DIACONADO FEMENINO: HABLA UNA TEÓLOGA

La teóloga española y religiosa María José Arana hizo estas declaraciones sobre el diaconado femenino. He aquí algunos extractos: “La existencia en la Iglesia antigua de las diaconisas está más que probada; quedan huellas de algunas ordenaciones diaconales de mujeres, de sus símbolos y funciones, así como del paso que se fue dando hacia mujeres de otras instituciones como abadesas, etc…. Ahora bien, siendo el pasado de trascendental importancia, y hay que profundizar en ello, sin embargo la Iglesia tendría que plantearse estos asuntos desde una perspectiva que, arrancando del pasado, interprete el presente mirando hacia el futuro. Es decir con una comprensión dinámica y evolutiva del Evangelio, la Tradición y la Historia, cuya relectura y aplicación ha de hacerse en cada tiempo y contexto.

Suelen decir que cuando se nombra una Comisión es mala cosa, porque se hace para que todo siga igual, pero creo que en esta ocasión funcionará. Me parece bien que sea paritaria -compuesta por seis hombres y seis mujeres – aunque tengo que reconocer que me hubiera gustado que estuviera coordinada por una mujer; pero todo no ha podido ser. Los componentes provienen de entornos distintos; son profesores de universidades en activo y eso es muy importante. También son bastantes favorables a establecer el diaconado en la Iglesia; son gente sensible al tema.
Es verdad que Pablo VI consultó con la Comisión Bíblica y le dijeron que no había ninguna dificultad para la ordenación, que no encontraban ningún obstáculo según la Biblia, pero el Papa escuchó y no actuó. Ahora si la iniciativa de la Comisión ha surgido del propio Francisco tendrá oídos para oír, para atender lo que digan los expertos porque de otro modo no hubiera nombrado una comisión; su propia creación ya es un acto revolucionario de Bergoglio que en su entorno tiene también que solventar muchas dificultades para sacar adelante sus iniciativas consideradas por muchos obispos como excesivamente progresistas. En España hay 23.071 parroquias, de las que por lo menos 5.000 no cuentan con un sacerdote residente estable. Las mujeres por mayoría, son las que están rescatando la Iglesia católica. Por eso el diaconado femenino, como dice el Papa, es el primer paso, pero no el último ni mucho menos; poco a poco hay que caminar hacia adelante. Por otro lado al hablar de diaconado se insiste en lo que pueden hacer o no hacer las mujeres. Y realmente no creo que sea cuestión de darles más o menos trabajos. El tema clave radica en el reconocimiento oficial. Con la creación de la Comisión el Papa ha abierto una puerta cerrada a cal y canto. Tras ella se inicia un camino dirigido a la atención pastoral y a valorar como ministerio lo que solo se consideran tareas a menudo infravaloradas “porque las hacen las mujeres”. Son muchas las mujeres que sienten la llamada de Dios. Nadie se ha preocupado por preguntarles y profundizar con ellas el sentido de esa invitación interior. Y esta es una seria responsabilidad. El protagonismo y la jurisdicción sobre la Iglesia la tienen los varones; todo lo llevan ellos. Por eso es necesario que haya mujeres en la dirigencia. Porque en ocasiones el varón no entiende bien los problemas de las mujeres y precisamos que las mujeres ayuden y acompañen a las mujeres de hoy, que vivan sus problemas; eso es vital. Tenemos una moral sexual y unas orientaciones que se nota que están hechas por varones. Eso hay que cambiarlo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .