ARGENTINA: MANIFIESTO de los CURAS VILLEROS

una madre y su hijo chico, viviendo a los pies de un edificio en la capital argentina. al costado de la improvisada cama hay un carro de mano de recoleccion
Buenos Aires, 2021.

El equipo de curas de villas y barrios populares de capital federal y gran Buenos Aires publicó un documento titulado: “La vivienda del pueblo: una asignatura pendiente”, en el aniversario del natalicio del padre Carlos Mugica.

Escriben: “La realidad no se comprende mirando desde el centro sino desde las periferias cada vez más populosas. Los dramas irresueltos  de la vivienda y el trabajo representan un grito estremecedor y creciente. Los alquileres tienen requisitos inaccesibles; comprar un terreno o una vivienda es una empresa desproporcionada para el sueldo de un obrero; sin hablar de los millones de argentinos que no tienen un trabajo formal. El país entró hace décadas en una espiral de empobrecimiento cada vez mayor, mientras cada vez mayor es la concentración de la riqueza y la desigualdad social. El sufrimiento del pueblo no tiene casi lugar en la agenda política y en los debates de campaña. La desconexión de algunos dirigentes políticos con el dolor del pueblo resulta pasmosa. Hay fallos judiciales que ordenan desalojos, a veces crueles, pero no hay fallos que obliguen a cumplir con el derecho a una vivienda digna, tal como queda consignado en la constitución nacional. Hay un sistema judicial que falla contra los pobres y no se preocupa en garantizar sus derechos constitucionales. La gente no vive en una villa o asentamiento porque le guste vivir hacinada, inundada por las cloacas. Los gobiernos son crueles cuando no escuchan están urgencias elementales y solo defienden los intereses del poder”. 

El documento está firmado por más de 40 curas y diáconos del cono urbano. Estos mismos religiosos han preparado, según el periodista Alver Metalli, otro documento para llamar la atención de la próxima Asamblea Eclesial de noviembre en México sobre el tema de la droga. Afirman: “La droga entre los jóvenes ha hecho estragos durante todo este tiempo de  pandemia con confinamiento, cierre de clubes y colegios. El Covid pasará, pero la droga permanecerá; es más longeva que el coronavirus y más letal. Proponemos que en cada barrio popular de América se vivan las tres C (colegio, club, capilla) por donde transcurre mayormente la vida de los jóvenes, ya que la intervención preventiva resulta más eficaz. Señalamos también los peligros de la liberalización de la marihuana, que se está difundiendo en casi todo el continente favorecida por la pandemia y advertimos  que no se deben minimizar los riesgos de su uso”.

Los curas villeros tienen como antecedente histórico el Movimiento de Sacerdotes para el tercer Mundo, del cual el p. Mugica era uno de los lideres principales y fue asesinado por el grupo parapolicial Triple A en 1974. El actual equipo en marzo de 2009 ya había dado a conocer un documento titulado: “La droga en las villas, despenalizada de hecho”. Como consecuencia del documento y de la acción de los curas, el p. José Maria Di Paola (padre Pepe) de la villa 21 fue amenazado de muerte. Pocos meses después el arzobispo Jorge Bergoglio creó la Vicaría para las Villas de Emergencia, designando a Di Paola como vicario de la misma. Escribió Di Paola: “Mientras veníamos de visita a las villas teníamos un conocimiento afectado por los prejuicios y la información o desinformación de los  medios masivos de comunicación. Este conocimiento ha dado lugar, viviendo allí mismo, a otro más directo sin otro mediador que la luz de la fe”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.