierno de la época de no haber hecho lo necesario para salvarlo. El papa Pablo VI que fue su amigo y confesor, impulsó negociaciones secretas y escribió una famosa carta  pública que empezaba: “Hombres de las Brigadas Rojas, les suplico de rodillas..”, pidiendo su liberación. Al final de los funerales presididos por el cardenal Ugo Poletti, el Papa Pablo VI dirigió una desgarradora oración a Dios pidiendo por Moro, “hombre bueno, manso, sabio, inocente y amigo”. Conocía a Moro y sabía de su fe y profunda vida cristiana desde los tiempos en que pertenecía a la Juventud Católica Universitaria (FUCI), de la cual Montini era asesor espiritual. Moro era hombre de misa diaria e intensa oración. Antes de morir le fue concedido la visita de un sacerdote que lo confesó. En sus últimas cartas a la familia desde la cárcel clandestina así se expresaba: “Sean fuertes y recen por mí. No quiero quejarme y acepto la voluntad de Dios. Siento una ternura infinita para ustedes. Manténganse unidos en mi recuerdo. Volveré a ustedes de otra manera. Mientras lo dejamos todo, queda el amor. He comprendido en estos días lo que significa unir nuestros sufrimientos a la cruz de Cristo para la salvación del mundo”. El mismo día 9 de mayo se celebró también el Día de Europa en toda la Unión, en recuerdo de la Declaración Shuman que promovía por primera vez una Europa unida y reconciliada después de una guerra feroz. También Robert Shuman, que fue jefe de gobierno de Francia y uno de los fundadores junto a otros dos grandes católicos Alcide De Gasperi y Konrad Adenauer de la Unión Europea, fue un eximio cristiano y su proceso de beatificación se encuentra en la recta final. Murió el 4 de septiembre de 1963, hace 55 años. En la Europa actual, marcada otra vez por nacionalismos, populismos, racismo e intolerancias, estos  políticos cristianos marcan un camino y un ejemplo.

JERUSALÉN: LA PAZ CONGELADA

La decisión irresponsable de Donald Trump de trasladar la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalén después de 70 años, hizo añicos los acuerdos internacionales y costó la muerte de cantidad de gente en los confines con la Franja de Gaza. Se abrió además la embajada en plena “Línea Verde” que es zona neutra desde 1948, desafiando a la ONU y alejando cada vez más la posibilidad de los dos estados de Israel y Palestina. Frente a esta política criminal el Vicario Pastoral de Jerusalén y Palestina, obispo Jacinto Boulos Marcuzzo dijo: “Hoy todos los cristianos de Jerusalén, todas las Iglesias cristianas y todos los palestinos estamos unidos en el dolor. Esto no nos lleva a la paz, sino en la dirección opuesta. Ya no hay ninguna esperanza de llegar a una tregua. La decisión de Trump va en contra de la historia, en contra de la justicia y el bien de nuestros pueblos”. La respuesta del lado palestino no se hizo esperar, con una rebelión que causó el 14 de mayo pasado más de 60 muertos y unos dos mil heridos. Hasta una niña de nueve meses se ahogó por los gases lacrimógenos. La masacre efectuada por Israel suscitó la indignación y condena internacional. Amnesty International habló de “repugnante violación de las normas internacionales y de los derechos humanos”. Pax Christi condenó “el uso desproporcionado de la fuerza contra gente no armada”. Según la ONU el estatus final de Jerusalén debe ser resuelto en negociaciones directas entre Israel y palestinos, con el objetivo de los dos estados. La ONU había pedido que no se abriera ninguna embajada en Jerusalén. Ya en diciembre del año pasado la decisión de Trump fue condenada en la asamblea de la ONU por 128 países (9 apoyaron a Estados Unidos y 56 se abstuvieron o no participaron). Jerusalén Oriental (o la Ciudad Vieja), habitada principalmente por palestinos, necesita un estatus especial porqué ha sido anexada arbitrariamente por Israel en 1967 y porque allí conviven tres religiones con sus lugares más sagrados. Los cristianos tienen dos barrios y en uno de ellos está el Santo Sepulcro. El barrio musulmán contiene la famosa mezquita de Al Agsa y la zona judía incluye el Muro de los Lamentos. La decisión del presidente Trump fortalece a Israel en su política expansionista y a Arabia Saudita, aumentando la inestabilidad y la violencia en Oriente Medio.

