COLOMBIA: INJUSTICIA, RAÍZ DE LOS MALES SOCIALES

El Papa Francisco en su viaje a Colombia se ha encontrado frente al hecho de que no solo la sociedad sino también la Iglesia Católica está dividida sobre cómo se dieron los acuerdos de paz. Los acuerdos son cuestionados por los que denuncian que el gobierno se excedió en las concesiones políticas, judiciales y socio-económicas a las FARC y reclaman por la falta de una digna reparación a las víctimas, de castigo a los asesinos, abusos en los beneficios por la reinserción civil de los guerrilleros. Frente a esto, dijo el cardenal Rubén Salazar: “Hay que distinguir entre el proceso de paz, en el que todos quizás coinciden, y los acuerdos de paz. El proceso fue respaldado por la Iglesia Colombiana y Papa Francisco. Otra cosa es el acuerdo que se logró entre el gobierno y las FARC; aquí es donde uno puede estar o no de acuerdo. En general, como Iglesia pensamos que es un buen acuerdo”. Sin embargo el Papa Francisco respaldó decididamente no solo el proceso de paz, sino los pasos concretos que se han dado. Hay sectores que acusan al Papa de apoyar la “paz del presidente Santos”. Se trata de los mismos colombianos que por décadas han aprovechado y apoyado el conflicto para presionar cada vez más en la vida política del país. Mientras el jefe de las FARC pidió perdón al Papa por los daños causados al país, el católico Álvaro Uribe ha escrito al Papa que ya “no se opone a la paz, sino a la impunidad de los ex guerrilleros”. Según el investigador Ariel Ávila de “Fundación Paz y Reconciliación”  de Bogotá: “La Iglesia Católica de este país es muy conservadora en general. Los obispos y curas más tradicionales votaron por el NO en el plebiscito del 2 de octubre del año pasado”. El Papa ha hablado de perdón sin olvido, de reconciliación pero de una reconciliación que ha de pasar por la verdad, la justicia y la equidad social. Pocos han entendido el llamado papal cuando al explicar las causas del dramático y largo conflicto y propiciando un cambio en el país el Papa dijo: “La injusticia es la raíz de los males sociales…Hacen falta leyes justas que busquen atacar las causas estructurales de la pobreza que generan exclusión…Hay que consolidar una democracia que no sea solo política sino social… No habrá paz estable mientras haya inequidad”.  Lo han recordado los campesinos en una carta pública al Papa en la que denuncian “el abandono del campo y sus grandes recursos (se importan doce millones de toneladas de alimentos), donde más de 5 millones de campesinos carecen de una vida digna, el 17% de los mayores de 15 años son analfabetos y el 20% de los niños y adolescentes no van a la escuela”. Colombia es un país controlado por una oligarquía político-económica donde más de un tercio de los 46 millones de habitantes vive por debajo del índice de pobreza.

COLOMBIA: MÁS PASIÓN POR LA MISIÓN

Francisco y doña Lorenza

Llama la atención cómo Colombia y Méjico, los dos países más católicos de América Latina sean también los más violentos y donde más se da una persistente y solapada persecución a miembros de la Iglesia. En los últimos 30 años en Colombia hubo más de cien curas, religiosos/as, catequistas y 2 obispos asesinados, sin contar heridos y secuestrados. El Papa fue recibido con entusiasmo por el pueblo católico y en Cartagena honró a todos los que luchan por la paz, la justicia, los derechos humanos en nombre del Evangelio. Visitó al barrio más pobre de la ciudad y entró en la casa de doña Lorenza Pérez, una mujer de 77 años que alimenta diariamente hace 50 años a chicos pobres; la abrazó y le dijo: “Usted vale mucho, doña Lorenza”. Allí en su comedor le curaron al Papa la herida de su pómulo izquierdo. Francisco dijo una frase que impactó mucho: “Cuando se encuentra una persona buena, hay esperanza”. Visitó la tumba de san Pedro Claver que por casi 40 años atendió a los eslavos que bajaban en Cartagena de los barcos negreros para ser vendidos y se declaraba “esclavo de los esclavos para siempre”. Los últimos 4 años de su vida los pasó enfermo en su celda abandonado y calumniado por los que se sentían amenazados por su predicación en contra del comercio de esclavos. El Papa  invitó a obispos y sacerdotes a imitar su ejemplo frente a las nuevas esclavitudes, los invitó a predicar el perdón y  la reconciliación como tarea de todos frente a la imagen del Cristo mutilado (sin brazos ni piernas) de Bojayá, un crucifijo destruido por una explosión durante el conflicto. Todo un símbolo fue el abrazo de los ex guerrilleros con víctimas de la guerrilla así como del hijo de Pablo Escobar con el hijo del ministro de justicia asesinado por Pablo Escobar. Aludiendo a las palabras de san Pedro Claver, el Papa les dijo a todos: “Sean esclavos de la paz para siempre”. En especial a los obispos los invitó a promover la renovación de la Iglesia. Sus palabras adquirieron más amplitud al dirigirse a los obispos del CELAM. Los exhortó a “no dejarse paralizar por el aire acondicionado de las oficinas o las estadísticas abstractas, a no reducir a laicos y mujeres a símbolos de nuestro recalcitrante clericalismo que los infantiliza a ellos y empobrece nuestra propia identidad; ellos son los protagonistas de la Iglesia Latinoamericana”. Recordando el mensaje de Aparecida que considera no todavía plenamente asumido, el Papa declara: “Hace falta más pasión para la misión y dejar el bizantinismo de los doctores de la ley. La Iglesia tiene que salir para encontrar y no pasar de largo, reclinarse sin desidia, tocar sin miedo. La misión se realiza en un cuerpo a cuerpo. No hay que reducir a la Iglesia a una organización dirigida con modernos criterios empresariales por parte de una casta clerical, ni con retórica u opciones escritas en planes pastorales jamás puestos en práctica”.

BRASIL: EL PATRIARCA DE LOS POBRES

Murió a los 98 años el obispo negro de Brasil José Maria Pires el 27 de agosto pasado, coincidiendo con el mismo día y mes en que fallecieron Helder Cámara y Luciano Mendes, ambos camino a los altares. Pires fue arzobispo de Paraiba por 30 años. Participó del Concilio, firmó el Pacto de las Catacumbas; fue defensor de los derechos humanos durante la dictadura y promotor de las comunidades eclesiales de base. Su madre tenía sangre africana y gitana. Provenía de Minas Gerais donde había un alto porcentaje de población negra. Por ser una tierra rica en diamantes con muchas empresas mineras y grandes plantaciones de café  había cantidad de esclavos negros. No se avergonzaba de haber nacido en una familia muy pobre y andar descalzo por muchos años. Fue el primer obispo negro de Brasil y en un primer tiempo lo llamaban “dom Pelé”. Él que le cambió el apodo por otro, fue el obispo Pedro Casaldáliga ya que según él, Pelé no había hecho nada para los negros. Se lo empezó a llamar “dom Zumbi” por ser este uno de los líderes negros más famosos que lucharon por la libertad desde el “kilombo” (= comunidad) de los Palmares. Casaldaliga es justamente el autor de la famosa “Misa de los quilombos” y el primero que presidió esta Misa fue Pires. Este se quejaba de que “la Iglesia no fue suficientemente solidaria con los negros”; él mismo en el seminario había padecido discriminaciones. Promovió la inculturación de la Iglesia entre los afrobrasileros y decía: “para un europeo, cuando hay que orar hay que hacer silencio; nosotros alabamos a Dios con danzas y tambores”. Desde 1992 con la Conferencia de Santo Domingo y gracias a Pires, hubo un cambio en la Iglesia de Brasil. Cuando el Papa Juan Pablo II cerró el Seminario Regional del Nordeste y el Instituto de Teología de Recife, Pires recibió en su diócesis a unos cien seminaristas. Luchó por los sin tierra, sin techo, sin trabajo en la CPT, en el CIMI etc. Después de arzobispo, volvió a ser párroco en su tierra nordestina viviendo en gran pobreza. Seguía recorriendo el país y clamaba: “En la Iglesia falta hoy la profecía. Falta todavía mucho para poner en práctica el Concilio”. Lamentaba que los Sínodos fueran tan solo Consejos de Ancianos, que los Ministerio Laicales instituidos fueran tan solo para varones, que no se abrieran las puertas del ministerio ordenado a hombres casados. La Conferencia Episcopal le pidió que se ocupara del movimiento de curas ya casados; pidió al Vaticano que concediera a quien quisiera, volver a ejercer el ministerio. Por su edad y por su bondad hacia los más humildes se lo llamaba “el patriarca de los pobres”.

