¿Dónde está Dios en esta guerra?

Por Roberto Torres Collazo

un hombre en cuclillas sobre la tierra, la frente contra el piso, las manos sobre la tierra con las palmas hacia el cielo

Las guerras son decisiones tomadas por seres humanos, decisiones que Dios respeta por muy malas que sean dichas decisiones. Dios las respeta porque el ser humano tiene libre albedrío. Dios actúa y habla de miles de maneras a favor de la paz y oponiéndose contra las guerras.

Una de ellas son los movimientos y organizaciones pacifistas mundiales, las tradiciones espirituales, las religiones africanas, el judaísmo y el Islam que abogan por la paz, las personas de buena voluntad que acuden a las calles a protestar, todo aquel que escribe, que usa las redes sociales, los manifiestos y declaraciones internacionales que se posicionan contra la guerra. Estos y por muchos otros medios Dios pide paz.

Se podrá objetar, ¿Dios no es todopoderoso?. El poder de Dios es el poder de la paz, la justicia, la compasión, la solidaridad… no el poder según nuestras categorías intelectuales. Dios no es mago ni un tapa hueco. La imagen de Dios de un superman, un dictador o que sus hijos e hijas somos marionetas o manipula la historia es errónea. Dios persuade, llama, invita, habla, grita e interviene, pero no impone nada.

Recuerdo muy bien que fuimos un grupo de laicos y laicas universitarios católicos (laicos, que no somos oficialmente parte del clero, laos=pueblo) a Haití cuando gobernaba el dictador Papa Dog, sin saber éste de nuestra misión, fuimos a ayudar a los haitianos y haitianas con ayuda financiera y cuando regresé, pensé: esa extrema miseria no es voluntad de Dios, es nuestra, es decir de los seres humanos.
Así que nosotros, no Dios, tenemos que intentar resolver o al menos minimizar el hambre, las guerras… Recordemos que Moisés y un grupo liberaron al pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto con la ayuda de Dios. Dios no liberó su pueblo, se valió de hombres y mujeres para liberar su pueblo. También nosotros hoy independientemente de creencias, credos, filosofías, nacionalidades e ideologías tenemos que luchar unidos por la paz con la ayuda del Espíritu de Dios.

Sobre la pregunta que encabeza este escrito, ¿Dónde está Dios en esta guerra?. Dios está también en los niños y niñas asustados, hambrientos, en los enfermos, ancianos, en los refugiados, en las mujeres embarazadas, en los heridos, mutilados y muertos ucranianos y rusos que mueren en el campo de batalla. Que son crucificados por las máquinas de muerte como la guerra. ¡Y Dios es el Dios de la vida!.

A nuestro juicio, el conflicto ucraniano-ruso se podrá resolver si Rusia inmediatamente para sus ataques y sale de Ucrania, si la OTAN desaparece de la faz de la Tierra porque va contra su misión original para la cual fue fundada en 1949 y Estados Unidos para de dictar pautas al mundo. De lo contrario vemos muy difícil que haya paz en la región a corto, mediano y largo plazo.

En resumen, Dios está actuando y hablando en miles de manifestaciones en favor de la paz y en contra de esta guerra y cualquier otra guerra. El rostro de Dios está en las víctimas. No basta orar, es necesario luchar y orar por la negociación y el diálogo en igualdad de condiciones. Dios no viola la libertad de decidir de los seres humanos. Para Dios, de acuerdo a Jesús, la libertad y el respeto son hermanas gemelas. Los amantes de la paz expresan públicamente su oposición a las guerras.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.