BRASIL: CARTA AL PUEBLO DE DIOS

Cientocincuenta y dos obispos de Brasil que se declaran en consonancia con el papa Francisco y la Conferencia Episcopal, han enviado una Carta al Pueblo de Dios en Brasil “en uno de los períodos más difíciles de nuestra historia”. Sin eufemismos denuncian la dura realidad que vive el país. Se transcriben aquí las expresiones más significativas de la Carta…

“Sistemáticamente escuchamos discursos anticientíficos, que intentan naturalizar miles de muertos por la pandemia, como si se tratara de pura casualidad o de castigo divino; son discursos que no se basan en principios éticos y morales. Hay una combinación de una crisis sanitaria sin precedentes con un colapso abrumador  de la economía y una profunda crisis política y de gobierno causada en gran parte por el  presidente de la república y otros sectores de la sociedad. Analizado el escenario político sin pasiones percibimos claramente la incapacidad e incompetencia del gobierno federal para hacer frente a estas crisis, agravadas por el hecho de estar en contra de estados y municipios, de los poderes de la república. Nos asombra el desprecio por la educación y la cultura con ideas oscurantistas contra la libertad de pensamiento y de prensa y la indiferencia por el hecho de que Brasil sea uno de los países con más infectados y muertos en el mundo por la pandemia, sin siquiera tener un ministro oficial y competente de Salud. La “casa común” es constantemente amenazada por la acción inescrupulosa de madereros, mineros legales e ilegales, terratenientes y gente que desprecia los derechos humanos y los de la madre tierra. Se ha empeorado la vida de los más pobres liberando el uso de los agrotóxicos antes prohibidos, aflojando el control de la deforestación, olvidando las comunidades indígenas y los barrios marginales de las ciudades. El presidente de la república vetó el acceso de agua potable, material de higiene, camas hospitalarias y otra ayuda sanitaria para los territorios indígenas por falta de presupuesto. Hay una economía insostenible de signo neoliberal que privilegia el monopolio de pequeños grupos de poder que buscan sus beneficios a cualquier precio en detrimento de las grandes mayorías. Se acerca un caos socio-económico con desempleo y hambruna y con políticos que pretenden mantenerse en el poder a toda costa; la recesión puede llevarnos a tener 20 millones de desocupados. Hasta la religión es utilizada en pos de esta política. (“Dios encima de todo”). Hay grupos religiosos fundamentalistas que colaboran con el mantenimiento de un poder autoritario. No puede haber complicidad entre religión y un estado laico. No se puede usar el nombre de Dios, mezclado con declaraciones y posturas que incitan al odio”. Los obispos terminan llamando a un urgente diálogo nacional en el marco de la Constitución y aseguran no tener intereses partidistas, económicos o ideológicos sino que hablan en nombre del Evangelio y de la Doctrina Social de la Iglesia. Entre los firmantes hay importantes personalidades como el cardenal Claudio Hummes, amigo del Papa y organizador del Sínodo sobre Amazonia, el ex secretario de la CNBB Leonardo Steiner, Erwin Krautler etc. A este documento se han adherido 1.058 sacerdotes y diáconos con otra carta de apoyo al documento. Frente a la crisis sanitaria por el coronavirus y a la ineficiencia del gobierno, la Iglesia ha reaccionado con gran cantidad de iniciativas; inclusive han sido contagiados 347 sacerdotes y 9 obispos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .