VATICANO: ¿IRÁ FRANCISCO a KIEV?

el papa de rojo durante el domingo de ramos. se aprecian las gotas de agua bendita por el aire
Francisco pide una tregua de Pascua.

Pietro Parolin dijo que para ese viaje “deben darse las condiciones. Pero ciertamente el Papa no irá a Kiev para tomar una postura política a favor de uno o del otro, como siempre ha hecho. De parte ucraniana se nos ha dado amplia seguridad de que no habría peligros. Ya hubo diversos viajes, y otros se están preparando, de líderes mundiales a Kiev…

…Lo que todavía falta asegurarse sobre cuáles consecuencias pueda tener el viaje y si realmente puede contribuir a terminar con la guerra. Hay un derecho de legítima defensa para los ucranianos, pero el envío constante de armas desde afuera, puede provocar una escalada que quizás no se pueda después controlar. En cuanto al lugar del posible encuentro de Francisco con Kirill, podría ser el Líbano”.

Con respecto a la masacre de Bucha dijo el cardenal: “Esta inexplicable violencia contra los civiles se espera que haga reflexionar a todo el mundo sobre la necesidad de poner fin a los combates cuanto antes y no endurecer las posiciones como algunos temen”.
Muchos hoy, también desde el ámbito católico, acusan al Papa de pacifista, neutralista, utopista. A estas acusaciones responde el conocido intelectual católico Massimo Borghesi: “Occidente no debería alimentar el fuego de la guerra, sino sofocarlo y esto para el propio interés de Ucrania, manteniendo un canal abierto con Rusia para que se sepa discernir hasta que punto continuar la resistencia militar al invasor. En una verdadera solución negociada, Ucrania y Rusia deberían ceder algo cada una.
El Papa se ha opuesto claramente al rearme ucraniano por parte de la NATO, que se está llevando a cabo desde hace años. Con la ayuda de la NATO Zelensky piensa, no solo defenderse sino vencer al agresor. ¿Puede realmente Ucrania con las armas de occidente vencer a la armada rusa? Se corre el riesgo de la total destrucción de la misma Ucrania y de que la guerra involucre a Europa.
El miedo del Papa por el ensanchamiento del conflicto, es del todo realista. Más allá de un cierto límite, el conflicto puede degenerar y arrastrar a las partes, a un conflicto europeo y hasta mundial. Los que acusan al Papa de pacifista y utopista son los que acusaron de lo mismo al papa Juan Pablo II cuando se opuso en 2003 a la guerra de Bush contra Irak. Las consecuencias desastrosas de esa guerra se sufren todavía hoy.
El objetivo no debe ser volver a dibujar la geografía política del mundo, sino establecer la paz y la convivencia entre los pueblos. Por eso el Papa aprovecha todas las oportunidades y rendijas para llegar a la paz”.

Esta guerra será imparable y larga mientras las potencias no vean una salida ventajosa para sí. El Papa ha dicho palabras imparciales y certeras: “El problema básico es siempre el mismo. El mundo sigue siendo tratado como una tabla de ajedrez, donde los poderosos estudian los movimientos para extender cada vez más su dominio”.
Las cinco superpotencias con derecho al veto en la ONU, deciden la suerte de la humanidad mientras la ONU calla y sigue paralizada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.