MÉXICO: NUNCIO COPPOLA: VIRUS DEL CLERICALISMO

A los 130 obispos reunidos en la 107 asamblea de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Franco Coppola, nuncio apostólico desde octubre de 2016, sentó las prioridades pastorales y los vicios que, a su juicio, impiden el desarrollo dinámico de la Iglesia. Mujeres, jóvenes y pobres son, a juicio del nuncio, los sectores sensibles emblemáticos o significativos en el cambio de época latinoamericano,grupos que pueden reactivar las energías sociales de la región.

Hay que acabar con la “servidumbre de las mujeres” que puede anidarse al interno de la institución; aprovechar el entusiasmo y energía de los jóvenes y escuchar el grito de los pobres para que la Iglesia les tienda la mano: “No honren al Cristo eucarístico con ornamentos de seda, mientras fuera del templo descuidan a ese otro Cristo que sufre por frío y desnudez”, dice san Juan Crisóstomo. El azote de los abusos sexuales cometidos ha llevado a los obispos a un especial examen de la cuestión y el nuncio Coppola afirma que las causas pueden detectarse especialmente en el clericalismo. El nuncio advierte a los prelados mexicanos sobre la formación de los candidatos al sacerdocio. A juicio de Coppola, los actuales sacerdotes ven en su ministerio el ejercicio más de una profesión que el de la opción de vida: “Me parece que nuestros presbíteros carecen de una real “formación a la paternidad … Cuando escucho de día libre semanal, en el que ni siquiera se celebra la Misa; cuando escucho de vacaciones; cuando escucho de horario para atender a los feligreses, me pregunto: ¿acaso los padres tienen un día libre por semana? ¿Hacen vacaciones sin sus hijos? ¿Tienen horario de atención para ellos? Sin darnos cuenta, estamos transformando nuestra misión de “Padres”, como nos lo recuerda nuestro pueblo, en una profesión…No se trata de formar administradores o ni que un grado de especialización en teología los convierta en personas aptas para el ministerio; hay que formar padres, amigos, compañeros de camino, testigos de Jesús”. Sugirió la conveniencia de unificar seminarios diocesanos en seminarios provinciales, “para asegurar mayores recursos y una formación de mucha mayor calidad”. El gran mal que viene paralizando a la Iglesia, el clericalismo, equivale quizá a una de las plagas bíblicas del Éxodo; virus, según Coppola, incubado durante siglos. “Una enfermedad que representa la “es-clero-sis” de la Iglesia; un sagrado “despotismo ilustrado” de quienes piensan y deciden: hago y deshago, organizo y desorganizo, pongo y compongo, apruebo y desapruebo, incluyo y excluyo… La tarea de los portavoces del clericalismo consiste en crear un público pasivo y obediente, no un colaborador participante en la toma de decisiones; lo que pretenden es edificar no una “iglesia doméstica”, sino una “iglesia domesticada”. El clericalismo al usar al laicado instrumentalizándolo, haciéndolo máquina que se mueve a las órdenes del estamento clerical, hace que el laicado no reconozca los signos de su dignidad: “En América Latina, por ejemplo, el clericalismo es muy fuerte, muy marcado. Los laicos no saben qué hacer y se pregunta al sacerdote… Es muy fuerte. Y por esto la conciencia del papel de los laicos en América Latina está muy atrasada. Efectivamente, afirma Coppola: “Sin darnos cuenta, hemos generado una elite laical creyendo que son laicos comprometidos solo aquellos que trabajan en cosas “de los curas” y hemos olvidado, descuidado al creyente que muchas veces quema su esperanza en la lucha cotidiana por vivir la fe. Estas son las situaciones que el clericalismo no puede ver, ya que está muy preocupado por dominar espacios, más que por generar procesos”. Coppola lamentó también que las parroquias no tengan consejos de asuntos económicos y traten como “mandaderos” a los laicos. Afirma: “El antídoto contra este veneno del clericalismo es la sinodalidad, es decir caminar juntos, lo que supone consulta y escucha permanente de todo el pueblo de Dios y corresponsabilidad a todos los niveles”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.