(Biblia) Apocalipsis: libro de esperanza 

Por Roberto Torres Collazo

pintura el juicio final de miguel angel, en la capilla sixtina
El Juicio Final, de Miguel Angel.

“En estos días Nueva York parece un escenario de una película apocalíptica….” dice el periódico Russia Today refiriéndose al impacto reciente de la tormenta Ida en el estado. Discovery Channel presenta un programa especial titulado “Nostradamus: Apocalipsis” donde sugiere que el futuro será un cataclismo mundial. En los medios de comunicación social y sectores fundamentalistas cristianos se suele asociar erróneamente el Apocalipsis con catástrofes, castigos, fuego, terremotos, guerras, que infunden miedo y pesimismo. Nada que ver con el verdadero libro del Apocalipsis que aparece en la Biblia. Apocalipsis viene del griego, Apokálypsis, significa revelación. Hay consenso entre la mayoría de los exégetas bíblicos, teólogas y teólogos Católicos y Protestantes, que es un libro de esperanza.

Debido a la abundancia y riqueza de imágenes y símbolos que contiene, puede ser difícil para nosotros entenderlo en la actualidad. Para comprender necesitamos preguntarle directamente a Juan, aunque obviamente no podemos porque murió hace 2 mil años. Sin embargo, en el mismo libro dejó detalles donde explica sus visiones. También es de gran utilidad tomar en consideración el contexto histórico en el momento que se escribió el Apocalipsis.

El renombrado biblista Carlos Mesters nos dice que fue escrito aproximadamente entre los años 90 y 100 después de Cristo. Fueron tiempos de persecución contra los cristianos y cristianas, primero bajo el emperador Nerón, 30 años después de la muerte de Jesús y en el año 95 bajo el emperador romano Domiciano. Escrito por Juan, quien se presenta sin ningún título: “Yo, Juan, hermano de ustedes, con quienes comparto las pruebas, el reino y la perseverancia en Jesús me encontraba en la Isla de Patmos a causa de la Palabra de Dios y por haber dado testimonio de Jesús” Apoc.1.9. Fue perseguido y desterrado.

Después de la muerte y resurrección de Jesús, el Evangelio se esparció rápidamente surgiendo pequeñas y muchas comunidades cristianas dentro y fuera de Palestina, hasta llegar al Imperio Romano. Pronto llegaron los problemas porque los cristianos y cristianas no estaban dispuestos a rendir culto a los dioses romanos ni al emperador de turno. Los cristianos y cristianas decían lo contrario: “Jesús es el Señor de Señores”, 17, 14. 19,16. ¡Hoy también hay dioses modernos mundiales como el dios dinero, el poder y la fama!.

El Apocalipsis fue escrito para el pueblo de las pequeñas comunidades esparcidas por el Imperio Romano. El emperador representado en el 666 desata una persecución violenta, 12,13, 17. 13,7. Había prisioneros, 2.10 y muchos sufrieron el martirio, 2,13. 6,9-11. 7,13-14. 16.6.17. 18,24. 20.4. Era muy difícil mantener la fe, 2,3-4. A la vez corrían falsas doctrinas y falsos profetas que traían confusión, 2,6.15. A éstos, Juan les llama “bestia con apariencia de cordero y voz de dragón” 13,11. Persecuciones también por parte de los judíos de su época 2,9. 3,9. Algunas comunidades estaban muriendo 3,1, otras estaban débiles pero continuaban en su fe 3,8. Todas las comunidades perseguidas y cansadas. Las comunidades más ricas se acomodaban engañadas por la riqueza 3,16-17. Gran parte de las comunidades eran personas pobres y hasta indigentes. En ese medio de los sufrimientos y dolores de las primeras comunidades cristianas aparece Juan a animarlas, infundir consuelo y esperanza, sin dejar de criticar a Roma, sede del imperio, a quien le llama la gran prostituta 17,1-2.

Juan le dice a las comunidades sobre el origen de esa revelación: 1,1-3, que viene de Dios a través de Jesús, debe ser escuchada y practicada 1,3, su recompensa: la felicidad 1,3, su urgencia: “¡El tiempo está cercano!” 1,3. Lo mismo que le dijo Jesús a Juan, le dice a las comunidades: “No tengas miedo, Soy Yo, Primero y el Último ¡Yo soy el que vive! ¡Estuve muerto, pero ahora estoy vivo por los siglos de los siglos y tengo en mis manos las llaves de la muerte y del infierno! 1,17. Pese a los sufrimientos y dolores del pueblo, en las siete comunidades terminan con promesas al vencedor: 2,7.11.17. 26-28. 3,5.12.21. Por ejemplo: “El vencedor vestirá de blanco. Nunca borraré su nombre del libro de la vida, sino que proclamaré su nombre delante de mi Padre y sus ángeles” 3,5.

En un breve escrito es imposible explicar todo el Apocalipsis, pero es muy importante saber que, además, el Apocalipsis tiene varios mensajes para el siglo 21 y no sólo para el siglo 1.
En algunos países se persigue, mata, acosa o discrimina a los cristianos, a quienes la lectura del Apocalipsis les podría ser reconfortante en la fe y esperanza. En otros ámbitos vivimos cansados existencialmente por las personas queridas que hemos perdido o están en los hospitales. Miedo a ser contagiados, abrumados con las medidas de seguridad sanitaria, angustiados al no tener trabajo o la posibilidad de perder la casa o apartamento. Aún así Jesús no abandona la humanidad a su suerte. Se nos hace una llamada a la esperanza militante, paciente, rebelde y pacífica. Jesús hablando por boca de Juan quizás diría hoy a los poderosos que dejen de explotar irracionalmente la madre tierra, que abandonen su culto a los dioses como el dinero, poder y prestigio. Y a nosotros tal vez nos diga que la pandemia pasará, que los imperios caerán, que aprovechemos el confinamiento para entrar en nuestro interior, asumamos la incertidumbre serenamente.
La voz del Espíritu resuena del fondo de la Tierra y del Cosmos infinito. ¡No tengamos miedo! ¡fuerza! ¡coraje!. No todo está perdido. Hago todas las cosas nuevas: Jesús en el futuro triunfará sobre la muerte, las injusticias, los dolores y sufrimientos Apocalipsis 2, 3-4, porque habitará definitivamente entre nosotras y nosotros. ¡No perdamos la esperanza aún cuando el camino sea duro!. 

 

Referencias

Aceituno, I. (2020, Abril). (En tiempos de crisis) Apocalipsis ¿optimista o pesimista? ¿esperanza o destrucción?. Portal: Lupa Protestante.

Álamo, P. (2020, Junio). Profetas de pacotilla y señales de los tiempos. Portal: Lupe Protestante.

Arregi, J. (2020, Marzo). Apocalipsis. Portal: Atrio.

Dufour-Léon, X. (2018). Vocabulario de teología bíblica. Editorial Herder: España.

Grabner-Haider, A. (1975). Vocabulario práctico de la Biblia. Editorial Herder: España.

Mesters, C. (1988). Cielo nuevo y tierra nueva. Ediciones Paulinas: Colombia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.