CLAR: ALARMA por DEMOCRACIA

ilustracion con manos multicolores y motivos decorativos latinoamericanos. al centro el logo de clar y arriba un texto que dice: mensaje de la clar, ante la creciente inestabilidad politica de nuestros paises
“Pedimos coraje, serenidad interior y plena confianza en la acción de Dios”.

Luego de celebrada su reciente asamblea (en Antioquia, Colombia, el pasado mes de junio), la Clar (Confederación Latinoamericana de Religiosos) -en un mensaje firmado por todos los participantes- da la voz de alarma con preocupación ante las múltiples situaciones que «preocupan por el deterioro de la democracia, el tejido social y la creciente inestabilidad política de muchos de nuestros países hermanos, donde se comprometen las libertades fundamentales”.

En el marco de la Cumbre de las Américas, reunida en Los Ángeles, continúa diciendo el órgano representativo de la vida religiosa del continente latinoamericano y el Caribe, “hacemos un llamado vibrante a los liderazgos políticos, sociales y económicos, para que sea prioritaria la respuesta a la grietas que la pandemia del Covid-19 ha dejado al descubierto los sistemas sanitario, educativo y social. Es inaceptable que la amenaza a la democracia, el cambio climático y la falta de igualdad de acceso a las oportunidades económicas, sociales y políticas sigan impactando de manera desproporcionada y negativa en la vida de las personas más vulnerables y sistemáticamente excluidas en cada uno de nuestros países”.

El mensaje continúa: “Hoy alzamos nuestra voz de solidaridad, unidos con los pobres y con la tierra que clama con más fuerza que nunca por la vida. Expresamos, en particular, nuestra cercanía y solidaridad especialmente a las religiosas y religiosos hermanos de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela en estos momentos de extrema dificultad e inseguridad. La situación de sus comunidades de fe y de vida, y sobre todo la de las personas y comunidades a las que acompañan, nos desafía y nos invita a cuidarnos unos a otros con la certeza de tener un tesoro en vasijas de barro y en condiciones frágiles”.

El llamamiento final: “Pedimos coraje, serenidad interior y plena confianza en la acción de Dios, que restablece permanentemente la justicia social y ambiental. Hacemos un llamamiento a la vida religiosa para velar y apoyar en la oración, la comunicación y la incidencia política y social por los más vulnerables”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.