COLOMBIA: ELN PIDE PERDÓN

La guerrilla todavía activa del ELN (Ejército de Liberación Nacional), fundada por un cura español fallecido en épocas de Camilo Torres, está ahora dispuesta a un cese del fuego en ocasión de la visita papal. Pidió tener un encuentro con el Papa; ya se están haciendo diálogos de paz con el gobierno en Quito (Ecuador). Lo más notable es que el ELN reconoció haber cometido un error al asesinar al entonces obispo de Arauca Jesús Emilio Jaramillo que será beatificado por el Papa en Villavicencio. La guerrilla pide perdón al pueblo colombiano y a la Iglesia; uno de los jefes de la guerrilla dijo que “una comisión, yendo más allá de las críticas que hacíamos al obispo que creíamos amigo de los militares, procedió a quitarle la vida”. Según él, hubo un congreso del ELN en su momento que calificó al hecho como un error e hizo un autocritica. Ahora quisieran hablar con el Papa para pedirle perdón por el asesinato de Jaramillo. También las FARC, que en nombre de los 8 mil ex guerrilleros y en un congreso multitudinario ya se organizaron en partido político con el mismo nombre pero con otro significado (Fuerza Alternativa Revolucionaria Colombiana), pidieron encontrarse con el Papa en son de paz. El portavoz del Vaticano Greg Burke aclaró que el Papa iba a Colombia apoyando el proceso de paz y reconciliación, pero que sus objetivos no eran políticos y en el programa no figuraban encuentros ni con las FARC o el ELN ni con la oposición, pero sí con las víctimas de la violencia. En Villavicencio habrá un Encuentro de Oración por la Reconciliación Nacional con un acto litúrgico en el cual habrá testimonios de víctimas y victimarios. Colombia es el séptimo país del mundo con más católicos (45 millones) y se espera una participación multitudinaria en los actos que serán resguardados por 36.600 policías y militares. El Papa, después de haber fracasado en reconciliar a Santos y Uribe, evitará entrar en la interna política ya que muchos católicos son uribistas y están en la oposición.

BRASIL: AMAZONIA Y VIOLENCIA

 