ALEMANIA: DESAFÍO DE LA INTERCOMUNIÓN

El card. Willem Eijk

El Papa apreció el “compromiso ecuménico” de los obispos alemanes en su tentativa de hacer posible en determinados casos acceder a la Eucaristía a los matrimonios mixtos, pero les pidió “encontrar un consenso posiblemente unánime”. Las cuartas partes de los obispos habían aprobado un posible documento favorable en este sentido y redactado por la Conferencia Episcopal, pero siete obispos (entre ellos un cardenal) recurrieron a Roma. El papa Francisco en su afán de descentralizar la Iglesia, había afirmado en Evangelii Gaudium (n.32) la posibilidad de que las Conferencias Episcopales tuvieran “también alguna auténtica autoridad doctrinal”. El tema salió a la luz por la cantidad de matrimonios entre católicos y protestantes que hay en Alemania. De los 60 obispos presentes en la asamblea de comienzos de año, 13 habían votado en negativo. La carta de los siete afirmaba que no se trataba de una cuestión pastoral sino de la fe y unidad de la Iglesia, y por lo tanto de un tema no sujeto a votaciones. A los siete, se le ha unido también el cardenal Willem Eijk, arzobispo holandés de Utrech; él considera que la respuesta papal a los obispos alemanes es “absolutamente incomprensible”. En un artículo en el National Catholic Register el cardenal afirma: “La práctica de la Iglesia Católica se basa en su fe y no está determinada por los votos de la mayoría o de una votación unánime. El Santo Padre debería haber dado directivas claras, basadas en la doctrina y en la práctica de la Iglesia”. La intercomunión (es decir la posibilidad de recibir la comunión para el esposo o la esposa no católica) es posible con los ortodoxos, cuando no hay posibilidad de acudir a un ministro católico, porque concordamos con ellos sobre los sacramentos de la reconciliación y la eucaristía; no así con los protestantes. Lo que nos une es el bautismo, el elemento principal de unión entre todos los cristianos.

CONFERENCIAS EPISCOPALES: PUENTES DE SOLIDARIDAD

Venezolanos en Boa Vista, Roraima (Brasil).

Ocho Conferencias Episcopales de América del Sur, todas las Cáritas del continente y otras organizaciones humanitarias apoyadas por el Vaticano, han lanzado el 7 de mayo una campaña titulada: “Puentes de Solidaridad”. Se proponen ayudar a los emigrantes venezolanos dispersos en el sur del continente a raíz de la crisis humanitaria en Venezuela. La Iglesia se compromete a ofrecer alojamiento, comida y orientación jurídica a los emigrantes, la visa y la posibilidad de empleos para que puedan enviar a los suyos lo necesario para vivir. Se los ayudará en su partida, viajes, llegada y eventual vuelta a la patria. Colaborará el Dicasterio vaticano del Desarrollo Humano Integral. Del programa podrán beneficiarse también emigrantes de otros países; y también pueden colaborar en la ayuda otras Conferencias, como la española. Actualmente las ocho Conferencias son las de Brasil, Colombia, Ecuador, Chile, Perú, Bolivia, Paraguay, Argentina. El proyecto tiene dos años de duración. Esta movida ha sido impulsada por el Papa debido a un fenómeno inédito, masivo y dramático en América del Sur. Según la Organización Mundial de Migraciones en dos años (de 2015 a 2017) 900 mil venezolanos dejaron el país para desplazarse en varios países de América Latina y un millón y medio en todo el mundo.

ALEMANIA: DEBATE INTRAECLESIAL

Una delegación de cardenales y obispos alemanes se reunió en el Vaticano el 3 de mayo para dialogar sobre la posibilidad en determinadas ocasiones del acceso a la Eucaristía para esposos o esposas no católicos de un matrimonio de religión mixta. El Papa los invitó a Roma porque en febrero la Conferencia Episcopal alemana había anunciado un documento con una serie de pautas para permitir la comunión de cristianos evangélicos casados con fieles católicos. El anuncio fue hecho por el cardenal Reinhard Marx, presidente de la Conferencia al concluir la asamblea general de los obispos alemanes del 19 al 22 de febrero, luego de un extenso debate donde la mayoría se declaró de acuerdo. Pero a comienzos de abril siete obispos alemanes enviaron una carta al Vaticano (a la Congregación de la Fe y a la de la Unidad de los Cristianos) para que aclararan si ese asunto podía ser decidido por una sola Conferencia Episcopal o si requería una decisión de la Iglesia Universal. Entre los siete obispos se encuentra el cardenal Rainer Marie Woelki de Colonia. La carta fue enviada sin una consulta previa a la Conferencia Episcopal el 22 de marzo. De la delegación participaron los dos cardenales de Munich (Marx) y de Colonia (Woelki), 4 obispos y el presbítero secretario general de la Conferencia; de la Curia Romana representantes de las dos Congregaciones con el cardenal Kurt Koch y el arzobispo Luis Francisco Ladaria a la cabeza. La propuesta era para situaciones particulares de quienes en un matrimonio mixto quieren vivir su matrimonio plenamente, luego de un atento discernimiento conversando con un sacerdote o ministro laico. Se debía garantizar “una grave necesidad espiritual de recibir la Eucaristía en la fe de la Iglesia Católica”. “Es por otro lado sabido que ya eso ocurre en la práctica; tenemos que darle un fundamento seguro”, dijo el obispo Franz-Joseph Bode, vicepresidente de la Conferencia Episcopal.