ISRAEL: “DESPRECIO, ANTESALA DE LA VIOLENCIA”

una maquina esta demoliendo una vivienda palestina. un niño, de espaldas, observa desde un balcon.
Máquinas israelies demoliendo viviendas palestinas en Jerusalén (foto de asianews.it)

Según el patriarca católico de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa, la causa primera de todo lo que está pasando, casi una guerra civil, son los desalojos en un suburbio de Jerusalén Este de palestinos que vivían allí desde siempre en favor de colonos judíos, “una inaceptable violación de los derechos humanos”.

A eso siguió la brutal intervención israelí contra los musulmanes que celebraban el Ramadán en la explanada frente a la mezquita Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam, en el interior de la ciudad vieja, a lo que siguieron los cohetes de Hamas sobre Jerusalén desde Gaza y la represalia militar israelí bombardeando Gaza. Según Pizzaballa se trata de “una violencia ciega jamás vista antes, inesperada y que enseguida se difundió en varias ciudades. Lo que estamos viendo es el resultado de varios años de una política del desprecio y el abandono, sobre todo por parte de grupos extremistas de colonos amparados por las autoridades. El desprecio es hijo del racismo. Si se escribe sobre las paredes: “mate a los árabes o mate a los judíos”, en algún momento alguien lo llevará a cabo. El diálogo es percibido como signo de debilidad.  Hoy los extremismos de un lado y de otro han llegado a tener una dramática virulencia. Para reconstruir el tejido social se necesitará tiempo ya que el desprecio, antesala de la violencia, se da hasta en el parlamento y habrá que volver a partir de las escuelas con la enseñanza de la convivencia, el respeto, la tolerancia y el derecho. Es lo que estamos haciendo en nuestras escuelas sembrando semillas cuyos frutos verán las futuras generaciones”.
Según el vicario del patriarcado: “La reacción de Israel es desproporcionada y las bombas “inteligentes” hacen daño y matan también a los civiles porque no distinguen entre objetivos militares y civiles”.
El papa Francisco comentó los hechos con pocas palabras: “Para hacer la paz hace falta tener mucho coraje, mucho más que para hacer la guerra. ¿De veras se cree poder lograr la paz destruyendo al otro?”.
Según el franciscano p.Ibrahim Faltas que vive en Jerusalén: “El primer paso para la paz es el reconocimiento por parte de todos de la naturaleza única de Jerusalén, ciudad santa para las tres grandes religiones abrahamiticas, y que nunca podrá pertenecer a un solo estado o grupo religioso. Su identidad plural no debe ser anulada por una política de hechos consumados y llevados adelante también de manera brutal; esa politica está destinada a fracasar una y otra vez. La solución es la negociación, con la necesaria intervención de la comunidad internacional que no puede seguir estando ausente y mirar para otro lado”.
Por su parte el cardenal católico de rito maronita Bechara EL-RAI desde el Líbano denunció las violaciones israelíes en la Jerusalén ocupada y como la comunidad internacional ha catalogado a Israel de “potencia ocupante” de la ciudad sagrada y sin derecho alguno a anexiones, aunque las autoridades sionistas la consideren capital, en violación de lo establecido por la ONU.
El vaticanista y atento observador internacional Marco Politi escribe en “Il fatto quotidiano”: “Desde la ONU se reconoce a Israel el derecho de legítima defensa contra Hamas, pero se le exige cesar con la colonización, las demoliciones y el desalojo de palestinos, incluso en Jerusalén Este. No existe ningún “derecho divino” como sostienen los ultra-ortodoxos judíos para ocupar territorios en Cisjordania y hacer limpieza étnica, ni para ocupar Jerusalén Este. Por otra parte el mundo árabe no está particularmente interesado por la causa palestina. La crisis solo se resuelve, como sostiene el Vaticano, a través del derecho internacional. El gobierno nacionalista de Netanyau es súcubo del sector ultraderechista y sovranista de los colonos que así hablan a los palestinos: “Nosotros los judíos estábamos aquí antes que ustedes y estaremos aquí después de ustedes” (dicho en el parlamento) olvidando el principio de la ONU: “dos pueblos, dos estados”. Con la violencia y el uso de las armas de un lado y de otro nunca habrá solución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .