(aniversario) HISTORIA DE UNA HOMILÍA

 

El año pasado se han celebrado los cincuenta años de una inolvidable homilía del cardenal Giacomo Lercaro, arzobispo de Bologna (Italia) y uno de los máximos artífices del Concilio (en especial de la Reforma Litúrgica). El 1º de enero de 1968 en ocasión de la primera Jornada Mundial de la Paz impulsada por Pablo VI, Lercaro pronunció una homilía en la catedral de Bologna cuyo título era: “No la neutralidad, sino la profecía”. Fueron sus últimas palabras públicas antes de que un enviado del Vaticano, tres semanas después, le transmitiera la decisión del Papa de destituirlo de su sede episcopal.

Seguir leyendo

Puebla, 1979: contexto latinoamericano a 40 años de la III Conferencia del Episcopado Latinoamericano

Por Pablo Guerra

Llegada de Juan Pablo II al centro de Puebla

Cuando aún no se acallan las celebraciones por los 50 años de Medellín (1968 – 2018), Conferencia a la que hemos considerado el principal hito en la identidad eclesial latinoamericana, este 2019 es propicio para recordar los 40 años de la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, inaugurada en Puebla (México) el 28 de enero de 1979 con un discurso del por entonces novel Papa Juan Pablo II, que pasará a la historia entre otras cosas por un pasaje sobresaliente, aquel donde se referirá a la hipoteca social que grava a toda propiedad privada (III.4).

Seguir leyendo

(ANIVERSARIO) ALEMANIA: “NOCHE DE LOS CRISTALES ROTOS”

Kristallnacht: la policía tenía órdenes de no intervenir

Se ha conmemorado en Alemania y Austria la llamada “Noche de los cristales rotos”, cuando en la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938 los nazis hicieron la prueba general de lo que después sería el genocidio judío. Quemaron en Alemania y Austria 1.406 sinagogas y destrozaron 7.500 negocios judíos. Las vidrieras de los negocios hechas pedazos le dieron el nombre al episodio. Mataron a cientos de judíos y los días siguientes 30 mil judíos fueron deportados a los campos de concentración.

Seguir leyendo

(aniversario) HISTORIA DEL ACERCAMIENTO ENTRE VATICANO Y CHINA

Hace cinco años con la elección del Papa Francisco empezaron las actuales negociaciones entre China comunista y el Vaticano que terminaron con el “Acuerdo Provisorio sobre nombramiento de obispos católicos en China”. El Acuerdo fue firmado el 22 de setiembre pasado en Pekín entre el subsecretario de relaciones exteriores del Vaticano en nombre del Papa, Antoine Camilleri, y el viceministro chino de relaciones exteriores Wang Chao. Para entender la importancia histórica del acontecimiento hay que recordar que el artículo 39 de la Constitución china establece que el culto y los entes religiosos no pueden depender de autoridades extranjeras, y sobre todo conocer la historia pasada de la Iglesia Católica en la China comunista.

Seguir leyendo

(ANIVERSARIO): LA SAGA DE DON CAMILO

Hace 50 años moría el 22 de julio de 1968 Giovanni Guareschi, el autor de “Don Camilo: un mundo pequeño”. Es una saga traducida en películas exitosas en todo el mundo y que cuenta la vida de la pobre gente sobre la ribera del río Po (Italia) y las aventuras de un cura de pueblo. El 10 de noviembre de 2015 el papa Francisco en Florencia, hablando de los grandes santos italianos, recordaba: “Pensemos también en la sencillez de personajes inventados como don Camilo en pareja con Pepón. Me impresiona como en las historias de Guareschi la oración de un humilde párroco está unida a la evidente cercanía con su gente. Don Camilo decía de sí mismo: “Soy un pobre cura de campaña que conoce a sus parroquianos uno por uno y los ama, conoce sus dolores y alegrías, sufre y ríe con ellos”. Hace falta hoy también una Iglesia humilde y cercana a la gente. Cercanía a la gente y oración son las llaves para vivir un humanismo cristiano popular, humilde, generoso y alegre”.

Seguir leyendo

(aniversario) HACE 50 AÑOS: EL CATECISMO HOLANDÉS

Hace 50 años salía a  la prensa en Holanda con una difusión extraordinaria, después del Concilio, el “Nuevo Catecismo para adultos”. El libro había sido fruto de 10 años de labor realizada por expertos del Instituto Superior de Catequesis de Nimega (Holanda), que habían recibido el encargo de los obispos holandeses. La obra, que salió con la autorización del cardenal Bernard Alfrink, arzobispo de Utrecht, encontró una entusiasta acogida; fue un best-seller con muchas ediciones y traducciones. También encontró objeciones y denuncias que enseguida llegaron al Vaticano.

Seguir leyendo

(aniversario): ISRAEL Y LA IGLESIA

Arthur Balfour

Hace 100 años, el 2 de noviembre de 1917, el canciller británico Arthur Balfour redactó en una nota al líder de la comunidad judía de Gran Bretaña Lionel Rothschild, su famosa declaración que facilitaba la instalación en tierra palestina de los judíos dispersos por el mundo. Se hablaba de un “hogar nacional judío” en Palestina. El documento no especificaba límites territoriales y se declaraba respetuoso de los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías ya establecidas en Palestina. El año anterior Francia y Gran Bretaña después de la guerra victoriosa  contra Alemania, el Imperio Austro-Húngaro y Turquía, se habían repartido las provincias árabes de los Otomanes. Lo que hoy es Siria y Líbano quedó en manos de los franceses, mientras que Irak, Jordania y Palestina, de los británicos. La Declaración Balfour significó, para muchos judíos de la época, la vuelta a la Tierra Prometida por Dios a Abraham; para los palestinos comenzó lo que ellos llaman “nakba” (=la catástrofe).

Seguir leyendo

(aniversario) Hace un siglo: “INÚTIL MASACRE”

 

Benedicto XV

Ya había empezado la primera guerra mundial el 28 de julio de 1914 entre las dos alianzas opuestas: por un lado las llamadas “potencias centrales” (Alemania e Imperio Austro-Húngaro) y por el otro Inglaterra, Francia y Rusia. Fue llamada “la grande guerra” porque involucró a 70 millones de soldados en la contienda más grande de la historia hasta ese momento. Tendrá el saldo final de unos diez millones de soldados muertos, más siete millones de civiles. El papa Benedicto XV fue elegido el 6 de setiembre de 1914 y dos días después hizo el primer llamamiento para frenar la guerra en pos de negociaciones. Estaban implicadas las dos terceras partes de los católicos del mundo (124 millones por parte de los aliados y 64 millones por parte de las potencias centrales). Esta guerra fue traumática para el Papa, en especial por la división que creó entre los católicos alistados en bandos opuestos y fogueados por un nacionalismo desmedido. No solo la guerra alejaba de su ministerio a numerosos sacerdotes movilizados, sino que presentaba un espectáculo bochornoso con cristianos que se odiaban y se mataban unos a otros, con obispos y sacerdotes enfrentados entre sí.

Seguir leyendo

(aniversario) MADRES DE LA PLAZA

Hace 40 años el 30 de abril de 1977 en la tarde apacible de un sábado se reunieron por primera vez en la Plaza de Mayo, cerca del monumento a Manuel Belgrano, 14 madres buscando a sus hijos desaparecidos.

Cada una de ellas había recibido un papel secreto de la líder del grupo, Azucena Villaflor de Vincenti, que las citaba a reunirse allí. El papel decía: “Tenemos que buscar juntas, porque juntas podremos llegar a algo; separadas no lograremos nada”. El objetivo era que la gente y las autoridades las vieran. Habían recorrido cuarteles, morgues, comisarías, ministerios, iglesias, los despachos de la vicaría castrense y no habían logrado ninguna información. Recuerda una de ellas: “Nos sentamos en un banco y Azucena empezó a sacar un tejido para disimilar que estábamos charlando, porque había estado de sitio y no se podían hacer reuniones en la vía pública. Cuando los policías nos ordenaron movernos, nos tomamos del brazo de a dos y empezamos a dar vuelta al monumento, pero ni media vuelta dimos; los policías nos echaron ese sábado”. Las siguientes rondas se empezaron a hacer los jueves alrededor de la Pirámide de Mayo, cerca de la Casa de Gobierno. Las madres caminaban en forma silenciosa  pero el gobierno las tildó enseguida como “las locas de la plaza”, quitándole importancia al hecho. Todos sabían que ellas exigían la aparición de sus hijos, el derecho de sus hijos a un juicio justo o por los menos que se les concediera la dignidad de un entierro cristiano si estaban muertos. Se fueron sumando después otras madres, hasta llegar al centenar y junto con todo esto se multiplicaban los habeas corpus, los reclamos, las visitas a organismos de derechos humanos. Aquel 30 de abril fue el primer paso, la primera de las 2 mil marchas que se harían después. Cuando desde la Casa de Gobierno llegaron los soldados para dispersarlas, les dijeron a las mujeres: “Aquí no pueden estar, circulen..”, y las empujaban con la punta del fusil. Se tomó esa orden de “circular” en sentido literal y allí empezaron las rondas.

Seguir leyendo