ECUADOR: DEMANDAN AL ESTADO

El obispo Adalberto Jiménez, del vicariato apostólico de Aguarico en Amazonia, es uno de los dos obispos junto a Celmo Lázzaris del vicariato de Sucumbios, en demandar al estado ecuatoriano, ministros y empresas por daño ambiental. El 7 de abril pasado, debido a la ruptura de un oleoducto, hubo un derrame de 15.800 barriles de petróleo, que afectó a más de cien comunidades y a más de 300 kilómetros del río Napo. Ahora los indígenas tienen miedo a acercarse a las aguas del río que para ellos es fuente de vida.

El gobierno justificó el hecho como desastre natural. El obispo Jiménez está presente en el juicio, acompañado por los dos obispos de Sucumbios y Puyo y el apoyo de todos los obispos amazónicos. El juicio está siendo llevado  a cabo de forma telemática y participa un centenar de personas entre defensores de los derechos humanos, científicos, indígenas. “La noticia del derrame tuvo eco en los medios, pero de las consecuencias para las comunidades indígenas nadie habló. El gobierno no ha atendido a las necesidades de la gente, afectada también por la pandemia. Queremos hacer una denuncia profética ante una injusticia tan grande, aunque nos sentimos como una hormiga frente a un elefante”, dijo el obispo Jiménez. El hecho es novedoso y valiente y tuvo el antecedente en Ecuador de dos grandes obispos como Proaño y Luna Tobar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .