7 palabras para la felicidad

hacia una espiritualidad del siglo 21
Por Roberto Torres Collazo

La espiritualidad es anterior a toda religión institucionalizada y va más allá de la misma, aunque se manifiesta también dentro de las religiones. Por el simple motivo que el Espíritu está en todas partes y sin excepción es constitutiva en todos los seres humanos. Tema importante porque esta en juego nuestra desdicha o nuestra felicidad. Como dice Jung Mo Sung, la espiritualidad es: “El camino para la felicidad”. El siguiente nos pueda ayudar a caminar hacia una espiritualidad del siglo 21. Esta es nuestra propuesta para ser mas felices.

1. Respeto al Misterio

Dios no cabe en nuestra cabeza, no podemos abarcar todo lo que es Dios. Porque como dijera el sabio san Agustín: “Si entendiéramos a Dios no sería Dios”. El sobrepasa nuestra comprensión de la realidad. Estamos rodeados por el Misterio, también el mundo, el universo, la naturaleza y nosotros mismos somos un misterio. Es imposible saber todo de Dios, de aquí, nuestro respeto.

2. Agradecimiento

La persona espiritual es sumamente agradecida. Como dice el refrán popular: “Es de bien nacidos ser agradecidos”. En estos tiempos tan duros de crisis nacional y mundial resulta una bendición que alguien nos salude, nos invite a una cerveza o café, nos tienda la mano con un problema. Agradecida con la pareja que nos prepara la comida, con los que empaquetan la compra en el supermercado, los campesinos y campesinas que recogen las bondades de la naturaleza, con los que limpian nuestras calles. Agradecida por el sol, la luna, el viento, el agua que son gratuitos. Es todo lo contrario al pensamiento dominante del Mercado, donde todo se vende y se compra. Al ser sumamente agradecida, se sabe así misma que tiene que ser generosa.

3. Encuentro con la naturaleza

Encuentra gozo en medio de ella, se siente parte de ella, por esto la cuida y la defiende. La naturaleza es vida y por tanto tiene sus derechos. La persona espiritual está consiente que la naturaleza es una creación divina. Todo lo contrario al sistema capitalista neoliberal que la explota para el lucro, que desplaza forzosamente las naciones indígenas para quedarse con sus tierras y recursos naturales.

4. Encuentro con los otros y las otras

En la filosofía sudafricana se cree en Ubunto cuyo uno de los significados es: “Una persona es persona a causa de los demás”. Es decir, es abierta, no es rígida ni estrecha de mentalidad. No se entiende así misma sin el prójimo. Si te amo, me amo a mi mismo, si te ofendo me ofendo a mi mismo, si te hago sufrir yo mismo me hago sufrir, si te miento me miento yo mismo y si te mato yo mismo me mato. Si te hago el bien, me lo hago el bien a mi mismo. Esto es importante, porque la espiritualidad no es individualista, sino que se ve así misma en unión con los otros, especialmente con los discriminados, los marginados y pobres. En la parábola del Buen Samaritano en el Evangelio le pregunta un líder religioso a Jesús qué debe hacer para ganar la vida eterna, él le hace un cuento donde un samaritano se compadece de un herido en el camino, al final le dice “Haz tu o mismo”. “La compasión nos salva” suele decir el líder espiritual Dalai Lama.

5. Una relación con Dios

No todas las tradiciones espirituales tienen una relación personal con Dios. Unas tienen una visión cósmica, ahistórica o impersonal de Dios. Jesús, lleno del Espíritu, estableció una relación personal con Dios mediante la oración personal. Sacaba tiempo para orar, pasaba noches orando a solas nos dicen los Evangelios. La oración sincera en un lugar a solas, nos otorga, entre otras cosas, fuerzas y paz interior para enfrentar las crisis personales y colectivas. Para orar podemos tal vez hacer lo que dijo santa Teresa: “Oración es tratar de amistad, estando muchas veces a solas con quien sabemos que nos ama”.

6. Profética

La espiritualidad posmoderna es una espiritualidad realista y esperanzadora. Que denuncia en nombre del Espíritu las injusticias, las guerras, los fundamentalismos religiosos, políticos, económicos o militares ¡que tanto daño hacen a la humanidad!. Grandes modelos de profetas fueron Jesús de Nazaret, Martin L. King, Mahatma Gandhi, Antonio Montecinos, Bartolomé de las Casas y tantos otros. También la espiritualidad del siglo 21 está convencida que otra sociedad y otro mundo es posible y no sólo convencida, si no que está comprometida en sus gestos y acciones concretas unidas a las luchas populares, necesidades, sufrimientos, aspiraciones de los pueblos actualmente crucificados por el hambre, la pobreza, las desigualdades, el patriarcado, la homofobia, el racismo, el colonialismo, la intolerancia, la destrucción de la naturaleza…. El compromiso concreto puede despertar la esperanza de los otros.

7. No hay espiritualidad sin compromiso

Por último, pero no menos importante, la espiritualidad del siglo 21 si no tiene acción, es una espiritualidad dormida. No es holgazán. Es una opción radical de compromiso en defensa de los niños y niñas que pasan hambre, de la mujer violada o abusada, el anciano abandonado, asume una posición contra el cambio climático, las extinción diaria de las especies, la contaminación de las aguas…. El capitalismo neoliberal desde comienzos de los años 70 ha intensificado la destrucción del planeta y nos vendió la idea de que todo el mundo ganaría, que no habría fronteras, pero lo que ha ocurrido, entre muchas otras, es que en la mayoría de los países las riquezas se han concentrado en el 1% de la población y las fronteras están abiertas para las mercancías y no para los refugiados y migrantes.

Se puede tener una mansión, un carro de lujo, una gran cuenta en el banco y ser infeliz, sin embargo se puede tener pocas cosas y ser feliz. No estamos diciendo que la miseria es buena. Si no nutrimos seriamente nuestra espiritualidad, nos podemos sentir vacíos, experimentar una vida sin sentido, llevar una vida aburrida, vivir de deseos superficiales sin grandes ideales, es decir, no ser felices. La espiritualidad no es una meta, es un caminar dejándonos conducir por el Espíritu, la clave de la felicidad.

 

Referencias

Betto, F. & Boff, L. (2005, 6ta, Edicao). Mística e espiritualidade. Editorial Garamond: Rio de Janeiro, Brasil.

Betto, F. (Marzo, 2010). Religión y espiritualidad. Portal: Rebelión.

Chittister, J. (2017). Bajo la luz de Dios: la sabiduría de los monjes del desierto. Editorial Sal Terrae: España.

Mesa, A. M. (2014). Espritualidad: para tiempos de crisis. Editorial Desclée de Brouwer: Bilbao, España.

Morano, D.C. (2020). Mística y psicoanálisis: el lugar del Otro en los místicos de occidente. Editorial Trota: Madrid.

Pagola, A. J. (2015, 8va. Edición). Creer, ¿para qué?: conversaciones con alejados. Editorial PPC: Madrid.

Sung, M. J. (2018). O caminho espiritual para a felicidade. Editora Santuario: Sao Paulo, Brasil.

Tamayo, J. J. (Junio 9, 2018). Hacia una espiritualidad profética para el siglo XXI. Conferencia del Dr. Juan José Tamayo en Boston College, MA, Estados Unidos. En YouTube: Aug 20, 2018. Parte 1 y 2.

Vigil, M. J. (fecha no disponible). Creer como Jesús: la espiritualidad del Reino elementos fundamentales de nuestra espiritualidad latinoamericana. Portal: Koinonia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .