AUSTRALIA: EL SECRETO DE CONFESIÓN

En el estado de Tasmania se ha obligado por ley a los sacerdotes a denunciar ante las autoridades todos los casos de abusos de menores, inclusive los revelados en el confesionario. La norma prescribe para los que no obedecen una pena máxima de 21 años de cárcel o multas de hasta 3.360 dólares. Normas similares se están introduciendo también en otros estados. Las autoridades de la Iglesia afirmaron claramente que no violarán jamás el secreto de confesión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.