HANS KUNG: EL TEÓLOGO REBELDE

retrato de Kung, en primerisimo plano. su rostro esta bien arrugado, usa lentes y conserva su mirada clara. su cabello no es tan frondoso, pero se mantiene. como casi siempre, viste de traje. tiene una sonrisa minima, casi una muesca.Murió el famoso sacerdote teólogo suizo Hans Küng, en Tubinga, a los 93 años. Fue uno de los grandes teólogos del Concilio junto a Rahner, Ratzinger, Congar, Chenu, etc. Más tarde fue suspendido de la enseñanza teológica por Juan Pablo II por haber cuestionado el dogma de la infalibilidad pontificia. Sus libros tuvieron gran difusión y fueron traducidos en unos 30 idiomas.

Seguir leyendo

(catequesis de adultos): RESUCITÓ de ENTRE los MUERTOS

primer plano de las manos de Cristo Resucitado. muestra las palmas hacia arriba, se aprecian las heridas casi sanadas
“Jesús ya vivía más allá del tiempo y del espacio”.

Se dice que nunca nadie ha vuelto del más allá. Efectivamente, en este mundo vivimos como una vida intrauterina, y al salir del útero materno y nacer a una nueva vida ya es imposible volver atrás. Pero al nacer la criatura a la nueva vida, sigue siendo ella misma, con su identidad propia; así pasará con nosotros. Jesús para demostrar que esa nueva vida existe, se hizo “ver” por sus discípulos.

Seguir leyendo

Al despuntar el alba

fotograma de Magdalena que está en la puerta abierta del sepulcro, un brazo toca la piedra. tiene la mirada perdida hacia un costado, porque ha escuchado "mujer por qué lloras". es jesús resucitado que está afuera, unos metros más atrás. su cuerpo no tiene ninguna herida y lleva los lienzos blancos de la sepulturaAquel día todo fue silencio, un sábado de muerte; lo que habíamos vivido el día de ayer era inhumano, el corazón roto, la garganta apretada, el silencio perpetuo. Los hombres habían cerrado las cortinas de la casa por miedo a aquellos que nos estaban buscando para apresarnos y seguramente correr la misma suerte que Jesús…

Seguir leyendo

“Y a tí una espada te atravesará el corazón”

fotograma en primer plano de María y Juan al pie de la cruz. juan sostiene a maría, que se toma de su brazo. los dos miran impactados hacia la cruz, aunque ésta no se ve. al fondo se ven tres personas, dos son guardias armados. los rostros de los discípulos están sutilmente iluminados.Era temprano, y el Templo estaba colmado de personas, que iban y venían. Nosotros con José habíamos llevado a Jesús, para cumplir el rito de presentarle a nuestro hijo al Señor. A las afueras del Templo se encontraban los comerciantes que vendían aquellos animales que las personas ofrecerán en Sacrificio. Yo me quedé con el niño en los brazos, mientras José se acercó a comprar un par de tórtolas…

Seguir leyendo

El silencio de Dios

vista de la cruz vacía, un lienzo cuelga doblado sobre ella. atrás un cielo con nubes y brillo de solCon el diario del lunes, el sábado santo muchas veces pasa desapercibido. Como el viernes después del Vía Crucis ya estamos pensando en el asado de Pascua y ¡en el chocolate! claro está, muchas veces ese día-sandwichito lo usamos para hacerle un Rosario a María (que nunca viene mal), y pasear un poco con la familia, aprovechando el fin de semana largo. Un plan para nada desechable, la verdad. Sin embargo, este silencio de Dios que habita en el sábado santo tiene mucho que decirnos.

Seguir leyendo

Berenice… la Verónica

fotograma que muestra a jesús y la verónica enfrentados. jesús lleva la corona de espinas y está visto desde atrás. la verónica mira a los ojos a jesús, que ha caído. ella está muy triste, a punto de llorar. su cabello es largo y oscuro, usa trenzas.
“No llores por mí”

Muy temprano, al despuntar el alba, mi cuerpo cansado se arrastró desde el suelo y se intentó incorporar. Así, día tras día, sentía el movimiento de cada una de las partes de mi cuerpo como una tortura. Hace tanto tiempo había perdido las esperanzas, hubiera preferido la muerte, pero aquí estaba yo, Berenice, sin poder erguir mi espalda, sin poder mirar a otros a los ojos, sola con mi realidad estrecha que recordaba que mi suerte estaba echada, que Dios se había olvidado de mí, que yo no tenía la bendición de Yahvé.

Seguir leyendo

Después de Betania…

pintura con la mujer que unge los pies de Jesús. su rostro apoyado sobre el empeine y con sus largos cabellos envuelve el pie. está de ojos cerrados. a un costado se ve el frasco vacío
Unción de los pies.

Después de Betania, todo adquirió un nuevo significado. En el momento en que la hoguera se apagó y Judas salió de la escena, todos nos quedamos en un profundo silencio. Algo atravesaba nuestras gargantas, como si las cuerdas vocales se hubieran atrapado y no pudiéramos expresar ni un solo sonido. La casa seguía llena de olor a nardo, y la intimidad de ese encuentro nos hacía permanecer en un momento íntimo, era fácil recordar otras situaciones en que Jesús se había dado el tiempo de compartir con cada uno y con cada una, historias de un a tú a tú, que había cambiado toda nuestra vida.

Seguir leyendo

CATEQUESIS DE ADULTOS: PASIÓN Y MUERTE DE JESÚS

imagen parcial del rostro de un actor representando a Jesús. Lleva corona de espinas, con lastimaduras sangrantes. Mirada clara hacia el frente. fondo neutro, como de una pared.Los cuatro evangelios coinciden fundamentalmente en los relatos históricos de la pasión y muerte de Jesús: captura de noche, huida de los discípulos, proceso judío, negaciones de Pedro, proceso romano, crucifixión y sepultura. Al llegar a Jerusalén desde Jericó y al bajar del Monte de los Olivos, mirando la ciudad Jesús lloró. En Mt 23,37 exclama: “¡Cuántas veces quise reunir a tus hijos como la gallina reúne bajo sus alas a los pollitos, y tú no quisiste!”. Y a continuación advierte: “La casa les quedará desierta”.

Seguir leyendo

¿Y tú quién dices que soy yo?

Ante las múltiples respuestas que dan los apóstoles a la pregunta de Jesús sobre qué piensan los demás de quién es él, Jesús lanza una pregunta personal y colectiva, Marta en el evangelio de Juan también confesará que es el Mesías (el elegido) el hijo del Dios vivo.
Estas palabras en la contemplación del día a día nos marcan.

Seguir leyendo

El Nacimiento y la Luz

Psicología y Espiritualidad

Leonardo BUERO(1)

La imagen es autoría de Jackie Paullier

La Navidad, en estas latitudes, llega junto a una serie de sensaciones (perfume a jazmines, calor, reuniones familiares) que evocan sentimientos. Sin embargo, esto nos distrae un poco. Más en este año cargado de incertidumbres, que nos desafió tanto (y por ende “gastó” mucho de nuestra energía física y emocional).

La Navidad, como tiempo “psicológico” nos recuerda que más allá del final de año y del cansancio acumulado, aún existe la posibilidad de que nazca algo nuevo en nuestra alma-pesebre.

Seguir leyendo