FRANCISCO: LECCIONES DEL CORONAVIRUS  

El papa Francisco habló en una entrevista realizada por teléfono y publicada en el diario italiano “La Republica” el 18 marzo, invitando a “redescubrir los pequeños gestos concretos de proximidad hacia las personas más cercanas a nosotros. Si sabemos vivir así este encierro, estos días no serán desperdiciados. Muy a menudo las familias en casa comen juntos en un gran silencio, que no es para escucharse mejor unos a otros sino más bien porque los padres ven la televisión mientras comen y sus hijos están concentrados en sus teléfonos móviles. Parecen unos monjes aislados uno de otro. Así no hay comunicación; escucharnos y hablarnos es importante para entender los problemas de cada uno, sus necesidades, esfuerzos, deseos. El dolor de estos días debe abrirnos a una mayor comunicación con gestos concretos”.

En la misma entrevista el Papa se declaró de acuerdo con el periodista y presentador de televisión Fabio Fazio que escribió sobre 15 lecciones que aprendió de la crisis del coronavirus. El Papa citó en su totalidad la que dice: “La crisis ayuda a estimular a las personas para que aprecien lo que realmente importa en la vida como las relaciones personales, la solidaridad y el respeto para el medio ambiente; a exigir a los políticos y a todos más  responsabilidad. Se ha hecho evidente por ejemplo que aquellos que no pagan impuestos no solo cometen un delito sino un delito grave; si no hay suficientes camas en los hospitales o respiradores artificiales, también es su culpa”. Hablando con el periodista español Jordi Évole a través de una videollamada: “Admiro y agradezco el testimonio de médicos, enfermeros, voluntarios que tienen que dormir en camillas porque ya no hay camas en el hospital y no pueden ir a sus casas. Son los santos de la puerta de al lado. A pesar de su extraordinario cansancio se inclinan con paciencia sobre los enfermos, para suplir la ausencia obligada de los familiares”. Hablando con el periodista Domenico Agasso de “La Stampa”: “Esto que está pasando nos demuestra una vez por todas que la humanidad es una única comunidad. Todos sufrimos, sin discriminaciones. Y solos podremos salir de esta situación todos juntos, ayudándonos. No hay que distinguir entre creyentes y no creyentes. Todos estamos en la misma barca; todos somos hijos de Dios. Creo que de esta pandemia surgirá una sociedad mejor. No tengan miedo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .