Feliz Navidad

¡Dios se hace Hombre!
Y transita por este mundo, hecho carne, sentimiento y dolor, constancia y liberación.
Nos da aliento en las luchas cotidianas, de los pueblos que caminan por las rutas necesarias del compromiso y del derecho a una vida digna.
Desde Umbrales le ofrecemos nuestro corazón como pesebre y cuna de sus sueños que son los nuestros. Nuestra ofrenda es el esfuerzo cotidiano por construir sin pausa una realidad donde las cosas pueden ser de otra manera. Campean sobre nuestra tierra las ambiciones imperiales, los abusos de poder y una agresión que asedia y desgarra la identidad y la cultura propia, violencias que vulneran al ser para atarlo a la desdicha.
Nuestra revista quiere ser ejemplo solidario hecho cotidianidad, para que sea Él quien viva en nosotros a través de una Misión que nos caracteriza y nos define desde hace 28 años como una publicación crítica, eclesial, profundamente humana. Escribir sobre todos los temas con el respeto y el nivel que merecen nuestros lectores, razón de ser de nuestra pastoral y a quienes tanto tenemos que agradecer. Este modo de “ser Umbrales” nos ha permitido tender brazos y manos a los débiles y olvidados (a veces también por nuestra Iglesia) y dar batallas que sabemos de antemano que no están perdidas porque Dios es eternamente con nosotros y nosotras.
Esta Navidad es un renacer de Umbrales… agradecer a los lectores que siempre acompañan la propuesta y a los nuevos amigos que se incorporan al equipo trayendo dinamismo y aire fresco… gente linda y comprometida con un amor insubordinable por los demás, con la suficiente capacidad de ser críticos y con una armonía activa que redundará en más contenidos de calidad para seguir pensando y actuando en dirección a una vida más justa, más libre y más auténticamente plena.

Con la interna algarabía de ser convocados a pregonar que Dios sigue al firme su eterna lucha contra el mal uso de la libertad que nos concedió, en nuestro pesebre que llamamos UMBRALES, reafirmamos nuestra voluntad de “hacer viral la palabra y el ejemplo de Jesús”. Recibe nuestro abrazo navideño.

Pesebre en la ciudad siria de Homs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.