ALEMANIA: CRÍTICAS al CAMINO SINODAL

el obispo batzing hablando a la prensa
El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Georg Batzing

En una carta abierta, 74 firmantes tradicionalistas, en gran número obispos en ejercicio y eméritos, desautorizaron por completo el proceso sinodal alemán por no ofrecer nada bueno ni evangélico. La carta se titula: “Carta fraternal a nuestros cohermanos de Alemania”.

La gran mayoría de estas firmas son de Estados Unidos y de detractores del Papa desde Burke a Chaput, Cordileone, Kagan etc. La segunda proveniencia es de África (18 obispos). Firman cuatro cardenales: Burke, Pell, Arinze, Napier.
Ya anteriormente los obispos polacos y de Escandinavia habían hecho lo mismo. En esta carta, los 74 acusan al Sínodo Alemán de “basarse en el análisis sociológico y las ideologías políticas y de género contemporáneas”. Denuncian “la ausencia en los textos y en los trabajos de la Palabra de Dios y de la Tradición, la errada comprensión de la libertad cristiana, una dimensión sustancialmente burocrática, sumisión al mundo y a las ideologías, la negación de la Iglesia como comunidad orgánica, no igualitaria sino jerárquica”. Acusan al Sínodo alemán de “haber creado confusión en la Iglesia, con la perspectiva de un cisma inevitablemente amenazante; de socavar la credibilidad y autoridad de la Iglesia, incluso del papa Francisco; de atacar la antropología cristiana y la moralidad sexual”. Advierten que “el modelo sinodal alemán invita a desconfiar de la misma sinodalidad que el Papa propone a nivel universal”.

El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana Georg Batzing, en una carta dirigida al arzobispo de Denver (Estados Unidos) Samuel Aquila, firmante principal, respondió: “La carta contiene acusaciones sin fundamento y no entra en las preocupaciones reales que se están planteando en la asamblea alemana. El nuestro es un modo de enfrentar las causas sistémicas de los abusos clericales y su encubrimiento para lograr que la Iglesia sea un lugar creíble para el anuncio de la buena noticia”.
Batzing pide a los 74 firmantes que también ellos “enfrenten la cuestión de los abusos como Iglesia y saquen las consecuencias para sus estructuras. Nuestro proceso sinodal se realiza por parte de los obispos con la participación de todos los creyentes en todos los niveles de actividad. Este procedimiento no daña la autoridad de la Iglesia, como se supone en la carta abierta, sino que le dará una nueva aceptación. Nadie puede reclamar el Espíritu Santo para sí mismo ni negar al otro el intento serio de escucharlo”.
Batzing concluye diciendo que en varias ocasiones habló sobre esto con el Papa, el que “nos invitó a dar una respuesta franca a la situación actual”.

Llamó la atención la novedad de obispos que cuestionan públicamente a obispos de otros países. Muchos creen que estos obispos tienen una actitud conservadora, y que piensan que el Papa no está haciendo bien su trabajo y por lo tanto lo están haciendo ellos en su lugar; sería una presión indirecta sobre el Vaticano por su silencio.
En realidad el camino sinodal alemán es parte de un proceso universal y sus obispos han dejado claro que ciertos asuntos doctrinales solo pueden ser desarrollados por la Iglesia universal.

2 comentarios en “ALEMANIA: CRÍTICAS al CAMINO SINODAL

  1. Me sorprende ver la firma de Monseñor Pell, de haber sido víctima de difamación y acusado de abusar de menores, me pregunto: Será posible que no haya aprendido nada de lo que le pasó ?
    La humildad es ciertamente una virtud evangélica que escasea mucho.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.