Obispo Giovenale, durante el Corpus Christi

Amazonia es la mayor reserva tropical del planeta. Según la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), el 57% de los conflictos violentos por la tierra se producen en la Amazonia pese a que es una región donde vive solo el 12% de la población. La violencia se ha incrementado y este año (hasta agosto) ya hubo 55 personas asesinadas. Los crímenes por la tierra y la madera se producen en las zonas más aisladas donde no hay protección estatal ni legal y las víctimas son principalmente (el 97%) indígenas y pequeños agricultores por parte de ocupantes ilegales y grandes terratenientes. La CPT registra además cantidad de otras violencias como trabajo esclavo, maltrato a las mujeres, torturas etc. En Rondonia un pistolero profesional cobra entre 1.500 y 3.000 dólares por realizar un “servicio”, dependiendo de la “importancia” del que debe desaparecer. La deforestación ilegal avanza sin parar; en una semana suelen quedar arrasadas  40 hectáreas de foresta. Según datos de IMPE, instituto ambientalista de Brasil, entre agosto de 2015 y julio de 2016 se han arrasado 8 mil kilómetros cuadrados de selva amazónica; en doce meses la deforestación creció 29%. Por otra parte, desde 1985 hubo 1.387 homicidios; de estos, solo 112 casos llegaron a los tribunales con 31 mandantes condenados y 14 absueltos; de los sicarios o ejecutores solo 92 fueron condenados. La Conferencia Episcopal Brasilera hace tiempo reclama una reforma agraria, el respeto de las leyes, el fin de la impunidad condenando la “ley del más fuerte” y respaldando a indígenas y campesinos. Para agravar más las cosas el actual presidente Michel Temer abolió, a pesar de las protestas de muchos sectores de la sociedad y de la Iglesia, un área fiscal protegida de 47 mil kilómetros cuadrados de selva, para entregarla a empresas mineras. Desde hace 30 años esa reserva se mantenía intocable. Esa área es mayor que Suiza y es rica en oro, manganeso, tántalo, piedras preciosas  y hierro y allí se encuentran tierras indígenas. Según expertos en la materia, el decreto de Temer ha sido el ataque más fuerte a Amazonia en los últimos 50 años. Ni la Transamazónica (ruta de 5 mil km. que cruza Brasil septentrional de este a oeste) ha hecho tanto daño. El arzobispo de Santarem Flavio Giovenale ha comentado: “Este decreto nos ha tomado por sorpresa a nosotros y a todo el pueblo de Brasil. Se han unido los grandes latifundistas, grupos conservadores como los neopentecostales protestantes y los que financian las milicias privadas”. El gobierno con esto piensa mejorar la economía, en grave crisis, sin importarle las consecuencias para el ambiente amazónico y las comunidades locales. Con esto, lo que aumentará será la violencia.

EL SALVADOR: LA MARCHA DE ROMERO

de bastón: Rosa Chávez

El 13 de agosto en Ciudad Barrios se celebró el centenario del natalicio del beato Oscar Romero, celebración precedida por una maratónica caminata de miles de personas de todo el país. El cardenal Gregorio Rosa Chavez fue el único miembro de la jerarquía que caminó en medio de la gente con su bastón. Fue una caminata de cinco horas desde Chapeltique a Ciudad Barrios. El cardenal se limitó a decir: “Es lo menos que puedo hacer; este esfuerzo no es nada comparado con el martirio de Romero”. No hubo ningún representante del gobierno. La misa fue presidida por el cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago de Chile y enviado especial del Papa. Rosa Chavez anunció que se espera que 500 mártires de El Salvador durante la guerra civil, en mayoría catequistas, sean reconocidos como tales y que con probabilidad Romero pueda ser canonizado el año próximo. Dijo que él desearía la canonización para enero del 2019 en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá y así “disponer de más tiempo para lograr el milagro de la paz en un país desgarrado por la violencia de las pandillas; ese sería “el milagro verdadero” de Romero”. Recordó la amistad de Romero con el cardenal argentino Eduardo Pironio. “Romero era muy reticente con el documento de Medellin, muy crítico con la teología de la liberación. Romero empezó a comprender Medellin cuando escuchó a Pironio en un retiro en Guatemala para los obispos de América Central en 1974. Cuando iba a Roma, siempre pasaba a visitar Pironio. Frente a las acusaciones que recibía inclusive de miembros de la curia romana, Pironio lo consolaba contándole que a él también le pasaba lo mismo y en Roma circulaba un panfleto sobre “Pironio, pirómano”. Acusado de bandería política, Romero contestaba: “No soy ni de derecha ni de izquierda; esas son categorías políticas. Siempre he pensado en Cristo y en su Iglesia como mi único punto de referencia”.

PARAGUAY: CAMPESINOS INVADEN ASUNCIÓN

campesinos marchan por Asunción

Desde hace más de un mes unos tres mil campesinos llegados en camiones desde el interior del país y agrupados en una coordinadora nacional intersectorial han obstaculizado el tráfico en la capital y acampado en la Plaza de Armas. Pedían subsidios a través de una ley para cubrir deudas públicas y privadas por haber sido afectados severamente por inundaciones y heladas. Exigían una Ley de emergencia nacional en apoyo a la agricultura familiar campesina, en cuanto a salud, vivienda, trabajo, ayuda técnica y transporte; lo que han logrado el 19 de agosto pasado. Se trata de pequeños productores y peones que el 15 de agosto han participado de la Misa en la catedral por los 480 años de la fundación de la ciudad y han sido respaldados por la Iglesia. Un comunicado de la Iglesia afirmó que “es urgente solucionar la emergencia campesina y enfrentar con coraje la inequidad estructural”. Los campesinos se quejan por la poca asistencia técnica, por el precio en el mercado para sus productos, por las cosechas perdidas. Es bueno recordar que el 2,5% de la población, los grandes latifundistas, poseen el 85% de las tierras más productivas en el país. Desde la radio Fe y Alegría de los jesuitas el Paí Oliva denunciaba el drama de los campesinos “sometidos a la usura de los terratenientes por las deudas” e invitaba a solidarizarse con ellos para que no perdieran sus tierras por las deudas. El obispo Melanio Medina dijo claramente: “Nuestro país está hipotecado por los poderosos. Estos no entienden la situación de las víctimas de las inundaciones, porque viven con aire condicionado en medio del lujo. Hay 35 mil personas que lo han perdido todo”. Este obispo se ha distanciado también del ex presidente Fernando Lugo, ahora presidente del Senado, que “se ha olvidado de los campesinos, de los indígenas, de la reforma agraria, inclusive de la masacre de Curuguatí, caso aún no resuelto después de cinco años. Lugo ya no representa más a nadie”, dijo.

COLOMBIA: DEBATES INTRAECLESIALES

 

José Galat “al rescate de los valores”

El rector de la Universidad Gran Colombia, fundador y dueño de Teleamiga, es el catedrático José Galat, uno de los laicos católicos más conocidos en Colombia y ex candidato presidencial. Galat declaró que “como católico no me es grata la visita del Papa porque Francisco niega verdades de fe y confunde a la gente con herejías. No es legítimo sucesor de Pedro y desconozco su autoridad. Benedicto XV fue obligado a renunciar por una mafia dentro de la Iglesia. Este Papa es un usurpador; lo eligieron con maniobras politiqueras. Enseña que todo el mundo se salva, cumpla o no con los mandamientos. Ha descalificado el proselitismo como tontería en un diálogo con el periodista Eugenio Scalfari. Ahora pueden comulgar los adúlteros en ejercicio. Se promueve el acercamiento a los homosexuales que son “abominaciones de Dios”. Se quiere modernizar a la Iglesia y eso significa su desmantelamiento; eso significa que tanta gente se aleja del camino de Dios. La Biblia dice que ha de venir un falso profeta antes del Anticristo”.

