ARGENTINA: “DEVUÉLVANNOS LA MISA”

Es una campaña orquestada por grupos integristas de España que se ha difundido también en Argentina y Brasil, dirigida a los obispos con el lema: “Devuélvannos la Misa”. Es una implícita acusación a los obispos de cobardía frente a los dictámenes del estado por la circunstancia de la epidemia. La campaña fue lanzada al mismo tiempo en las redes sociales de España, Colombia, Argentina, Brasil y México aprovechando la buena fe de los cristianos de a pie.

Seguir leyendo

ARGENTINA: LA AYUDA DE LA IGLESIA

Primer plano: el cura villero Juan Isasmendi.

En 17 templos de Buenos Aires dan la vacuna antigripal a personas ancianas sin cobertura médica. Otros templos fueron transformados en albergues para adultos mayores vulnerables, con ayuda de voluntarios parroquiales. Algunos de los edificios de la Iglesia (casas de retiro, parroquias con más espacio) han sido destinados para alojar ancianos solos o vecinos en cuarentena provisoria. Los hogares de Cáritas Buenos Aires están funcionando a pleno con sus 400 camas ocupadas por personas sin hogar. Cantidad de comedores entregan viandas y alimentos. Los merenderos de Cáritas se han transformado en comedores.

Seguir leyendo

ARGENTINA: INICIATIVA ECUMÉNICA

Bajo el lema “Seamos uno” surgió  una iniciativa interreligiosa para asistir a los que más sufren la crisis de la pandemia y el hambre. Se pretende llevar insumos a un millón de hogares (el 10% de la población), en total cuatro millones de personas que viven en la periferia de Buenos Aires y conurbano. El conurbano cuenta con más de 1.200 villas o asentamientos. Participan Cáritas Argentina, las Iglesias Evangélicas, la mutual judía AMIA, organizaciones religiosas, sociales y empresariales, organismos del gobierno.

Seguir leyendo

ARGENTINA: PRIMERA MISA EN EL PAÍS

En una carta al obispo Jorge García Cuerva de Río Gallegos el papa Francisco lamentó que se hayan suspendido los actos públicos en Puerto San Julián (en la actual provincia de Santa Cruz) con motivo de la celebración de los 500 años, el primero de abril, de la primera misa celebrada en suelo argentino. Animó a “no dejar de rememorar ese sentir eucarístico que solo el Señor puede enseñar”, pese a las restricciones necesarias por la pandemia.

Seguir leyendo

ARGENTINA: CURAS VILLEROS Y CUARENTENA

Los curas villeros de la zona metropolitana, acompañados por el obispo villero Gustavo Carrara, se encontraron con el presidente Alberto Fernandez, preocupados por las consecuencias de la cuarentena en los numerosos y extendidos asentamientos de la ciudad de Buenos Aires y cono urbano. Declaró el p.Pepe Di Paola: “Le dijimos que la paz social tiene mucho que ver con la ayuda alimentaria y económica que se brinde a los más pobres. Los pobladores de la villa viven en general de la changa diaria. Habiendo muchas veces hambruna en esos barrios, la gente sigue saliendo a trabajar por más que se exponga ella misma y exponga a otros”.

Seguir leyendo

ARGENTINA: CÓMO FINANCIAR A LA IGLESIA

Oscar Ojea, titular de la Conferencia Episcopal

Tras el enfrentamiento con el gobierno sobre el aborto ya en agosto de 2018, la jerarquía eclesiástica inició tratativas para renunciar, de forma gradual, al aporte económico del estado. Se quiere encarar un nuevo sistema de sostenimiento del culto católico para las 49 diócesis del país, desvinculándose del estado. Se trata de la difícil tarea de conseguir que los fieles y simpatizantes aporten su ayuda económica voluntaria a la Iglesia.

Seguir leyendo

ARGENTINA: “NO SOMOS HIPÓCRITAS”

Hubo una multitudinaria misa en Luján el 8 de marzo para el Día Mundial de la Mujer y contra el aborto. El lema fue: “Sí a las mujeres, sí a la vida”. El obispo que presidió la misa, Oscar Ojea, contestó duramente al presidente de la república Alberto Fernández que había acusado a los católicos de “hipócritas” y al ministro de la Salud Ginés González García que acusó a los católicos de “antiderechos”. “Es injusto y doloroso que nos llamen, y somos millones de creyentes y no creyentes, anti-derechos e hipócritas por defender la vida desde el comienzo”, dijo Ojea. El proyecto que se presentará al Congreso prevé el aborto legal hasta la semana 14 de gestación, con posibilidad de objeción de conciencia individual por cada médico. También los evangélicos desde ACIERA (Alianza Cristiana de Iglesias Argentinas) repudiaron el proyecto, subrayando la contradicción de “querer unir a los argentinos y empezar la gestión del nuevo gobierno imponiendo una ley que claramente ha dividido la ciudadanía en los últimos tiempos”.

ARGENTINA: “CONVERTIR UN DELITO EN DERECHO”

Las Facultades de Derecho de las universidades católicas de Argentina en un comunicado afirmaron que “la legalización del aborto es inconstitucional y contraria a los tratados internacionales. No se puede definir como política de salud pública la interrupción de una vida y tampoco convertir un delito en un derecho. Ya hubo un rechazo del Congreso de la nación el 9-8-18 y ahora se quiere imponer el proyecto mediante una norma administrativa, por ello mismo doblemente inconstitucional  asumiendo atribuciones propias del Congreso. Hay una flagrante contradicción porque al mismo tiempo se anuncian medidas de protección de las madres y de las criaturas desde su concepción. Legalizar el aborto es reconocer el fracaso a esa protección de la maternidad”. El gobierno ha inclusive designado como defensora de los derechos del niño a una abortista, Marisa Graham. El comentario del arzobispo de La Plata Víctor Fernández: “El proyecto presentado en el Congreso ni siquiera tiene en cuenta el extenso debate de 2018; están indicando que los debates parlamentarios no sirven para nada”. Y el presidente Alberto Fernández llegó a hablar del “derecho de la mujer a disponer de su propio cuerpo” negando así la vida nueva en gestación.

“QUERIDA AMAZONIA”: IGLESIA MARCADAMENTE LAICAL

El teólogo argentino arzobispo de La Plata Víctor Fernández piensa que “Francisco propone en “Querida Amazonia” una nueva teología del poder en la Iglesia. Pide que se piense el sacerdocio más en torno a la Eucaristía que al ejercicio del  poder , con clérigos sobrecargados de funciones. Y que se otorgue mayor poder a los laicos, dotándolos de “autoridad” (n.198). Reclama el desarrollo de una cultura eclesial “marcadamente laical” inclusive en la guía y conducción de las comunidades. Presidir la Eucaristía no implica asumir toda forma de poder en la comunidad. Francisco mira lejos y cree que los procesos eficaces y duraderos no se apresuran. En la prensa, también en Brasil solo se habló de los “viri probati”; fue un desperdicio. Francisco pide “volar más alto, buscando transformaciones más profundas y significativas que ordenar algunos varones casados”. Siempre sobre estos temas intraeclesiales y frente a la oposición interna que hay para los cambios , también el teólogo Víctor Codina opinó: “El Papa prefiere reforzar el tejido eclesial más que poner un remiendo nuevo en  un traje viejo”.