VIII ENCUENTRO DE COMUNIDADES ECLESIALES DE BASE

Foto: colibritumpa.blogspot.com

El sábado 18 del pasado mes de mayo, comenzamos más de 400 hermanos/as,  el VIII ENCUENTRO NACIONAL DE COMUNIDADES ECLESIALES DE BASE, en el colegio Maturana de los Salesianos, en Montevideo. Estaban presentes la Diócesis de Salto, de Mercedes, de Melo, de Maldonado-Rocha, de Canelones y de Montevideo. También vino una delegación de Brasil y dos teólogos jóvenes de Argentina.

Durante todo el encuentro fuimos leyendo en el libro de los Hechos de los Apóstoles, capitulo 10, el encuentro entre Pedro, su comunidad y la familia de Cornelio, un capitán Romano.

  • Fuimos viendo cómo “Se dejaron sorprender”, … “se pusieron en movimiento impulsados por el Espíritu”, …“eso modifico su practica” y … entonces “recrearon su experiencia de Dios”.
  • Eso los impulsó, sobre todo a Pedro y a los suyos a DES-APRENDER muchas cosas para comprender lo que el Espíritu les estaba pidiendo.
  • Por eso nos llevamos el desafío de ir al ENCUENTRO del otro, de igual a igual, confiando que Dios esta actuando en todos/as y así seguir aprendiendo a hacernos hermanos/as, desaprendiendo formas de compartir el Evangelio, que ya no van mas.
  • Se trata de un encuentro de ida y vuelta, donde todos nos enriquecemos.
  • Confiamos que nuestras comunidades puedan con-moverse… sigan aprendiendo a escuchar, abrirse y compartir con sencillez esta manera de seguir a Jesús, descubriendo las Buenas Noticias que traen otros/as, por el solo hecho de ser humanos.

 

La canción que nos acompañó durante todo el encuentro fue “La belleza de la trama”, de Humberto Pegoraro, poeta Uruguayo.

Se las comparto porque la canción complementa lo que fuimos descubriendo gracias al libro de los Hechos. Sientan la canción…

 

“Cuanto más hilos se trenzan,
más hermoso es el diseño,
reflejando los colores
que pintan el universo.
La belleza de la trama
le viene de lo complejo

 

Requiere mucha paciencia
hacer un tejido nuevo.
Hay que ponerle coraje,
bordar gozo y sufrimiento
con la fuerza de tus manos,
los latidos de tu pecho.

 

HAY QUE INAUGURAR TALLERES
DONDE VIVA LO DIVERSO,
REFUGIOS DE LA ESPERANZA,
LUGARES DE NACIMIENTO,
DONDE NADIE QUEDE AFUERA
DE LA FIESTA Y EL ENCUENTRO.

 

Remendemos los desgarros
que nos va dejando el tiempo.
Es hora de ir anudando
y juntarse en el intento
desatando aquellos nudos
que nos fueron sometiendo.

 

No hay tarea más urgente,
que tejer junto a mi pueblo
las redes de la justicia
que nos vayan sosteniendo,
hilvanando la utopía
con los hilos de sus sueños.”

En sus versos fuimos viendo los desafíos que tenemos por delante.
Seguiremos inaugurando “talleres”, “donde nadie quede afuera de la fiesta y del encuentro”.

 

Foto: colibritumpa.blogspot.com

¿Cómo logramos todo esto?

  • Todo el proceso de preparación, que comenzó en la primavera del año pasado… y lo retomamos con fuerza en marzo, significó el trabajo de cada comunidad para poder viajar y hacer el trabajo previo que Pablo Guerra (Sociólogo) ayudó a poder “VER” la Realidad a traves de las canciones. Fue muy importante el trabajo de la articuladora en cada Diócesis.
  • Aquí en Montevideo en la Articuladora Arquidiocesana, fuimos armando muchos equipos para “que nadie quede afuera de la fiesta y del encuentro”. Muchos hermanos/as pusieron manos a la obra para realizar esta gran obra colectiva.
  • En la mañana del sábado después de una cálida celebración de Bienvenida, Pablo Guerra nos ayudó a través de las 50 canciones que le hicimos llegar, a Ver-Sentir nuestra realidad con sus virtudes y problemas, con sus luchas y esperanzas. Trabajamos en grupos y después del almuerzo…
  • La murga “La Reciclada” de la Parroquia de la Cruz de Carrasco, nos regaló cómo ellos/as ven al discípulo/a de Jesús compartiendo Su Fuego en estos tiempos. Dos raperos de la Casa Joven Rompecabezas, de Santa Gema: Lucio y Jonathan, nos ayudaron a leer las palabras claves que brotaron de los grupos. A través del canto nos fuimos conmoviendo con esta realidad de la que somos arte y parte. Fue muy lúcido y creativo el trabajo artesanal de Pablo Guerra.
  • Durante la tarde del sábado, los teólogos jóvenes argentinos, Diego Sánchez y Francisco Bosch, “pusieron todo en la cancha”. Ellos nos ayudaron en el “Juzgar”, descubrimos cómo se fueron narrando los Evangelios de ayer y los Evangelios de hoy, porque el Espíritu sigue escribiendo con nosotros. Desde hace 2000 años que venimos entretejiendo nuestros “evangelios” en la urdimbre de estos cuatro Evangelios: Marcos “El cuentista”, Mateo “El abogado”, Lucas “el historiador” y Juan “el poeta”. Por eso en la ambientación junto al Cirio estaba el TELAR. Antes de partir a casa, nos “hablamos” mirándonos a los ojos, para seguir aprendiendo a percibir cómo Dios nos sigue entretejiendo.
  • En la noche nos regalamos la posibilidad de recibir en cada casa, como Pedro hizo con los enviados de Cornelio, a los hermanos/as que vinieron del interior. Cientos de historias de fraternidad se habrán tejido al calor de cada mesa. Una vez más volvimos a vivir lo que cantamos: “Mi hogar es una mesa, un vaso de vino. Cualquier lugar, mi casa al partir el pan, tu ternura me salva de toda muerte, mi vida está empeñada en Resucitar”.
  • El domingo de mañana compartimos en clima de oración, todos en círculo bien cerca pero charlando entre dos, cayendo en la cuenta de lo todo lo que estaba latiendo en el corazón. Ahí terminamos de leer el Capítulo 10 del libro de los Hechos, del encuentro entre Pedro, Cornelio y los suyos. Lo meditamos juntos.
  • Entonces Pablo Bonavía, con toda su serenidad y profundidad, nos ayudó a hacer memoria del camino que hicimos desde el sábado de mañana hasta ese momento y cómo estamos provocados por el Espíritu a des-aprender como Pedro, para encontrarnos con tantos “Cornelio” que están cerca nuestro. Cuánto hay que aprender de sus búsquedas y cuánto podemos crear y recrear juntos, para que haya vida, pero vida en abundancia, al decir de Jesús. Nos alentó para dar el paso del “Actuar”.
  • Antes del mediodía, nos fuimos por Diócesis y en subgrupos nos hicimos estas dos preguntas:

 

  1. ¿Quiénes son “los Cornelio y su gente (contexto)”, desde los que hoy, nos convoca el Espíritu de Jesús?. ¿Qué valoramos de ellos?

 

  1. Pedro, su comunidad y Cornelio, familia, los amigos mas íntimos,
    • …Se dejaron sorprender
    • … se pusieron en movimiento impulsados por el Espíritu
    • … eso modificó su práctica…
    • … y recrearon su experiencia de Dios…
    • comunidades convocadas y conmovidas…

 

Nosotros/as hoy, en nuestras comunidades… (Tengamos presente que las propuestas que hagamos, son dirigidas a nosotros mismos, no a otros)

a. ¿Qué tenemos que “desaprender”: modificar-romper-transformar (como hicieron Pedro y Cornelio) … para cambiar la mirada y descubrir lo que Dios hace hoy en nuestra realidad?

 

b. ¿Qué iniciativas-acciones pueden ayudarnos a poner en práctica, en nuestras comunidades, esto que acabamos de conversar-reflexionar?

 

  • Los secretarios fueron haciendo la síntesis de todo lo trabajado.
  • Después del almuerzo, nos encontramos de a dos, con alguien que no pude charlar hasta el momento, que su pañuelo sea de otro color (cada Diócesis tiene un color) y compartimos, qué buenas noticias nos llevamos de este encuentro. Al finalizar nos bendecimos los unos a los otros y nos regalamos los pañuelos.
  • Hicimos una puesta en común de lo que tenemos que “DES-APRENDER”… cada Diócesis, la consigna 2b.
  • Y… a las 16hs teníamos el corazón preparado para Celebrar la Eucaristía. Algunos/as hermanos/as se sumaron, entre ellos los obispos: Pablo Jourdan, Orlando Romero (emérito). Vale decir que durante todo el encuentro nos acompañaron Daniel Sturla y Heriberto Bondeant; y todo el sábado estuvo el obispo de salto Fernando Miguel Gil. Celebramos de una manera simple y profunda todo lo vivido. Daniel nos envió a seguir aprendiendo a ser comunidades sencillas y servidoras en salida.

 

Para terminar, quiero contarles que al ir a saludar a los hermanos/as que se volvían al interior, todos/as estaban muuuuuuy agradecidos/as por lo vivido, estábamos muy entusiasmados/as, es decir: “Llenas de Dios”, la presencia del misterio nos abrazó.

 

Y por último quiero destacar el servicio de los voluntarios/as, su frescura, su disponibilidad, su alegría, su buena onda, tooooooodo el tiempo. Jóvenes de los talleres Don Bosco, de los Scout de nuestras parroquias, que estuvieron todo el tiempo desparramando alegría.

 

Los días 18 y 19 de mayo en Maturana, más de 400 personas pudimos vivir un ACONTECIMIENTO con mucho sabor a Evangelio, inauguramos un taller donde vivimos lo diverso y nadie quedó afuera de la fiesta y del encuentro. Lo vivimos para seguir replicándolo ahí donde estamos.

Que el Espíritu de Jesús nos siga inspirando, nos dé coraje, lucidez y creatividad para seguir andando, nomás.

 

Su hermano, Carlos Saracini, cp
(Misionero Pasionista. Parroquia Santa Gema).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.