SÍNODO PANAMAZÓNICO: ¿HOMBRES CASADOS, SERÁN SACERDOTES?

El vaticanista Sergio Rubin escribe en “Valores Religiosos”: “El pontífice podría dar la luz verde a que hombres casados de probada fe, los llamados en latín “viri probati”, puedan ser ordenados sacerdotes en zonas donde su escasez es muy severa”, como en el caso de Amazonia.

“En rigor no sería hoy algo del todo novedoso porque en el catolicismo de rito oriental se ordena a hombres casados; y sacerdotes anglicanos casados son aceptados en la Iglesia Católica. Más aún: la ordenación de los “viri probati” constituía una práctica habitual en las primeras comunidades cristianas, que eran las que elegían a sus ministros. El hecho de que el 70% de las comunidades de la región amazónica no tengan acceso a la misa dominical, es grave”. Según el profesor universitario de teología p. Ignacio Perez del Viso “el bien espiritual de los fieles tiene prioridad sobre las leyes de la Iglesia que son modificables como la del celibato de los curas. A veces damos como razón del celibato el poder dedicarnos enteramente a las tareas religiosas. Pero los sacerdotes casados nos miran asombrados como si ellos no pudieran entregarse completamente a su vocación, igual que otros profesionales que dejan la vida en su servicio a los demás. La dificultad que ven algunos es que una excepción zonal, como la amazónica, pronto podría extenderse a otras regiones de América Latina, África y Asia. Se teme que esto lleve a desvalorizar el carisma del celibato, que fue el estilo de vida de Jesús y de la mayoría de los primeros apóstoles. Nacería además una desigualdad al interior de la Iglesia sobre un punto muy importante”. El cardenal Claudio Hummes asegura que “cuando hay grandes cambios, siempre hay resistencias. Eso muestra que el pontificado de Francisco es significativo”. Para el Sínodo de octubre (del 6 al 27), ya hubo una consulta de base con 80 mil aportes. Eso muestra que el Sínodo, con la nueva metodología, no es una cosa de especialistas. El gobierno de Brasil quería participar porque teme que sea un riesgo para la soberanía nacional. El argumento que se emplea es que la Iglesia quiere detener el progreso; pero en realidad se lucha contra las grandes compañías mundiales que hacen dinero a costa de la gente  y de la ecología. Por eso el teólogo Víctor Codina advierte sobre el otro riesgo de que los medios de comunicación desvíen su foco de atención de los temas indígenas y ecológicos, siempre conflictivos, para centrarse en la problemática intra-eclesial de la ordenación de varones y de los ministerios de las mujeres. Un hecho parecido ya pasó en el Sínodo de la Familia. “No se puede dejar de hablar del sistema económico y político que genera marginación y muerte de los pueblos pobres y destruye la naturaleza”, advirtió el teólogo jesuita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.