(VATICANO) REUNIÓN CUMBRE

En preparación a la Cumbre en el Vaticano de los presidentes de las 130 Conferencias Episcopales mundiales del 21 al 24 de febrero sobre el tema de los abusos del clero, ha sido constituido por el Papa el comité organizador. Este queda constituido por los cardenales Blaise Cupich de Chicago y Oswald Gracias de Bombay, por el arzobispo maltés Charles Scicluna y el sacerdote jesuita Hans Zollner. Scicluna ha sido nombrado recientemente secretario adjunto de la Congregación Pontificia de la Doctrina de la Fe y el p. Zollner es presidente del Centro de Protección de Menores de la Universidad Gregoriana de Roma e integrante con O´Malley de la Pontificia Comisión por la Tutela de Menores.

La Cumbre anti-abusos de febrero discutirá sobre la “protección de los menores en la Iglesia”. A ella participarán también los jefes de la Iglesias Católicas Orientales, representantes de la Curia Vaticana y de la Vida Religiosa. Zollner será el referente y el Papa presenciará el debate los cuatro días. El trabajo del comité organizador consistirá en consultar a los expertos, a las víctimas, a hombre y mujeres de cultura; y preparará un cuestionario. Por primera vez el Papa quiere reunir a los representantes de todos los episcopados del mundo porque el tema es universal, afecta a toda la Iglesia y también porque se espera que sirva al conjunto de la sociedad en áreas vulnerables como la familia, la escuela, el deporte etc. La propuesta salió de la Pontificia Comisión por la Tutela de los Menores, fue discutida en el C9 y aceptada por el Papa. Dijo Zollner: “Queremos trabajar por una mayor transparencia, inclusive con la publicación de los nombres de curas acusados de abusos, apoyando a las autoridades civiles y a la Justicia y sobre todo con una atención pastoral específica a las víctimas en colaboración con los laicos”. El objetivo más concreto de la Cumbre es que la Iglesia de cada país se haga responsable frente a este problema, sin pretender que todo se resuelva en Roma, con el consiguiente retraso de las soluciones. Añadió Zollner: “Ni los abusos ni los encubrimientos pueden ya ser tolerados. Exceptuar en esto a los obispos sería una forma de clericalismo intolerable”. Por su parte la Unión Internacional de Superioras Religiosas que representa a más de 500 mil monjas en el mundo denunció “la cultura del silencio y del secreto con respecto a los casos de abusos”, instó a todas las religiosas a denunciar los delitos a las autoridades civiles y penales, se comprometió a ayudar y a acompañar a las víctimas. El comunicado se debería, según algunos comentadores, a que las agresiones contra religiosas por parte de sacerdotes y obispos también van tomando estado público, aunque el documento no se refiera expresamente al clero y habla de todos los tipos de abusos: sexual, verbal, emocional o por el uso inapropiado del poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.