CASO BECCIU: PRIMERAS REACCIONES

El caso Becciu en la prensa italiana.

Frente al caso del cardenal Becciu  acusado de peculado y favoritismos, el coordinador del Grupo de los 6 cardenales que asesoran al Papa, Oscar Maradiaga, declaró: “Estamos en un proceso de limpieza financiera que se está llevando a cabo desde la primera reunión del Consejo de Cardenales en octubre de 2013…

…Hubo un sistema de control financiero que no funcionó. Durante siete años hemos trabajado para corregirlo y hacerlo eficiente. Ya hemos obtenido buenos resultados y el proceso de purificación continuará. El caso Becciu es una etapa más dentro de la depuración que se está haciendo en búsqueda de transparencia y honestidad. Habrá ahora un presupuesto único para toda la curia, controlado por la Secretaría de Economía que dirige el jesuita español Juan Antonio Guerrero. Estamos trabajando para un control cada vez más centralizado”. Por su parte el cardenal Walter Kasper dijo: “El Papa está simplemente llevando a cabo, paso a paso, lo que se propuso desde el comienzo aún no conociendo la curia por dentro: una reforma que le habían pedido los cardenales cuando fue elegido. Pero cambiar la mentalidad de los curiales y ciertas conductas en una institución tan antigua y compleja, no es nada fácil. No hay que generalizar la corrupción en la curia, pero hay personas que no aceptan estas reformas. Sin embargo el Papa está decidido a seguir para adelante en un camino, difícil pero necesario, ya empezado por el Papa Benedicto”. Muy duras las palabras de la religiosa Lucia Caram haciéndose eco de la voz de muchos feligreses indignados: “El Papa ha dicho: “tolerancia cero” a la corrupción en la Iglesia, igual que con los pedófilos. Ya hay una larga lista de prelados apartados. Lo que ha hecho Francisco es muy sencillo y así lo dijo desde el comienzo: ”Pecadores sí, corruptos no”. Francisco es muy indulgente como Jesús con las debilidades humanas pero cuando se trata de abusar, estafar, mentir, especular en daño de otros, es intransigente. Francisco ha entrado en las finanzas, les ha tocado el bolsillo y ha descubierto que allí había mucha basura acumulada. Las arcas vaticanas llegaron a ser como un paraíso fiscal con indulgencia plenaria para los mitrados y sus sequitos de obsecuentes. Francisco sabe muy bien que los problemas de los que lo atacan no son teológicos; no les importa demasiado lo de Amoris Laetitia o del Sínodo de Amazonia, sino sus privilegios y más rudamente la bragueta y los bolsillos. Nosotros estamos con el Papa y con él queremos construir el Reino querido y soñado por Jesús”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .