ESTADOS UNIDOS: ¿OBISPOS DESOYEN AL PAPA?

biden y francisco saludan desde un estrado. los dos sonrien, biden parece aplaudir timidamente, francisco saluda con un gesto como de bendicion, su mano a la altura de su cabeza. al fondo una camara de televisionEl presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, arzobispo José Gómez, de Los Angeles, ha enviado un comunicado a los obispos diciendo que la cuestión de la eucaristía a los políticos favorables al aborto se discutirá en la asamblea virtual del 16 al 18 de junio. Casualmente Joe Biden visitará el Vaticano el 15 de junio. Se votará por la redacción o no del documento doctrinal sobre “coherencia eucarística”, pero no por su aprobación.

Con esto se desoye la petición del Vaticano y de 68 obispos de Estados Unidos (entre los cuales los cardenales O’Malley, Gregory, Tobin, Cupich, reconocidos aliados del Papa) para que se pospusiera el debate para noviembre en una asamblea que se supone podría ser presencial. A estos 68 obispos, los ultraconservadores les contestaron que estaban creando discordia.
El arzobispo José Gomez, que es del Opus Dei y partidario de negar la comunión, aclaró que solo se aprobará la declaración si tiene el pleno de los votos, ya que el Vaticano presiona para la unidad de los obispos y una decisión común, aunque se retrasen las decisiones. Desde el Vaticano en la carta del 7 de mayo el cardenal Luis Ladaria no rechazaba la posibilidad de tal declaración, pero pedía prudencia y un mayor diálogo entre los obispos y con los mismos políticos católicos que están a favor del aborto legal, consultar con otras conferencias episcopales sin usurpar la función propia del obispo local quien es el que tiene en definitiva que decidir sobre si dar o no la comunión a un fiel suyo. Esa declaración, decía Ladaria, podría tener el efecto contrario a lo que  se busca y convertirse en una fuente de discordia dentro del episcopado y de toda la Iglesia en Estados Unidos.
Desde el National Catholic Reporter el jesuita Thomas Reese escribe: “Es obvio que el Papa y toda la Iglesia estamos en contra del aborto. Pero desde siempre la moral enseña que no todas las exigencias éticas deben convertirse en leyes civiles. Decía santo Tomás que las leyes civiles no deben prohibir todos los vicios sino tan solo los que hacen imposible la convivencia; él se oponía por ejemplo a criminalizar la prostitución. La política es el arte de lo posible y quien pretende lo imposible provoca males mayores. Según santo Tomás no es bueno para la sociedad formular leyes sabiendo que un gran número de personas no obedecerán; sería perjudicial para el bien común. El presidente Biden nunca ha cuestionado la doctrina de la Iglesia sobre el aborto y personalmente concuerda con ella. Como presidente de todos, cree que el aborto debe ser legal. Si a Biden se le debería prohibir la comunión, también debería hacerse con la mayoría de los católicos estadounidenses”.
Por eso el Vaticano ha pedido encarar el tema en el marco de la idoneidad para recibir la eucaristía por parte de todos los fieles y no solo de una categoría de católicos como los políticos. Muchos, también en el Vaticano, piensan que es una disputa política camuflada de doctrinal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .