PÉREZ ESQUIVEL A LOS OBISPOS: “ALCEN LA VOZ”

El argentino Premio Nobel de la Paz 1980 Adolfo Pérez Esquivel pidió a la Iglesia Católica brasileña que tenga un rol más activo contra el “oscurantismo” de Jair Bolsonaro. De visita en el Vaticano por la canonización de Romero, Pérez denunció el avance de ciertas iglesias evangélicas “que apoyan la violencia y hacen una evangelización individualista muy ligada al suceso económico; tienen muchísimo dinero. Hoy ya no son las dictaduras militares las que sufrimos como en el tiempo de Romero, sino las dictaduras del mercado. Lula sacó a más de 36 millones de la pobreza extrema y está preso. Inclusive el juez Moro dijo que no hay elementos jurídicos para meterlo preso más allá de su suposición. Hay una devaluación de la Justicia que antepone los valores del mercado a los derechos de los pueblos”. Pérez Esquivel se refirió al golpe de estado parlamentario contra Dilma Roussef y a la prisión de Lula como una política bien orquestada desde la derecha. “Me duele como cristiano ver lo que está pasando en Brasil. La democracia tiene sus defectos, pero es siempre perfectible. Hoy se proyectan en todas partes gobiernos autoritarios que en nombre de la seguridad nos retrotraen al oscurantismo. La Iglesia Católica debe alzar su voz como otrora, tener una presencia activa, actualizar Medellín, Puebla y Aparecida. El Papa Francisco es hoy la única voz que lucha contra el avance del dios dinero. Hay que volver a las fuentes y tener una presencia junto a  los pueblos. Los derechos de los pueblos deben ser contemplados como un paso más allá de lo concebido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

(Argentina) ANGELELLI: PERSEGUIDO AÚN DESPUÉS DE MUERTO

El 8 de junio pasado salió un documento papal por el cual el obispo Enrique Angelelli sería proclamado mártir y beato junto a dos curas y a un laico. Enseguida una carta, recién conocida, de intelectuales, abogados, jueces y fieles, que lleva la fecha del 16 de julio, llegó al Vaticano cuestionando la decisión papal. Se afirma que la policía y la Justicia, así como varios expertos, han determinado que la muerte de Angelelli fue por un accidente de ruta. Lo que pasó después se debería al clamor de organizaciones de derechos humanos y de sectores ideológicos ligados a la extrema izquierda dentro y fuera de la Iglesia.

Seguir leyendo

NOBEL DE LA PAZ: LOS GRANDES DESCONOCIDOS

El 5 de octubre en Oslo se asignó el Premio Nobel de la Paz a Denis Mukwege, del Congo y a Nadia Murad, yazidí de Irak. Denis Mukwege es ginecólogo y cirujano y además activista contra la violencia sexual para con las mujeres, usada como arma de guerra en el Kivu y en el Congo en general. Es fundador y director del único hospital en Bukavu que se ocupa de miles y miles de mujeres violentadas. Amenazado de muerte, ha tenido que dejar el país para después volver y seguir enfrentando lo que ha sido llamado un “genocidio sexual”. Con su equipo Mukwege ha tratado a más de 50 mil mujeres. El médico ha denunciado los responsables (grupos rebeldes, militares, policías) y la ineficiencia de la misión local de la ONU (17 mil soldados). El Congo ha atravesado un guerra civil con 6 millones de muertos y sigue la violencia de las bandas para adueñarse de los recursos naturales del país. Desde hace unos 15 años se han hecho normales las violaciones sexuales, las mutilaciones , las torturas para con las mujeres como armas de guerra, tal como sucede en Sud-Sudan. El médico, apoyado por las organizaciones católicas y misioneras, siempre invita a responder a la violencia con el amor y las obras. Por su parte, la otra ganadora del Premio Nobel, la yazida Nadia Murad tiene tan solo 25 años. Su madre y sus seis hermanos fueron asesinados por ISIS, junto a otras cinco mil personas de su comunidad yazidí. Fu vendida como esclava repetidas veces hasta que logró huir a territorio kurdo. Ahora lucha para llevar a la ONU, de la cual es “embajadora de buena voluntad”, las pruebas de la masacre de su pueblo. El Nobel, que consiste en un millón de dólares, será entregado en Oslo el 10 de diciembre  esta vez a dos desconocidos que, como tantos otros, luchan por un mundo mejor.

COREA: ¿EL PAPA A COREA DEL NORTE?

En ocasión de su visita al Papa, Moon Jae-in, el presidente católico de Corea del Sur, ha presentado a Francisco el proyecto de un tratado de paz entre las dos Coreas ya que en 1953 se concluyó la guerra con un simple armisticio, que incluye la eliminación de las armas nucleares y el comienzo de un proceso de reconciliación entre los dos pueblos tras 6 décadas de hostilidades. Por medio de Moon Jae-in además, no habiendo relaciones diplomáticas entre Corea del Norte y el Vaticano, su presidente Kim Jong UN invitaba al Papa a visitar Pyongyang y se comprometía a recibirlo “con una cálida bienvenida para pedirle la bendición y el apoyo a la paz y estabilidad de la península coreana”. El Papa alabó los esfuerzos de paz y reconciliación y dijo estar dispuesto a viajar, pero que tomaría en consideración el viaje después de haber recibido una invitación oficial. Enseguida se habló de que el Papa, que ya visitó Corea del Sur en el 2014, podría ir a Corea del Norte  el año próximo en ocasión de su visita a Japón. Pero el secretario de estado Pietro Parolin, que presidió una Misa en el Vaticano por la paz entre las dos Coreas presente la pareja presidencial de Corea del Sur, añadió que para un viaje de tal naturaleza en un país donde la Iglesia Católica ha sido desterrada, harán falta algunas condiciones porque algunas cosas deberían cambiar. En Corea del Norte había hasta 1950, más de 55 mil católicos, 57 templos con escuelas y varias obras. Hoy en día no hay obispos, ni sacerdotes ni religiosos católicos. Además de la Asociación Católica controlada por el gobierno con unos tres mil fieles y celebraciones litúrgicas presididas por laicos, hay una iglesia clandestina hecha de simples fieles de los cuales ni se conoce el número.

FIDES: LOS CATÓLICOS EN EL MUNDO

La agencia Fides presentó los datos del Anuario Estadístico de la Iglesia correspondientes al año 2016. Crece el número de los católicos en todo el mundo (son el 17% de la población mundial), pero disminuyen por tercer año consecutivo en Europa. En 2016 Europa perdió 240 mil fieles y 2.583 sacerdotes. En el mundo hay 5.353 obispos y 414.969 sacerdotes; un sacerdote en media cada 14.336 habitantes y 3.130 católicos. Los sacerdotes han aumentado en África y Asia, pero han disminuido en Europa y América. Los Diáconos Permanentes son 46.312 y crecen en todas partes. Los religiosos son 52.625 y las religiosas 659.415; los misioneros laicos 354.743 y los catequistas 3.086.289. Los seminaristas, entre mayores y menores, son 217.776. Las obras sociales de la Iglesia en el mundo se contabilizan en 217.241 escuelas (infantiles, primarias y secundarias) con la atención de 3.049.548 universitarios. Hay 5.287 hospitales, 15.937 dispensarios, 15.722 clínicas, 11.758 guarderías, 9.552 orfanatos, 610 leproserías y unas 40 mil otras instituciones benéficas. Esto es suficiente para explicar en qué se gasta la plata de la Iglesia, sobre todo en los países más pobres de África.

(editorial) Una Iglesia en salida

Muchos católicos se asombran cuando se les habla del deber de ser misioneros. Para el mes de octubre, según la costumbre, se reza por los misioneros que están trabajando duramente en África por ejemplo, pero a pocos se les ocurre pensar que África está entre nosotros. Hoy todo el mundo, toda la Iglesia está en estado de misión porque tampoco entre los bautizados se conoce a Cristo, no se sigue el Evangelio. Hoy aparentemente los grandes problemas de la Iglesia parecerían ser el desacuerdo de algunos cardenales con el Papa, si los divorciados vueltos a casar pueden comulgar, la pedofilia de algunos eclesiásticos…

Seguir leyendo

SÍNODO: MÁS ESPACIO PARA LOS JÓVENES

En este Sínodo de Obispos que durará en Roma hasta el 28 de octubre, el tema no ha sido encarado para un debate sobre los jóvenes sino con los jóvenes. Solo así se explica la cantidad de encuentros con los jóvenes y el cuestionario a los jóvenes que lo han precedido. El papa Francisco ha inclusive firmado un documento importante, la Constitución Apostólica “Episcopalis Communio” (=la comunión de los obispos), donde se afirma que los obispos reunidos en sínodo representan una Iglesia toda sinodal y que antes de un sínodo en el futuro debe haber siempre la consulta de los fieles.

Seguir leyendo

VATICANO: DOS SANTOS LATINOAMERICANOS

Nazaria Ignacia, primera santa de Bolivia

El 14 de octubre el Papa Francisco canonizó a Pablo VI, al arzobispo Romero, a dos religiosas, a un sacerdote y a un joven obrero. Fue una de las más multitudinarias manifestaciones de fe en la plaza san Pedro, con 90 cardenales y 3 mil sacerdotes. El Papa usó en la ceremonia el báculo de Pablo VI y el cíngulo ensangrentado que Romero usaba sobre el alba cuando fue asesinado.

Seguir leyendo

RUSIA: RUPTURA ENTRE ORTODOXOS

obispo Hilarion: “los fieles de Moscú no podrán comulgar en las iglesias de Constantinopla”

La Iglesia Ortodoxa Rusa decidió romper sus relaciones y todos sus vínculos con el Patriarcado de Constantinopla en un reciente Sínodo celebrado en Minsk (Bielorrusia). “El Santo Sínodo decidió romper toda relación eucarística con Constantinopla”, dijo el metropolita Hilarión. El motivo es  que el patriarca Bartolomé revocó el decreto que subordinaba la Iglesia ucraniana la rusa para que así obtuviera su independencia y autocefalia. También levantó la excomunión que pesaba sobre el patriarca ucraniano Filaret, excomulgado por Moscú. Los rusos acusan a Bartolomé de querer ser “como el Papa romano que todo lo decide por sí solo”. La Iglesia rusa a lo largo de unos 400 años siempre consideró a Ucrania como parte de su región. Todo cambió con la caída de la URSS en 1991 y después de la anexión rusa de Crimea con una guerra que en el este de Ucrania ya causó uno diez mil muertos. La mayoría de los ucranianos quieren ser independiente de Moscú también en lo religioso. La intervención de Bartolomé se debe a que el patriarca de Constantinopla (hoy Estambul) es históricamente el líder de todos los ortodoxos. Hoy en Ucrania hay dos iglesias ortodoxas: una que es fiel a Moscú y cuenta con 12 mil parroquias y el Patriarcado de Kiev, ahora independiente, que cuenta con el mayor número de fieles. Los ucranianos ortodoxos son en total unos 30 millones.