ARGENTINA: CURAS VILLEROS y LA PLAGA DEL DESEMPLEO

Los curas villeros de Capital y del cono urbano emitieron una declaración en vista del 1ro. de Mayo “haciéndose eco de lo que vive la gente en nuestros barrios”. Firman el documento el obispo villero Gustavo Carrara, 30 sacerdotes y algunas religiosas que viven y trabajan en las villas de emergencia.

Escriben en sus más importantes párrafos: “La crisis que pega en la clase media, impacta mucho más en los sectores más humildes. Han bajado mucho las changas y los trabajos que los pobres hacen  en hogares de clase media. Esto hace que decaiga la economía popular y el cooperativismo. Hay un marcado aumento del desempleo y la precarización laboral, falta de ingresos y desánimo social. La persona que no trabaja está herida en su dignidad, siente que está de sobra, que está descartada. Resulta doloroso ver que mientras unos se dedican a la especulación financiera, muchos pierden el trabajo. Es urgente enfrentar la plaga del desempleo. Los planes sociales son necesarios en momentos como este, pero lo fundamental es recuperar un empleo digno para las familias más desfavorecidas”. Denuncian una pobreza estructural de varias décadas, que se sigue agrandando la brecha entre ricos y pobres, que la gente no avizora un futuro de esperanza. Piden a las autoridades dar pasos contundentes en favor de los más postergados y exigen a los candidatos para las próximas elecciones que expliquen al pueblo cómo piensan generar empleo y qué propuestas hacen para mejorar la economía popular. En un documento anterior los mismos firmatarios defendían a los movimientos sociales “compuestos principalmente por personas pobres y humildes que luchan duramente para sobrevivir en el marco de la economía popular. Cada familia tiene derecho a un trabajo, a un pedazo de tierra y a un techo. En las villas, que ahora se están transformando en barrios, nunca hubo presencia del estado; por eso se han infiltrado el narcotráfico y la droga, cuyas consecuencias los villeros y sus hijos son los primeros en sufrir”. En 2018, según datos de la Universidad Católica, solo el 41% de la población económicamente activa disfrutó de un empleo pleno, el 27,2% de un empleo precario, el 18,6% vivió en el subempleo, el 9,9% sin trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.