RICCARDI: REPUDIO a la GUERRA y  CRISIS de la IGLESIA

una persona fotografiada de espaldas mira una gigantografía de la bandera ucraniana. usa un abrigo con capucha, sus brazos caidos como en un gesto de agobioAndrea Riccardi es un laico católico, prestigioso historiador y profesor universitario en Roma, escritor y fundador de la Comunidad Sant ́ Egidio. Esta es una asociación de laicos católicos dedicada a promover el ecumenismo y la paz y que cuenta con más de 50 mil miembros en setenta países. En una entrevista al periódico “Alfa y Omega” Riccardi declaró: “Con la invasión rusa a Ucrania se inició el mayor conflicto en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial…

…Nunca pensé que pudiera volver la guerra con tanta violencia en nuestro continente y con tanta crueldad. Nuestro mensaje es de profundo repudio a la guerra, que deja al mundo peor de como lo encontró y no resuelve los problemas sino que los agrava con una estela de odio y sufrimiento. A la vez nos admiramos del trabajo voluntario y solidario de tanta gente para con los prófugos y las víctimas; y esto mantiene la esperanza.
El Papa ha advertido que la guerra es el presente pero se corre el riesgo de que sea también el futuro. Nosotros vemos la guerra por televisión como si fuera un videojuego que no nos concierne. Tan solo nos llegan sus efectos cuando los inmigrantes y refugiados llegan hasta donde nosotros estamos.
El Papa también ha dicho: “Todas las guerras son injustas ”. Ya el cura Luigi Sturzo en 1929 decía que la guerra como medio de protección debía ser abolida, como en el pasado la esclavitud. Lo que pasa es que las instituciones internacionales como  la ONU han perdido su alma.
El mundo global ha unificado la economía, el transporte, la comunicación…, pero no hay un horizonte común y todo está fragmentado según los intereses de cada uno. Los movimientos por la paz se han debilitado. Solo el Papa, frente a la indiferencia generalizada, insiste en proponer una lógica de la justicia y la fraternidad.

En cuanto a la crisis de Iglesia, hoy el gran riesgo es conformarse por sobrevivir, lamentando un pasado mejor y limitando las iniciativas por la progresiva falta de recursos y energías. Esta crisis no está determinada por factores externos como la persecución del comunismo. Proviene de problemas internos de la Iglesia y de su relación con la sociedad; le falta atractivo. En la católica España por primera vez en la historia el número de ateos supera al de los católicos practicantes, sobre todo entre los jóvenes. Se han desplomado los bautismos y los casamientos por Iglesia. Por otro lado crecen las iglesias pentecostales y neopentecostales.
Muchos critican las finanzas del Vaticano, un tema sensible para la opinión pública, y también  los abusos sobre menores del clero. El papa Francisco sigue firme en su programa de una Iglesia misionera, misericordiosa y atractiva, que parte de los más pobres y defiende la Casa Común. Esta crisis no es nueva en la Iglesia. En cada época la Iglesia está llamada a vivir una situación de crisis y de lucha sea porque encuentra oposición y resistencia, sea por falta de adaptación a los signos de los tiempos.
La Iglesia hoy está llamada a luchar no contra enemigos externos o ideologías, sino contra una indiferencia generalizada. El gran desafío para nosotros los cristianos hoy es apasionarnos nosotros primero y apasionar a todos por el Evangelio”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.