VATICANO: ¿“RERUM NOVARUM” DE NUESTRO TIEMPO?

Con una prefación de su puño y letra el papa Francisco presenta un libro que recoge 5 años de reflexión sobre el trabajo de miles de asociaciones a nivel popular que luchan contra la exclusión. El libro se titula: “La irrupción de los movimientos populares: Rerum Novarum de nuestro tiempo” y es curado por la Pontificia Comisión de América Latina.
El primer encuentro a nivel mundial de estos movimientos fue iniciativa del Papa y se realizó en Roma del 27 al 29 de octubre del 2014. El lema o consigna que les propuso el Papa es : “Tierra, techo y trabajo”. Su objetivo es luchar contra las causas estructurales de la pobreza en forma organizada y pacífica.

Según el Papa estos movimientos son “la palanca de una gran transformación social; protagonistas activos del futuro de la humanidad”. El Papa manifiesta su solidaridad incondicional con esta “rebelión pacífica” de la gente más humilde. La cólera de los pobres y la escucha de su clamor son un incentivo para superar la crisis de la democracia actual. Estos movimientos trasnacionales, transculturales y de distintas religiones que surgen desde las bases van construyendo un paradigma social alternativo, más justo y solidario. Como en el tiempo de la Rerum Novarum se nos presenta una nueva realidad: no ya de los explotados sino de los excluidos. Los excluidos son los trabajadores precarios y desocupados, los sin casa, sin techo, trabajadores de la calle, migrantes, indígenas cartoneros y recicladores de basura, obreros de empresas recuperadas, trabajadores no agremiados de la economía informal y sin protección legal; es decir las capas más pobres y marginadas de la sociedad. Son las víctimas de la cultura del descarte. La promoción de los más pobres como fuerza organizada hace esperar en otro mundo posible. Según el Papa, dentro de un cambio de época y en una sociedad cada vez más alejada de la ética,  “representan una gran alternativa social, un grito profundo, una esperanza de que todo puede cambiar; son como centinelas de un futuro mejor. Pueden representar una fuente de energía moral, para revitalizar nuestras democracias. Es la fuerza del “nosotros” que se opone a la cultura del “yo”. Se pregunta el Papa: “¿Qué le pasa al mundo de hoy que cuando se produce la bancarrota de un banco, de inmediato aparecen sumas escandalosas para salvarlo, pero cuando se produce esta bancarrota de la humanidad, no aparece ni una milésima parte de esa ayuda para salvar a tantos hermanos?”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.