ANIVERSARIO: PACTO DE LAS CATACUMBAS

Hace 54 años, el 16 de noviembre de 1965, poco antes de la clausura del Concilio, 40 obispos se reunieron en las catacumbas de Domitila en las afueras de la ciudad, donde se reunían los cristianos perseguidos y marginados de la antigua Roma. Celebraron la Eucaristía y al final firmaron el llamado “Pacto de las Catacumbas” en el que se comprometían a vivir en la pobreza, a rechazar todos los símbolos y privilegios del poder, a colocar a los pobres en el centro de su ministerio episcopal.

Concretamente se comprometían a “vivir igual a nuestro pueblo en lo que toca a la casa, comida, medios de locomoción y en el vestir; a no poseer bienes muebles ni inmuebles, ni tener cuentas en el banco a nombre propio; a confiar la economía a laicos competentes y conscientes; a rechazar títulos que expresen grandeza y poder (eminencia, excelencia, monseñor..); a evitar privilegios y acomodos con los ricos y poderosos; a apoyar a los trabajadores y económicamente débiles y subdesarrollados; a transformar nuestras obras de beneficencia en obras sociales basadas en la caridad y la justicia; a luchar para que nuestros gobiernos promuevan la justicia, la igualdad y el desarrollo armónico de todo el hombre y de todos los hombres; a compartir los esfuerzos y proyectos de los episcopados en los países pobres; a revisar nuestra vida y pastoral con nuestros sacerdotes, religiosos y laicos; a hacer públicas estas resoluciones para nuestros sacerdotes y feligreses”. La noticia de este pacto apareció en el diario francés Le Monde recién 3 semanas más tarde. Entre los firmantes había varios obispos de América Latina: 8 de Brasil con Helder Cámara a la cabeza, 5 de Colombia, 4 de Argentina (Alberto Devoto, Vicente Zaspe, Juan José Iriarte, Enrique Angelelli), 2 de Uruguay (Alfredo Viola y Marcelo Mendiharat), 1 de Chile (Manuel Larraín), 1 de Ecuador (Leónidas Proaño) y 1 de Panamá (Gregorio McGrath), con otros 7 europeos, 3 africanos, 2 de Oriente Medio, 1 de Canadá y otro de China. Las 13 propuestas fueron difundidas en distintos idiomas y enviadas al mismo Papa por manos del cardenal Giacomo Lercaro que había propuesto en  el Concilio la “Iglesia de los pobres”. Posteriormente se adhirieron al Pacto 500 obispos más. En el Concilio el grupo llamado de la “Iglesia de los pobres” al que pertenecían los 40, no logró sin embargo que se aceptaran sus propuestas. El Pacto de las Catacumbas fue un gesto profético que resonó en la Iglesia con un alcance profundo y duradero, sobre todo en América Latina y en el llamado “tercer mundo”; y es hoy como una bandera del Papa Francisco.

Un comentario en “ANIVERSARIO: PACTO DE LAS CATACUMBAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.