FILIPINAS: MARIA RESSA, NOBEL de la PAZ

ilustracion con los rostros sonrientes de maria y dmitry
Nobel de la Paz: «por sus esfuerzos por salvaguardar la libertad de expresión, que es una precondición para la democracia y la paz duradera».

La periodista filipina Maria Ressa, de 58 años, pudo recibir personalmente en Oslo el Premio Nobel de la Paz 2021, junto al periodista ruso Dmitri Muratov, el 10 de diciembre pasado. Pudo acudir a pesar de la oposición del gobierno filipino, tras obtener el apoyo de tres tribunales filipinos. Ressa se enfrenta a siete causas judiciales en su país por luchar por la libertad de expresión y se encuentra en libertad condicional.

Ha sido víctima constante de campañas de persecución política y judicial por sus investigaciones sobre la llamada “guerra a las drogas” del presidente Rodrigo Duterte, por su lucha contra la desinformación y las noticias falsas. En los últimos dos años ha recibido diez órdenes de arresto.
En Oslo denunció claramente: “Vemos el declive de la calidad del periodismo, de la seguridad de los periodistas, de la calidad de la democracia a lo largo de esta década”. Alertó contra las redes sociales que difunden rápidamente noticias que son mentiras.
Ressa ha sido detenida en su país por presuntos delitos relacionados a su profesión de periodista y editora. Está libre bajo fianza pero en constante peligro de terminar en la cárcel por su oposición a la política autoritaria de Duterte. Ella dice que en su país se está librando una batalla a muerte contra la democracia y hay una impunidad creciente que no se veía desde la dictadura de Fernando Marcos.

En los últimos cinco años hubo 30 mil muertos por real o presunto consumo de drogas, con ejecuciones extrajudiciales y atropellos manifiestos. Hubo 58 abogados de víctimas asesinados. Ya son 16 los periodistas asesinados bajo la presidencia de Duterte, el cual está siendo investigado por el Tribunal Penal Internacional.
Ressa recibió el Premio en nombre de los 1.636 periodistas asesinados en el mundo en los últimos 20 años (según Reporteros sin Fronteras) y de los 293 actualmente en la cárcel.
Desde julio pasado el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Filipina es el obispo Pablo Virgilio David, una de las principales voces, respaldado públicamente por el Papa, contra la campaña antidrogas de Duterte que lo acusó de estar involucrado en el narcotráfico. El obispo David apoyó a Ressa: “Es una brillante periodista, apreciada por su profesionalismo que nos llena de orgullo y de esperanza a los filipinos amantes de la democracia. Muchas personas ven en este Premio una esperanza de salvar nuestras instituciones de las manos de demagogos populistas y líderes autoritarios. Esta mujer de alma grande ha osado dar voz a las viudas y huérfanos de la llamada guerra a las drogas”. 

El 9 de mayo del año entrante habrá elecciones presidenciales y el hijo del ex dictador Fernando Marcos, apoyado por el gobierno, es el candidato principal que justamente se apoya en una vasta red de desinformación en las redes sociales.
Con respecto a estas elecciones, el obispo David dijo que para ser buenos candidatos sugería esta receta: “Sigue los mandamientos de Dios. No mates, no robes, no mientas. Al observar esto, ya se estaría dando un gran paso. El poder político no consiste en ser dueño de las personas, sino en servir al pueblo”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.