VATICANO: “LA SIEMBRA DEL PROFETA”

Es el título de un libro del conocido teólogo español Andrés Torres Queiruga, escrito en colaboración con Michael David, monje benedictino francés; el subtítulo: “Papa Francisco y la Iglesia del futuro”. El libro empieza recordando lo dicho por el cardenal Carlo Maria Martini poco antes de morir: “En la Europa y en la América del bienestar la Iglesia está cansada, la cultura ha envejecido, nuestros templos son grandes y nuestras casas religiosas vacías, nuestros ritos y hábitos ostentosos. Somos como el joven rico que, triste, se aleja de Jesús. La Iglesia ha quedado atrasada de 200 años y no se sacude. Tenemos miedo en vez de coraje”.

Para renovar la llama de la esperanza se dice en el libro entre otras cosas: “Ha llegado desde el fin del mundo un Papa que quiere rejuvenecer a la institución combatiendo el clericalismo y el tradicionalismo. Se ha despojado de los símbolos del antiguo poder papal y se presenta como obispo de Roma. Francisco impulsa una renovación indispensable que se esperaba desde hace mucho tiempo. Él no quiere convocar un tercer Concilio, sino liberar las potencialidades y hacer fecundas las semillas del  último Concilio. Hay que retomar el camino interrumpido del Vaticano II y poner el Evangelio al centro de la vida cristiana, de la institución, del dogma y de una moral hipócrita que ve a Dios como padre-patrón, siempre listo a prohibir y juzgar; y no al Dios de la misericordia, del amor y el perdón”. Del otro lado los enemigos de Francisco no cesan de causar malestar en la Iglesia. Condenado a seis años de cárcel por violar a menores en los años 90, desde la cárcel el cardenal George Pell se compara al mismo Cristo por su inocencia y respalda la “excelente” crítica al Sínodo del cardenal Müller, condenando la “baja calidad” del documento de trabajo. El Vaticano le ha prohibido el ejercicio público del ministerio sacerdotal y cualquier contacto con menores.
Siempre hubo críticas a los Papas. Lo inédito es que hoy cardenales, llamados a ser los colaboradores más estrechos del Papa, lo ataquen tan abiertamente. Los tradicionalistas siempre han sido muy devotos de la autoridad del Papa. El Papa emérito Benedicto es leal a Francisco, pero hay una corte que lo rodea y lo manipula y le hace mucho daño a él y a toda la Iglesia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.