(Europa) TEMPLOS CERRADOS: “AYUDAR A LOS POBRES”

Los datos recogidos en 2015 por el diario Wall Street Journal, dicen que en Inglaterra cierran unos 20 templos católicos por año. En Holanda se estima que dos tercios de las 1600 iglesias católicas serán cerradas en los próximos diez años; en los Países Bajos se cerrarán 700 iglesias en los próximos cuatro años. Hay iglesias que han sido transformadas en discotecas, restaurant, tiendas, clubes… En Alemania se cerraron más de 500 iglesias entre 2000 y 2017; un tercio fueron demolidas (140 edificios) y el resto vendidas o destinadas a otros usos. Refiriéndose a los 24 mil templos y capillas que hay en el país, los obispos alemanes han sin embargo advertido que “la demolición debe ser la última opción”. Se calcula que dentro de diez años, católicos y luteranos tendrán un déficit de 14 mil entre párrocos y pastores y 7 mil de los 13.500 centros pastorales quedarán vacantes. Actualmente se busca llenar los vacíos con clero traído de África y la India (lo que no agrada al Vaticano). Se olvida que hay servicios litúrgicos que pueden ser guiados por laicos. Hay que tener en cuenta la opinión y el sentimiento de los feligreses para su casa de oración; cuando un templo es abandonado, muchos fieles no van más a ninguna parte. Un templo debe conservar su dignidad no solo religiosa sino cultural e histórica. Estas y otras consideraciones  se han escuchado en una conferencia internacional en la Universidad Gregoriana de Roma. En su mensaje el Papa dijo que “la venta no debe ser la primera y la única solución en la que pensar en el caso de iglesias que ya están cerradas por falta de fieles o de clero o por una diferente distribución de la población en las ciudades o zonas rurales”. El Papa pide a los obispos no vender iglesias para que se conviertan en ocasión de escándalo para los fieles. Se dan directrices para que en la venta o reutilización de las iglesias se asegure la conservación de su herencia cultural y beneficie a la comunidad, y no al comercio. Cuando unas iglesias son convertidas en discotecas, heladerías, etc. o demolidas, si no pueden ser entregadas a otra confesión cristiana, al menos se las use para fines culturales o sociales: un museo, una biblioteca, sala de conferencias… El Papa no pone obstáculo para vender bienes de la Iglesia si es para dar de comer a los pobres y hacer obras de caridad; hace el ejemplo de san Lorenzo que vendió preciosos objetos de culto para distribuir las ganancias a los pobres. “Los bienes de la Iglesia, en particular los bienes culturales, no tienen valor absoluto; en caso de necesidad deben servir al mayor bien del ser humano, especialmente al servicio de los pobres”, dijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.