“AYUDA a la IGLESIA que SUFRE”: ATROPELLOS a la LIBERTAD RELIGIOSA

dos mujeres jovenes mozambiqueñas llevan sobre sus cabezas grandes bolsas del tipo plastillera con carbon vegetal. van caminando decididas, llevan camisetas y pareos coloridos. usan chancletas de goma. el paisaje es tipico africano, con suelo de tierra clara y arida. al fondo se ven chozas y corrales hechos de material vegetal. a lo lejos hay mas viviendas, algunas personas afuera y se aprecian algunos arboles altos.
Tara Tara de Matuge, en el norte de Mozambique (vaticannews.va)

“Ayuda a la Iglesia que sufre” (o a la Iglesia Necesitada), es una organización católica internacional fundada en 1947 por el sacerdote holandés Werenfried van Straaten que ofrece ayuda en más de 140 países a la Iglesia que vive en la pobreza y sufre persecución. Publica además cada dos años un Informe sobre las violaciones a la libertad religiosa.

En el último Informe, refiriéndose a todas las religiones, declara que más de 4 mil millones de personas (más de la mitad de la población mundial) sufren graves atropellos a la libertad religiosa en 26 países y en otros 36 países una libertad semiplena. Se calculan en 340 millones los cristianos perseguidos. Hay 50 países donde no hay ninguna o muy escasa libertad religiosa (China, Corea del Norte, Arabia Saudí, Yemen, Libia, Argelia, Somalia…).
Los que más avasallan las libertades religiosas son los estados donde reina el comunismo, el fundamentalismo islámico, el nacionalismo religioso, la ideología antirreligiosa. En los últimos años los grupos yihadistas consolidaron su presencia en el África subsahariana donde operan más de veinte grupos armados en 14 países. Extremistas islámicos con experiencia en las guerras de ISIS en Irak y Siria, se han instalado en Somalia, Mauritania, Malí, Burkina Faso, Niger, Nigeria, Camerun, Chad, Centroafrica, Congo, Mozambique, conectados por una red islamista trasnacional.
En dos años las víctimas (entre ellas cristianos y musulmanes) de estos grupos armados que operan al interior de los países, se han más que duplicado. También las violaciones sexuales son usadas como armas contra las minorías religiosas.
Hay que destacar que entre los dirigentes moderados del Islam se está dando un proceso de autocrítica con respecto del fundamentalismo islámico. Hay también unos 80 países que han adoptado leyes anti-blasfemia y un centenar que castigan con la cárcel el proselitismo y el cambio de religión.
En China y Myanmar 30 millones de musulmanes padecen persecución y discriminación. En occidente hay una persecución solapada promoviendo nuevos derechos o seudoderechos (aborto, derechos reproductivos, identidad sexual…) que contrastan con los valores cristianos y los derechos humanos de la Carta Onu de 1948.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .