SÍNODO: CÓMO ESTAR CERCA DE LA GENTE

El teólogo brasileño presente en el Sínodo dijo en una entrevista: “Solo con la Palabra de Dios, como hacen las iglesias protestantes, podemos evangelizar hasta por internet. Pero nuestra Iglesia anda con dos piernas: la Palabra y el sacramento. El sacramento significa estar presentes, que haya un contacto humano y cercano. Por eso es necesario crear una Iglesia descentralizada, donde cada comunidad tenga sus ministros, no ya con visitas fugaces (y con todo el esfuerzo personal y económico que eso supone), ni tampoco con extranjeros sino con locales”.

Paulo Suess destacó además que “lo bueno de este Sínodo es que no hay temas prohibidos (como algunos quisieran) y el debate es totalmente libre”. Según el teólogo venezolano Rafael Luciani, hablando de los ministerios dijo: “Más que el celibato, lo que está en juego es el giro que debe hacer la Iglesia de una Iglesia clerical a una Iglesia toda ministerial. Hay que pasar de una parroquia tradicional a la misión, del clericalismo al protagonismo del Pueblo de Dios. Los sacramentos son un derecho que tienen los feligreses y por lo tanto es un deber de los pastores proveerlos. Los que se oponen a los “viri probati” se olvidan que la comunidad cristiana se funda y edifica sobre la Eucaristía y la Palabra”. El obispo brasileño Carlo Verzeletti dirige la diócesis de Castanhal con 1.100 pueblos en la desembocadura del Río de los Amazonas con muy pocos curas, y ancianos, para todos. Este es su testimonio: “Esto de correr de un lado a otro de los sacerdotes no ofrece la presencia, la proximidad, el apoyo que la gente desea; no hay una pastoral seria y organizada, no se vive en medio de la gente. El sacerdote se transforma en un distribuidor de sacramentos”. Por eso el obispo se declara favorable a la ordenación de los “viri probati”, “siempre que sean preparados y de vida ejemplar y no sean tratados como de segunda categoría”. Hace el ejemplo de su ciudad donde hay 50 templos católicos y 750 templos pentecostales con sus pastores. “He ordenado 110 diáconos permanentes, pero no es suficiente. Si el Papa tomara la decisión de ordenar hombres casados, ya sabría indicar personas que podrían desarrollar un trabajo extraordinario, con una vida verdaderamente eucarística y entregada”, dijo. No son de la misma opinión otros obispos amazónicos que quieren que el tema del celibato y la falta de vocaciones sacerdotales sean tratados en un sínodo universal, ya que este problema afecta a toda a Iglesia. Otros insisten en la atención pastoral que hay que dar a los habitantes de Amazonia que han emigrado a las periferias de las grandes ciudades y centros; se habla hasta de seis millones de indígenas. Los indígenas por su parte, presentes en el Sínodo, han elevado su protesta porque se sienten eliminados del mapa por las autoridades públicas, agredidos, olvidados por la ONU, las organizaciones internacionales, el periodismo. “Nadie hace caso a nuestras denuncias de los crímenes que se han cometido y se cometen en contra de nosotros”, se quejó la docente Yesica Patiachi, de una etnia peruana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .