NICARAGUA: EXPULSADO el NUNCIO APOSTÓLICO

sommertag abandona un edificio, lleva unas carpetas y usa clerigman. un guardia de seguridad le sostiene la puerta.La dictadura de Daniel Ortega ha expulsado del país al nuncio apostólico del Vaticano, Waldemar Sommertag, el 6 de marzo pasado con la imposición de “dejar inmediatamente el país”. Ya se le había retirado el título de decano de los embajadores.

Según el presidente de los obispos nicaragüenses Carlos Herrera “no le gustó al presidente que el nuncio pidiera la liberación de los presos políticos y que se les dieran condiciones más humanas. Lo mismo habíamos pedido también nosotros los obispos de la Conferencia Episcopal. Por esto nuestras relaciones con el tándem Ortega-Murillo son limitadas. Desde el gobierno no nos dejan acometer obras sociales o recibir ayuda. El silencio y el temor a hablar se ha instalado entre la gente. Hay un fuerte desempleo y una gran migración hacia Estados Unidos. No se ve futuro”.
El Vaticano apoyó al nuncio, que había participado en la Mesa de Diálogo Nacional entre Ortega y la oposición siempre buscando el diálogo y la paz. La misión diplomática queda en manos ahora del secretario de la Nunciatura Marcel Diouf, mientras el nuncio viajó a Roma.
Las relaciones del gobierno con la Iglesia se vienen deteriorando hace tiempo. A principios de marzo Ortega había tildado a los obispos de la Iglesia Católica de “terroristas” y “golpistas”. Ortega culpó a la Iglesia de “voraz por querer apropiarse de lo ajeno” refiriéndose a un inmueble en la ciudad de Managua que había sido cedido a la Iglesia Católica por el gobierno de Taiwán y que Ortega confiscó.
A fines del año pasado el gobierno había roto las relaciones con Taiwán y reconocido la República Popular China. A raíz de esto Taiwán había donado el edificio de su sede diplomática a la arquidiócesis de Managua, pero eso no se pudo concretar porque el gobierno la cedió a China.
Ortega dijo además que “aquellas entidades que insistan en ilegítimos e ilegales reclamos, quedarán expuestas a los tribunales”. Por su parte el gobierno de Taiwán protestó enérgicamente contra “el régimen dictatorial de Ortega y el gobierno totalitario de China que no tiene derecho a intervenir en asuntos concernientes a Taiwán, un país que nunca ha sido parte de la República Popular China”.
La expulsión del Nuncio es sorprendente porque es el único caso que se conozca desde 1951 cuando Mao expulsó al nuncio Antonio Riberi de China comunista. Y esto sucedió además en un país de mayoría católica y después de largos años en que la Iglesia busca dialogar con Ortega.
Se ha intentado asesinar al obispo Juan Abelardo Mata; y el auxiliar de Managua, Silvio Baez tuvo que abandonar el país por ser persona no grata.
Según el embajador de Argentina en Nicaragua, Marcelo Valle “la relación del Nuncio con el gobierno se desgastó porque él hacía presión para que se creara una comisión sobre la situación de los presos políticos, verificar sus condiciones y el respeto a sus derechos. Esto fue considerado por el gobierno como una intromisión en los asuntos internos del país”.
En la reciente investidura de Ortega a presidente el 10 de enero, no estuvo presente el Nuncio ni ningún representante del Vaticano por las faltas de garantías democráticas en los comicios generales de noviembre de 2021.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.