FILIPINAS: IGLESIA Y POLÍTICOS CONTRA DUTERTE

tres hombres y una mujer de mediana edad están de pie tras la mesa de una conferencia de prensa. el hombre y la mujer al centro llevan crucifijos. los cuatro usan tapabocas y llevan camisas blancas de manga corta. detrás hay una pantalla con tres rostros de políticos posando.
Lanzamiento de la nueva coalición política filipina: “recuperar el respeto por los derechos humanos”.

El Hermano de la Salle Armin Luistro y el jesuita Albert Alejo son los convocantes de una coalición de figuras políticas y de la sociedad civil que surgió en Manila el pasado 18 de marzo para encontrar candidatos competentes en vista de las elecciones presidenciales y legislativas del año próximo. Se quiere terminar con la actual presidencia de Rodrigo Duarte y sus aliados, por el nefasto manejo que han hecho de la cosa pública.

Dicen en un comunicado: “Rechazamos a quien se identifica con el autoritarismo, a los responsables de las ejecuciones extrajudiciales y de quienes las instigan. Tenemos que recuperar el respeto por los derechos humanos, la integridad y la honestidad en el gobierno”. El presidente de la coalición es Antonio Carpo, magistrado retirado de la Corte Suprema. En el lanzamiento dijo el p.Alejo: “No se puede callar cuando los pobres y marginados sufren violencia y atropellos a sus derechos y asesinatos descarados”. También combaten contra una ley “antiterrorista” que permite medidas draconianas con detenciones arbitrarias y prolongadas sin recursos legales, por hipotéticos delitos. Han sido asesinados nueve activistas de derechos humanos a manos de las fuerzas de seguridad el pasado 7 de marzo; el hecho produjo indignación pública y la protesta de la Iglesia. El presidente Duterte instó recientemente a las fuerzas de seguridad a organizar redadas, a “matar y acabar con los rebeldes comunistas armados y a no preocuparse por los derechos humanos”. La ONG “Human Rights Watch” denunció que 110 abogados fueron asesinados desde 1972 hasta el presente (de ellos 61 desde 2016). En enero pasado fue asesinado otro sacerdote, el p. René Regalado, que defendía a los campesinos en Mindanao. “Su muerte es un producto evidente de la cultura de la muerte y de la impunidad que reina en el país”, aseguró la oficina de Justicia y Paz de los Franciscanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .