Coronavirus: tiempo de interioridad y de esperanza

Diego Pereira Ríos

En tiempo de limitaciones exteriores, donde perdemos el contacto con la familia, los amigos y compañeros; donde tememos por la salud propia o de otros; donde nos preocupa el sustento diario y el porvenir cercano lleno de incertidumbres, no debemos descuidar el poder que todos llevamos dentro. Aún con todas las contradicciones de la vida actual, todo ser humano tiene en su interior una fuerza capaz de revertir toda situación difícil en una posibilidad. Solo aquel que ya no está en este mundo no puede hacerlo. Si estamos vivos, es porque debemos seguir luchando.

Seguir leyendo

AUSTRALIA: card. PELL ABSUELTO

Pell: “no culpo ni tengo rencor contra mi acusador”

Después de 405 días de prisión, el cardenal George Pell ha sido absuelto en forma unánime por el Tribunal Supremo de Justicia de Australia el 7 de abril. Según el Tribunal “existe una probabilidad significativa de que se haya condenado a una persona inocente porque las pruebas no han establecido la culpabilidad con el nivel de prueba requerido”. El cardenal ha sido liberado y es ahora huésped de un monasterio de Melbourne.

Seguir leyendo

VATICANO: SEMANA SANTA VIRTUAL

Todas las celebraciones litúrgicas de Semana Santa serán sin la presencia física de los fieles y se realizarán a puertas cerradas en el Vaticano; se podrán seguir por televisión, radio y redes sociales. El jueves santo será sin lavatorio de los pies, el viernes santo sin el beso de la cruz y la procesión, la vigilia pascual sin encender el fuego.

Seguir leyendo

VICTOR CODINA: “EL SILENCIO DE DIOS”

Victor Codina es un teólogo que escribe desde Bolivia sobre el silencio de Dios, de un Dios que parece dormir en nuestra propia barca mientras ruge la tormenta. He aquí algunas reflexiones del conocido teólogo. “¿Dónde está Dios”?. Esta es la pregunta sobre Dios que nos hacemos cuando nos topamos con momentos límites y algunos interpretan las desgracias como castigos de Dios.

Seguir leyendo

ITALIA: CURAS PAGAN ALTO PRECIO

Don Cirillo: “nos vemos en el Paraíso”

Son 96 los sacerdotes que han muerto de coronavirus, más que los médicos, contagiados tras acompañar a los pacientes y sus familiares en hospitales y residencias. Conmovió a toda Italia el sacerdote Cirillo Longo de 95 años que murió en el hospital de Bérgamo. Se lo ve en una foto con un respirador, sonriente, un rosario al cuello y los brazos en alto alentando a los sanitarios que lo asistían y diciendo: “No tengan miedo; estamos todos en las manos de Dios. Nos volveremos a ver en el Paraíso; recen el rosario”.

Seguir leyendo

LEONARDO BOFF: PANDEMIA Y ECOLOGÍA

Leonardo Boff es un teólogo que ha colaborado en la redacción de “Laudato sí” del papa Francisco y ahora escribe: “Hemos saqueado la riqueza de la tierra en el suelo, en el subsuelo, en el aire, en el mar y en todas partes. Se buscaba acumular lo más posible bienes materiales para el disfrute humano, en realidad para la élite poderosa y rica de la humanidad. En función de ese proyecto (que no es la salud y el bienestar para todos) se han orientado también la ciencia y la tecnología. Atacando a la tierra nos hemos herido a nosotros mismos. Tan lejos ha llegado la codicia de este pequeño grupo voraz, que la naturaleza está actualmente agotada y se rebela. Sacamos de ella más de lo que podemos dar, y no lo puede reponer. Está enferma y da señales calentándose de manera creciente, desatando huracanes y terremotos, nevadas nunca vistas, sequías prolongadas e inundaciones devastadoras. Ha liberado microorganismos,  como el sars, el ébola, el dengue, la chikungunya y ahora el coronavirus que pueden diezmar enteras poblaciones. De repente hemos despertado asustados y perplejos. ¿Seremos capaces de captar las señales que la naturaleza enferma nos está enviando? La lección es que hace falta reformar nuestro estilo de vida. Con nuestra conducta actual no podemos continuar. Duele decirlo, pero somos seres excesivamente agresivos y maléficos para la vida del planeta y de la misma humanidad”.

ESPAÑA: TSUNAMI DE SOLIDARIDAD

Por toda España se reconoce el trabajo de los servidores. En la imagen: paradores gratuitos para los transportistas…

Alejandro Fernandez Barrajon, sacerdote mercedario, escribe en Religión Digital que en España “se asiste a un tsunami de la solidaridad que nos sorprende. Entre las cifras espeluznantes de muertos y contagios, salen a la luz gestos solidarios a los que no estamos acostumbrados, que creíamos desterrados de nuestra convivencia. Muchas empresas cambiaron su producción para adaptarse a la necesidad de la gente; producen mascarillas, respiradores, batas. Los sanitarios están desbordados por el trabajo en los hospitales hacinados de enfermos. Se multiplican los voluntarios. La gente aplaude a los sanitarios y los sanitarios a los policías. Sentimos que todos nos necesitamos. En la carretera aparecen buffet gratis para los camioneros que abastecen nuestros comercios; unas ong  se acercan a la gente sola para brindarle apoyo; surgen teléfonos de apoyo sicológico; vecinos que recién ahora se conocen y se ayudan. Las redes sociales están llenas de mensajes positivos.. Muchos conventos de clausura de los que no se sabía nada, ahora abren sus puertas y vemos a monjas mayores concentradas en cocer mascarillas. Monjas clarisas que han regalado todos los dulces elaborados por ellas en su obrador, a los médicos y enfermeros del hospital. Se difuminan las diferencias y crecen los sentimientos de unidad y de perdón. Hay por todas partes una Iglesia samaritana. Finalmente, hemos descubierto que nos hacemos falta”.

“CON UNA TOALLA CEÑIDA A LA CINTURA”: el Diaconado Permanente…       

“El  Diaconado Permanente, es una expresión patente del carácter diaconal de la Iglesia toda, y DEBE VERSE REFLEJADA a través del Ministerio de aquellos que son fortalecidos con la gracia del Sacramento del Orden. Se hace necesario mostrar el rostro de una IGLESIA SERVIDORA, mediante signos concretos y perceptibles de la “DIACONÍA” que es propia de la Iglesia en todos sus niveles”.

Queridos amigos, con estas palabras pronunciadas por el querido y recordado Don Carlos Partelli, el 17 de noviembre de 1973, en ocasión de la ordenación de los primeros Diáconos permanentes, comenzamos esta entrevista con Martín Sucías, de 64 años. Martín es Técnico Mecánico, está casado con Inés, tienen 2 hijas: Alejandra y Natalia, y 4 nietos: Belén, Julieta, Sofía y Joaquín. Es Diácono Permanente desde hace 13 años, cumple su ministerio en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes de Malvín, e integra el “Equipo de Formación” de los futuros Diáconos, y la “Comisión del Diaconado Permanente”. Con él nos adentramos en esta VOCACIÓN DE SERVICIO:

Seguir leyendo

BRASIL: PRIMERO LA VIDA

También el dengue está presente en toda América Latina

El presidente Jair Bolsonaro se ha empeñado en menospreciar las consecuencias del virus, inclusive en contra de sus ministros, gobernadores y alcaldes. El Papa ha hablado de “genocidio virósico” y en una reciente entrevista el obispo de Manaos, Leonardo Steiner, ex secretario general de la CNBB ha declarado: “Lamentablemente tenemos autoridades que subestiman la seriedad del momento. Desde su punto de vista lo primero es la economía; y los pobres, los ciudadanos enfermos y debilitados  no cuentan. Se sienten tan seguros que desafían la inteligencia humana y el sentido común. Nos preguntamos: ¿la economía existe para el hombre o es el hombre que debe estar al servicio de la economía?”.

Seguir leyendo

FREI BETTO: CONSEJOS PARA LA CUARENTENA

Frei Betto es un religioso brasileño y escritor, que estuvo cuatro años en la cárcel bajo la dictadura militar, encerrado en una celda de aislamiento. Como fruto de esa experiencia, comparte varios consejos para poder soportar mejor este período de reclusión forzada por la pandemia. Betto aconseja imponerse junto a los demás integrantes de la casa una agenda de actividades domésticas; diversificar la ocupaciones; usar el teléfono para llamar a parientes y amigos, sobre todo a los que viven solos; dedicarse al trabajo manual y a la cocina; jugar con los chicos; hacer ejercicios de gimnasia y tener buenas lecturas (sin quedarse todo el día viendo televisión o pegados a la computadora); escribir un diario personal (expresar ideas y sentimientos es profundamente terapéutico); tener un tiempo, por ejemplo de media hora, para meditar y orar: eso limpia la mente, retiene la imaginación, evita la ansiedad y alivia tensiones; actuar como si el período de reclusión durara mucho tiempo, como para un largo viaje.