VATICANO: “SE TERMINÓ LA CRISTIANDAD”

“Cuando hay necesidad pastoral, el pastor debe pensar en los fieles”.

En el discurso de fin de año a la curia vaticana el Papa habló de un cambio epocal al que la Iglesia ha de adaptarse desde el Evangelio y leyendo los signos de los tiempos. Recordó que la Tradición bien entendida de la Iglesia “es como una planta, siempre idéntica a si misma pero que crece y se desarrolla”. La Iglesia no sería la misma Iglesia de Cristo si se hubiera quedado en el tiempo apostólico o en la edad media. Y les recordó a todos que “no estamos más en régimen de cristiandad; por eso las reformas son necesarias”.

Lo que más escandalizó a algunos fue la cita que hizo el Papa del difunto cardenal Carlo Maria Martini, líder del ala progresista de la Iglesia, que en la última entrevista poco antes de morir dijo: “la Iglesia está atrasada 200 años” (se refería al hecho histórico que después de León XIII la Iglesia se encerró en sí misma y condenó la modernidad). Los enemigos de Francisco tratan de exaltar al Papa emérito Benedicto como garante de la verdadera Tradición y doctrina de la Iglesia; y hablan de “dos Papas” olvidando que ahora Ratzinger puede expresar sus opiniones, pero es simplemente el obispo emérito de Roma y un destacado teólogo. Una cosa es el “teólogo” Ratzinger y otra el “papa Benedicto”.

Se debe a la sabiduría de Ratzinger la respuesta del más absoluto silencio frente a estos delirios. Y esto a pesar de la manipulaciòn que se hace del Papa emérito como en el caso del cardenal ultraconservador de la curia vaticana Robert Sarah y su último libro (“Desde lo profundo de nuestros corazones”) presentado hábilmente en coautoría con Benedicto. Allì, citando un sola vez el Concilio Vaticano II, se dice que el celibato de los curas es intocable, esencial y se advierte sobre una futura “catástrofe” o “noche oscura” para la Iglesia. En realidad lo que importa para el Pueblo de Dios son las propuestas conclusivas de la mayorìa del Sínodo Amazónico y las que serán las decisiones de Francisco. Sobre este tema ya se pronunció Francisco de regreso del viaje a Panamá: “Pienso que el celibato es un regalo para la Iglesia. No estoy de acuerdo en permitir el celibato opcional.  Quedan algunas posibilidades en lugares remotos. Cuando hay necesidad pastoral, el pastor debe pensar en los fieles”. Para un cardenal como el africano Sarah, que ha jurado fidelidad y colaboraciòn al Papa y es parte de su gobierno (como prefecto de la Congregaciòn Pontificia de la Liturgia), llama la atenciòn que se anticipe, casi presionando, con un juicio tan severo sobre una posible decisión papal en favor de la ordenación sacerdotal de los “viri probati” (diáconos permanentes casados) en Amazonia. El cardenal ha definido las polémicas causadas por su libro como “nauseabundas y engañosas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .