VATICANO: PREMIO NOBEL CON EL PAPA

Denis, en su trabajo

Se trata del médico y activista congoleño, especialista en ginecología y obstétrica, Premio Nobel de la Paz 2018, Denis Mukwege que se encontró con el papa Francisco el pasado 23 de mayo. He aquí sus declaraciones: “Francisco conoce muy bien los problemas del Congo y se interesa por los más humildes. Creo que enseñar a la gente los valores del amor y del respeto, considerar al ser humano creado a imagen de Dios, una dignidad que todos tenemos, es lo más importante…

Estos son grandes valores que se están perdiendo. Debemos encontrar absolutamente los medios para colaborar con los hombres de Dios para que se crezca en esa dignidad que Dios nos ha dado. La mujer no es un ser inferior; es igual al varón y Dios la creó a su imagen. Después de años en los que viví prácticamente en el quirófano, ahora dedico el 50% de mi tiempo a informar al mundo de lo que está sucediendo en el Congo, un país martirizado desde hace más de 20 años. Perdimos más de 6 millones de personas por las masacres, el hambre, la falta de atención pública. Cientos de miles de mujeres han sido violadas. Espero que con todas las personas que rezan y actúan, algún día habrá paz y los niños puedan crecer sin miedo, ir a la escuela y llegar a ser personas felices”. Denis Mukwege trabaja en el hospital de Bukavu, en el Kivu del Sur, donde se dan las peores masacres de bandas armadas en busca del coltan y del oro. Asegura haber curado y salvado a 50 mil entre mujeres y niñas, víctimas de violaciones. Las violaciones colectivas de mujeres son una arma de guerra para los soldados ya sea del ejército nacional como de las bandas; y con total impunidad.  Mukwege también procura asesoramiento psicológico y jurídico. “La violación sexual no solo destruye el cuerpo, sino que destroza el alma y rompe cualquier relación con la familia. Son mujeres devastadas, destrozadas, brutalizadas”, afirma. Fue a la ONU para denunciar estas aberraciones. En 2012 escapó a un ataque de hombres armados y se refugió en Europa con la familia; ya el año siguiente estaba de vuelta. En 2014 recibió el Premio Sajarov. No teme la muerte; después de 20 años de lucha solo espera la resurrección para su país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.