Seguir leyendo

PERÚ: CIPRIANI DEFIENDE AL PAPA

El cardenal Juan Luis Cipriani de Lima, conocido prelado de línea conservadora, se declaró entusiasta por la visita del Papa a Perú y en una entrevista a Notimex habló de las resistencias que hay en la Iglesia hacia el actual Papa. Dijo que es obligación de todo católico seguir al Papa y “no buscarles tres pies al gato”. Lamentó que algunos pretendan “analizar al Papa y acusarle de estar en contra de los sacramentos por lo que dijo en la exhortación apostólica “Amoris Laetitia”. “El deseo del Papa es alcanzar a todos y ha llamado a la responsabilidad a obispos y sacerdotes para que dejen de ser burócratas y confesores inútiles. ¡Qué ganas de crear problemas! Con todo respeto  a la  teología, es clara la intención del Papa de acercarse al que peca con actitud de misericordia, no modificando en nada la disciplina de los sacramentos. Quien va por ahí, va buscando pleitos”. Con respecto a los cuatro cardenales díscolos que hicieron públicas sus dudas: “Haberlas publicado, realmente no es una forma correcta. Cualquiera puede manifestar con gran franqueza lo que quiere, pero saltar a la prensa es otra cosa. Me parece que se equivocaron”. El cardenal atribuyó al demonio y a sus objetivos de dividir a la Iglesia, las críticas lanzadas públicamente contra el Papa y los intentos de contraponerlo al Papa anterior, Benedicto XV. El cardenal espera que la misa multitudinaria del Papa en Lima reúna a más de dos millones de fieles porqué “la gente quiere estar con el Papa; él ha calado mucho en la gente sencilla. Él se preocupa por los más débiles: enfermos, presos, niños, ancianos.. Su visita marcará un antes y después para Perú”.

EL SALVADOR: RECUERDAN A MARTIRES DE LA UCA

Acaba de aparecer en Europa el libro: “Ahora y aquí” de las ex Procuradora de Derechos Humanos de El Salvador y catedrática en la Universidad Centroamericana, Beatrice Alamanni de Carrillo. El libro es comentado en L´Osservatore Romano del 28-29 de julio. Escribe la autora: “La guerrilla había decidido desencadenar una gran ofensiva en noviembre de 1989. El ejercito fue sorprendido porqué no se esperaba tanta capacidad bélica de los insurrectos e intensificó la represión. Los jesuitas eran considerados como inspiradores de la guerrilla. En realidad nunca hubo un contacto directo entre ellos y los comandantes de la guerrilla. Había cierta distancia inclusive, intelectual e ideológica. El p.Ellacuría trabajaba intensamente por el cese del fuego, sabiendo que tenía el aprecio del presidente de aquel entonces Fredy Cristiani que había sido huésped de la Universidad durante su campaña electoral. En aquellos días faltaban la luz, el agua, los alimentos básicos. En la matanza se destacó la figura del p.Ignacio Martin Baró que protestó enérgicamente cuando vio a los soldados masacrar a las dos mujeres (madre e hija) que cuidaban la casa. Lo golpearon salvajemente y lo mataron de varios tiros. Los militares eran dirigidos por un joven teniente que había sido alumno del p.Segundo Montes, uno de las víctimas. Este joven lo visitaba a menudo recordando los tiempos del liceo, pero en realidad era para conocer el terreno de la operación. Después del hecho, en muchas casas de ricos y militares se brindó por la noticia, como si fuera una victoria militar. Estos mártires, sobre todo el p.Ellacuría, fueron grandes no solo por lo que predicaron y escribieron, sino por el testimonio concreto del Evangelio de Cristo que dieron en cada etapa de su vida”. En noviembre del 2009, los llamados “mártires de la UCA” masacrados el 16 de noviembre de 1989, fueron condecorados de manera póstuma por el presidente Mauricio Funes con la mayor honorificiencia nacional. Frente a la situación actual, el neo cardenal Gregorio Rosa Chavez en una entrevista a “Il Regno” dijo: “Ha sido firmada la paz, pero no hay paz porqué no han sido atacadas las causas de la violencia. No hay democracia real si no se combate la injusticia social. Se estima que 500 personas dejan cada día el país para emigrar. Hemos tenido 20 años de gobierno de la extrema derecha; con la izquierda ha cambiado la perspectiva, pero hay muchas incoherencias. Hace falta una nueva manera de hacer política, formar una nueva clase de políticos. Es una tarea que corresponde a nosotros los pastores, porqué nuestros laicos no están preparados para actuar en la sociedad; es un grave error que hemos cometido”.