ALEMANIA: TURBULENCIAS ECLESIALES

Thomas Sternberg, presidente de los laicos alemanes.

Los católicos alemanes se proponen enfrentar la crisis de credibilidad de la Iglesia encarando cambios estructurales sobre temas muy delicados, lo que ha creado malestar en el Vaticano. Los obispos han emprendido no un Sínodo, sino un “proceso sinodal” con la colaboración también de los laicos sobre temas como la separación de poderes en la Iglesia, la moral sexual, el celibato de los curas y el rol de las mujeres en la institución. El Papa les ha advertido en una carta que no pueden tomar iniciativas individuales sobre estos temas.

En el Vaticano incomoda también la participación de los laicos en estos debates. El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana cardenal Reinhard Marx, después de haber hablado con el Papa dijo el 23 de septiembre en una conferencia de prensa: “El Papa nos anima a que sigamos con nuestro camino sinodal y hemos podido deshacer algunos malentendidos. No existe ninguna  confrontación con el Vaticano. Antes que nada somos Iglesia “Católica”. Es evidente que no podemos en Alemania emitir normas que no rigen para el resto de la Iglesia. Naturalmente se pueden promover muchas cosas, como cambios en el Derecho Canónico. Inclusive en Roma hay diferentes posiciones; solo que aquí se hacen públicas. No podemos pensar que ya mañana va a ser todo diferente, pero también hay que cuidarse del inmovilismo de quienes piensan que cualquier cambio es una traición a la fe. No habrá un camino alemán especial sin Roma en las cuestiones relevantes de la Iglesia mundial”. El 19 septiembre pasado 240 teólogos se declaraban de acuerdo con los obispos para encarar estos temas calientes. Por su parte el presidente de los laicos alemanes Thomas Sternberg aclaró: “No queremos una Iglesia nacional. Una de las mayores riquezas de la Iglesia Católica es que es global y no nacional. Hay sin embargo cosas en las que la Iglesia alemana puede tomar decisiones sin consultar a Roma”. El Papa acepta que se discutan estos temas finalizados a la evangelización en el marco de la Evangelii Gaudium y en unión con toda la Iglesia universal. El cardenal alemán Walter Kasper ha asegurado: “Siempre ha habido tensiones entre Alemania y Roma. En este momento puedo decir que la inmensa mayoría de la Iglesia alemana está en sintonía total y profunda con Roma” También la Iglesia Suiza está planeando un proceso parecido al que llama “proceso de renovación” sobre los mismos temas. El presidente de la Conferencia Episcopal Felix Gmur dijo: “La unidad con la Iglesia universal es prioridad, pero hay que hacer algo porque hay una crisis de credibilidad de la Iglesia y aumentan los que  desertan de la Iglesia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .