ELECCIONES EUROPEAS: EL TRIUNFO DE SALVINI

La ola antieuropeista ha ganado tan solo en Italia, Polonia, Hungría y ha obtenido una leve victoria en Francia. La gran mayoría de los 28 países de Europa se ha manifestado en favor de la unión europea; se han destacado sobre todo los partidos ambientalistas y liberales. Los populismos han crecido en algunos países, pero en otros han disminuido. En Italia, donde el año pasado los inmigrantes que llegaban han disminuido 80% y los restantes ilegales fueron devueltos a Libia, ha triunfado el ministro Matteo Salvini.

A Salvini que ha vuelto a mostrar los símbolos religiosos del rosario y de la cruz diciendo que le habían dado la victoria, el arzobispo Giovanni Ricchiuti, presidente de Pax Christi, contestó: “Italia es un estado laico y como nosotros no podemos entrar en campos que no nos corresponden, exigimos lo mismo del otro lado al usar, de forma equivocada y oportunista, los símbolos religiosos”. La revista “Famiglia Cristiana” habló de un “ejemplo de instrumentalización religiosa para justificar la violación sistemática de los derechos humanos en nuestro país”. Al referirse a la situación italiana el presidente de la Conferencia de Obispos Europeos (COMECE) Jean-Claude Hollerich dijo: “En Italia lo que dice la Iglesia no ha sido tomado en serio y los católicos no se han sentido representados en política Por eso si alguno muestra un rosario o algo parecido, la gente, muchas veces de un catolicismo tradicional y de costumbre, dice: “por fin hay un político creyente”. En Italia la Lega es el partido más fuerte, pero eso no quiere decir que la mayoría de la población piense igual. Italia tuvo en los últimos años una grave crisis económica. La gente es más pobre que hace diez años, mientras que en los demás países de occidente no ha sido así (el nivel de vida ha mejorado). Por eso la gente siente el problema y ha votado por el que ha hecho más promesas. Además hay que reconocer que Europa, en la cuestión de los inmigrantes, ha dejado solas a Italia y a Grecia”. En realidad entre los católicos practicantes en Italia hubo un 52% de abstención. Por su parte el jesuita Bartolomeo Sorge escribió: “Italia es ahora leguista; ya no es cristiana. El leguista dice: “Primero los italianos”; el cristiano: “Primero los últimos”. No basta besar en público un crucifijo; lo hizo también Judas”. Inmediata la reacción de Salvini: “Solo me falta la excomunión; pero no pienso tener lepra o peste”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.