(espiritualidad): UNA VIDA FECUNDA

“Una vida fecunda no es solo la que procrea hijos o hace muchas obras, sino también la que va dejando en los demás algunos pedacitos de alma. Nuestro único ideal no puede ser el de llegar a viejo. Hay que dejar el mundo más habitable que cuando llegamos…

…Que alguna semilla nuestra esté germinando dentro de alguien. No se cree más en la lenta eficacia del amor aún en las pequeñas cosas. Muchas veces el amor es aparentemente inútil. Ser cristianos es ser más personas, más humanos. Cristo es el ser humano que ha vivido en plenitud su humanidad. Hay demasiadas almas inútiles que se precian de ser humanas y son incapaces hasta de ofender a Dios. Hay por todas partes una moral del éxito, la eficacia, el aplauso, la popularidad. Pero el verdadero éxito es el cariño de la gente y la peor desgracia es alcanzar la fama sin tener la amistad y el amor de nadie. Muchos justifican su existencia por el trabajo y el activismo. Hay que aprender antes que nada a gustar y aprovechar lo que se nos ofrece gratis: la vida, la naturaleza, el amor, las relaciones fraternas, la fe sabiendo asumir el dolor, el fracaso y la muerte como parte de la vida. Se es feliz no por no haber sufrido nunca, sino por saber sufrir. El que no ha sufrido nunca, no sabe nada”.

                                            Martín Descalzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .