ITALIA: ULTRAJE A LA VIRGEN

imagen de Mauro Biani

Fue aprobado por el parlamento el Decreto de Seguridad de Salvini, lo cual significa impedir a las ONG el salvataje de náufragos en el Mediterráneo. El comandante del barco que viola la prohibición de entrada en los puertos italianos, será sancionado con multas de un mínimo de 150 mil euros a un millón y el barco será confiscado en forma inmediata por el reato de favorecer la inmigración clandestina.

El decreto va en contra de todos los tratados internacionales y de la misma constitución italiana. Salvini agradeció a la Virgen de Medjugorje por la victoria de su decreto que contiene normas discriminatorias e inhumanas; criminaliza además a las ONG que salvan vidas humanas. Frente a una oposición inoperante, la única junto a ACNUR y a los evangélicos es la Iglesia Católica con sus organizaciones la que actúa y llama a la resistencia no violenta. La CEI de los obispos ha hablado de “falsos profetas” y ha lamentado la blasfemia de que la Virgen pueda bendecir a un “Mediterráneo transformado en cementerio”. El jesuita Antonio Spadaro publicó una imagen de la Virgen con el salvavidas sobre una barcaza en el mar que reza y tiene los brazos abiertos para recibir a los náufragos. Los evangélicos italianos se han ofrecido a recibir a los prófugos rescatados por el barco Open Arms el 2 de agosto con 120 personas a bordo. Ningún país europeo abrió sus puertas; España este año ya recibió 15 mil inmigrantes, cinco veces más que Italia. También el Papa intervino con palabras contundentes: “Todos deben respetar los límites impuestos por el derecho internacional humanitario y la Convención de Ginebra. Hay que proteger la vida y la dignidad de las víctimas de la guerra y el terrorismo”. Y hablando de los nacionalismos soberanistas en una entrevista a La Stampa dijo: “El soberanismo es una actitud de cerrazón, aislamiento. Estoy preocupado porque se escuchan discursos que parecen los de Hitler en 1934: primero nosotros, nosotros..; son pensamientos que dan miedo. El soberanismo lleva a la guerra. El mecanismo mental debe ser: primero Europa y luego cada uno de nosotros. Cuenta más Europa; el todo es superior a las partes”. Salvini, que se sintió aludido, en una entrevista a “Il Giornale” el día después respondió: “No estamos más en los años treinta. En nuestro país no hay ningún Hitler en el horizonte y a quien gobierna en Italia lo eligen los italianos”. Aún así negó que haya contrastes reales con la Iglesia más allá de algún exceso polémico y volvió a repetir que, a pesar de ser el último de los buenos cristianos, sería un gran honor para él encontrarse con el Papa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.