UCRANIA: ¡NO a la GUERRA!

ilustracion de una chica en traje tipico ucraniano. con las palmas abiertas parece liberar una paloma blanca, que vuela junto a sus cabellos.Ucrania es un país del este europeo con 41 millones de habitantes y tiene a Kiev como capital. Después del derrumbe de la Unión Soviética, Ucrania se independizó y pasó al área europea. Eso motivó que Rusia se adueñara de la península de Crimea perteneciente a  Ucrania y ocupara  la zona de Dombás en Ucrania (el 5% del territorio ucraniano) dando así origen a una guerra que dura desde hace 8 años con 14 mil muertos y dos millones de desplazados.

El actual enfrentamiento se debe a que el gobierno de Ucrania ha solicitado entrar en la OTAN, es decir a la alianza militar de occidente. Rusia se opone y quiere que Ucrania y los ex países de la Unión Soviética queden como área de influencia, o satélites, de Rusia; y que la OTAN retire sus tropas de esos países que ingresaron en la Alianza Atlántica después de 1997. Con excepción de Bielorrusia, estos países se niegan a volver al pasado. Nadie quiere volver al tema de las esferas de influencia, como en el pasado.

Debido al peligro de una guerra los obispos católicos de Ucrania y Polonia han lanzado un manifiesto en estos términos: “Pedimos a los gobernantes retirar enseguida los ultimátum y no aprovechar de otros países como mercancía de intercambio. La ocupación de Dombás  y de Crimea han demostrado que la Federación Rusa, violando la soberanía nacional y la integridad territorial de Ucrania, se sitúa en contra de las normas vigentes del derecho internacional. Esta situación es una grave amenaza para los países de Europa centro-oriental y para toda Europa, porque puede destruir la herencia de muchas naciones que han construido un nuevo orden de paz y unidad en Europa. Los regímenes totalitarios del siglo XX han traído muchas guerras y horrores ignorando la autoridad de Dios; enteras  poblaciones han sido exterminadas por un poder construido sobre la violencia. Toda guerra es una tragedia y nunca puede ser la manera racional de resolver los problemas internacionales  porque crea nuevos y más graves conflictos. Es una “carnicería sin sentido” (como decía el Papa Benedicto XV), una derrota para la humanidad  y una expresión de barbarie”.

El documento invita también a la OTAN a que “apoye políticas de paz y entendimiento y alivie las tensiones belicistas”; a todos exige respetar la independencia y soberanía territorial de cada país. También a nivel de Iglesia Ortodoxa ya en diciembre de 2018 el Patriarcado de Kiev, desde hace tres siglos subordinado al de Moscú, se convirtió en Iglesia autocéfala, es decir independiente, reconocida por Bartolomé de Constantinopla. Tanto el presidente Putin como el patriarca Kirill consideran la “unidad histórica” de Rusia con Ucrania, intocable.
Fue en Kiev, la cuna de la antigua Rus, que el príncipe Vladimir en el año 988 se hizo bautizar en la fe cristiana con su pueblo. Desde la Iglesia Católica de Ucrania, sin embargo, se cuestiona esa alianza entre Putin y Kirill como así los intereses políticos de la Iglesia Ortodoxa Rusa  y la instrumentalización por parte del gobierno ruso de los llamados valores cristianos con fines políticos.

Por su parte, el teólogo Gonzales Faus le recordó a Occidente no usar una doble vara: “Estados Unidos, cuando  la crisis de los misiles cubanos, defendía su derecho a no tener tan cerca aquella amenaza rusa y ahora no le reconoce a Rusia el mismo derecho a no tener una amenaza a solo 500 km de sus puertas. La OTAN es tan solo una organización defensiva y sin embargo se ha expandido hacia el este de Europa, como antes hacía el expansionismo ruso hacia el oeste”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.