(aniversario) HACE 15 AÑOS: MURIÓ JUAN PABLO II

Juan Pablo II es bienvenido a Cerro Largo, Uruguay, por Roberto Cáceres.

El Papa Karol Wojtyla murió el 2 de abril de 2005. Seis días después hubo un solemne funeral con la participación de más de 70 líderes mundiales y un millón de feligreses llegados de todo el mundo. Tenía 84 años y su muerte se debió a una septicemia y a un colapso cardiaco-pulmonar. Falleció la noche previa al domingo de la Divina Misericordia, fiesta instituida por él mismo, bajo la inspiración de la religiosa polaca santa Faustina Kowalska que tuvo revelaciones especiales del cielo y murió en 1938 a los 33 años. Las últimas palabras del Papa fueron en polaco: “Déjenme ir a la casa del Padre”.

Al ser anunciada su muerte, en medio del rosario colectivo rezado en la plaza de san Pedro, el público prorrumpió en nutridos aplausos como expresión de cariño y acompañamiento. En su agonía le dictó a su secretario, el actual arzobispo de Cracovia Stanislaw  Dziwisz, una carta en la que decía: “Soy feliz; séanlo ustedes también. No quiero lágrimas. Confío mi vida a la Virgen. Recemos juntos agradecidos”. Todos recuerdan cuando impartió su penúltima bendición desde la ventana de su estudio con aquel fallido intento de pronunciar alguna palabra. El avance de la enfermedad del Parkinson lo había debilitado hasta la indefensión. Su última aparición a la ventana para bendecir a la gente, en silencio, fue el 30 marzo. Se celebró una misa al pie de su cama en la tarde del 31 de marzo. Él tenía los ojos cerrados, pero en el momento de la consagración levantó lentamente su mano derecha sobre el pan y el vino. Su pontificado había durado 26 años y cinco meses, el tercer pontificado más largo de la historia. Fue el primer papa no italiano después de cinco siglos. Fue llamado el “Papa peregrino” porque viajó por el mundo como ningún otro Papa hasta entonces. Hizo 104 viajes internacionales, sin contar un centenar de viajes por distintas regiones de Italia.

 

JUAN PABLO Y EL COMUNISMO
El atentado contra Juan Pablo el 13 de mayo de 1981 se dio mientras circulaba entre la gente en un jepp abierto por la plaza de san Pedro. El Papa fue herido en la mano, el brazo y el abdomen. Un joven fanático turco fue el autor material; a él lo atrapó una religiosa franciscana que lo agarró por la espalda hasta que intervino la policía. El Papa estuvo consciente hasta llegar al hospital; rezaba permanentemente a la Virgen. Era el 13 de mayo, fecha de la primera aparición de la Virgen en Fátima. Por eso su salvación la consideró un milagro de la Virgen: “Una bala disparó y otra mano guió la bala”. Había perdido más de tres litros de sangre; sin embargo la bala no había tocado los órganos vitales.

La investigación sobre el atentado se orientó hacia los servicios secretos búlgaros, en el marco de una campaña lanzada por los soviéticos contra el Papa.  El hecho sucedió dos semanas después de la aprobación en la URSS de un decreto redactado por Yuri Andropov con medidas contra “las políticas del Vaticano hacia los estados socialistas”. Juan Pablo fue clave en la caída del comunismo. Desde el comienzo de su pontificado era el enemigo más temido por los líderes comunistas;  sabían que un Papa polaco tendría un efecto decisivo en la revitalización del patriotismo anticomunista polaco. Polonia siempre había sido el eslabón más débil del bloque soviético. La primera visita del Papa a Polonia en junio de 1979 supuso el comienzo del fin de la URSS. Durante nueve días se movilizaron 9 millones de personas para escuchar al Papa. El motivo oficial de la visita fue el jubileo del obispo polaco san Estanislao. Fue una movilización no violenta y tampoco hubo represión. Pero la fundación del sindicato “Solidarnosh” tan solo un año después no hubiera sido posible sin el impacto moral de la presencia y de la palabra del Papa. El secretario del Papa Dziwisz recuerda la satisfacción del Papa después del viaje y como al volver al Vaticano  durmió 14 horas seguidas. Hasta había perdido la voz por la cantidad de homilías y  discursos, todos redactados por él personalmente.

 

CAIDA DEL COMUNISMO
Efectivamente de los astilleros de Glansk en 1980, con una larga huelga sin precedentes, surgió impulsada por Lech Walesa, el sindicato “Solidaridad”, protagonista de los cambios que vendrán después. Esa visita del Papa a Polonia, a la que seguirán otras, fue duramente obstaculizada por los soviéticos. Leonid Brezhnev exigía que las autoridades polacas presionaran al Papa para que suspendiera la visita y se declarara enfermo.

Al agravarse la situación los soviéticos amenazaron una intervención armada; ya había 18 divisiones en la frontera. Frente a esa posible intervención, el Papa declaró: “Si los rusos invaden Polonia iré a colocarme ante los tanques”. Si el comunismo cayó en 1989 sin derramamiento de sangre no puede explicarse sin referencia al Papa polaco y a la revolución de las consciencias que había suscitado. Lech Walesa declaró en el 2009: “La verdad es que la caída del muro de Berlín se debe el 50% al papa Juan Pablo, el 30% a Solidarnosh y solo el 20% al resto del mundo”. El mismo Mijail Gorbachov: ”Lo que ha sucedido en el este europeo en estos años, hubiera sido imposible sin la presencia y el rol desarrollado por Juan Pablo II”. El Papa, más humildemente: “El comunismo como sistema se ha caído solo, como consecuencia de sus propios errores y abusos. Fue una medicina más dañina que la enfermedad; no ha llevado a cabo una verdadera reforma social”. Pero repetidas veces el Papa declaró que la caída del comunismo no era la victoria del capitalismo. Su lucha contra el comunismo no era un apoyo tácito al capitalismo, como consta en sus encíclicas sociales. En una entrevista al diario italiano “La Stampa” de 1993 dijo: “Había semillas de verdad también en el programa socialista y que no deben perderse. Los protagonistas del capitalismo actual siempre tienden a desconocer las cosas buenas de las políticas socialistas: la defensa de los trabajadores, la lucha contra el desempleo, la preocupación por los pobres y lo social… Si el capitalismo hoy no es más el capitalismo salvaje de antaño, esto se ha producido también gracias al pensamiento socialista”.

                                        PRIMO CORBELLI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .