EUROPA: CRISIS DE LA UE: ¿HACIA UN POPULISMO NACIONALISTA?

La Iglesia europea lanzó la alarma. La Unión Europea puede deshacerse, si es víctima de la nueva ola  populista y antidemocrática. Personajes como el norteamericano Steve Bannon, ideólogo de Donald Trump y de un cristianismo fundamentalista, la francesa Marine Le Pen, el italiano Matteo Salvini y el ruso Aleksander Dugin son los líderes de esta ola en Europa. El clima se está calentando en vista de las elecciones para el parlamento de Estrasburgo.

El Parlamento Europeo que representa a los 500 millones de ciudadanos europeos es el organismo más importante de la Unión Europea (UE) con más de 700 eurodiputados. Las elecciones serán del 23 al 26 de mayo. El Parlamento entre otras cosas tiene el poder de decidir y aprobar leyes para toda la Unión. Los nacionalistas populistas acusan de todos los males que hay en Europa a los inmigrantes y a la misma UE. También la desocupación creciente de los jóvenes y la frustración con los partidos políticos democráticos, acrecen el malestar y la tentación de ideologías totalitarias. El obispo Jean Claude Hollerich, presidente de los obispos europeos (COMECE) ha acusado a ciertos personajes de “practicar una falsa religiosidad que niega lo fundamental del Cristianismo que es el amor de Dios y el amor al prójimo. El amor no puede existir sin libertad. El bienestar parece haber desaparecido y múltiples miedos recorren Europa; miedos que llevan al populismo, a desestabilizar la democracia y a debilitar la Unión. El proceso de integración europea no suscita más el entusiasmo del pasado”. También el papa Francisco en su viaje de regreso de Marruecos dijo: “Los populistas siembran el miedo y el miedo es el comienzo de las dictaduras. Es lo que sucedió con la caída de la república de Weimar y el triunfo de Hitler”. El populismo, más que una ideología, es una forma de ejercer el poder en nombre del pueblo e instrumentalizarlo al mismo tiempo. Puede ser de derecha como de izquierda. En Europa la crisis inmigratoria y anti islámica alimentó la formación de partidos populistas de extrema derecha en Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Polonia, Francia, Holanda, Italia.. Son grupos cerrados que repiten los mismos eslóganes, que pretender uniformidad y orden, luchan contra la política tradicional; son como la antesala del totalitarismo. En su faz religiosa, recuerdan el lema “Dios patria, hogar”, muy conocido entre nosotros en América Latina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.